_Fútbol femenino

La demoledora carta de Verónica Boquete por no ir a la Eurocopa

Verónica Boquete fue, junto a Sonia Bermúdez, la gran ausente de la lista de Jorge Vilda para la Eurocopa femenina 2017 que arranca el 16 de julio en Países Bajos.

La jugadora del París Saint-Germain publicó a través de redes sociales una carta en la que aseguró no haber recibido ninguna explicación respecto a la decisión del seleccionador español de dejarle fuera.

«No por esperada, la noticia es menos dura. Perderse una Eurocopa duele, y si no se reciben razones o explicaciones de ningún tipo todavía duele más. Pero voy a tomarme esto exactamente con la misma humildad con la que acepté mi primera convocatoria hace ya 14 años. Durante este largo tiempo he vestido y defendido la camiseta de mi país con orgullo y ambición.  Ha sido un tiempo en el que me he desvivido por y para mi deporte: por darle un espacio, para hacerlo crecer, y para que fuese respetado como se merece. Es evidente que me hubiese gustado tener otro final, pero no por agradecimiento a la historia o a mi pasado, sino por mi rendimiento presente y mi mérito deportivo; pero la vida y el deporte me han enseñado que hay cosas que no podemos elegir ni controlar. Las decisiones y elecciones de otros no nos pertenecen».

La carta completa:

 

 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Verónica Boquete fue, junto a Sonia Bermúdez, la gran ausente de la lista de Jorge Vilda para la Eurocopa femenina 2017 que arranca el 16 de julio en Países Bajos.

La jugadora del París Saint-Germain publicó a través de redes sociales una carta en la que aseguró no haber recibido ninguna explicación respecto a la decisión del seleccionador español de dejarle fuera.

«No por esperada, la noticia es menos dura. Perderse una Eurocopa duele, y si no se reciben razones o explicaciones de ningún tipo todavía duele más. Pero voy a tomarme esto exactamente con la misma humildad con la que acepté mi primera convocatoria hace ya 14 años. Durante este largo tiempo he vestido y defendido la camiseta de mi país con orgullo y ambición.  Ha sido un tiempo en el que me he desvivido por y para mi deporte: por darle un espacio, para hacerlo crecer, y para que fuese respetado como se merece. Es evidente que me hubiese gustado tener otro final, pero no por agradecimiento a la historia o a mi pasado, sino por mi rendimiento presente y mi mérito deportivo; pero la vida y el deporte me han enseñado que hay cosas que no podemos elegir ni controlar. Las decisiones y elecciones de otros no nos pertenecen».

La carta completa: