_Destacado

Kun Agüero, el eterno infravalorado

Diego G. Argota @DiegoGArgota21 15-01-2020

etiquetas:

Kun Agüero

Cuesta creer que en todos estos años, donde muchos futbolistas han sido invitados a los podios en los premios individuales de honor, nunca haya aparecido la figura del Kun Agüero entre los candidatos. Y es que el argentino, que no para de romper registros en Premier League, es el líder de uno de los equipos más dominadores de la década en uno de los mejores campeonatos nacionales.

Quizás al Kun le haya pesado el poco protagonismo de su equipo en competiciones internacionales, es decir, en Champions League, y puede que también las lesiones que le apartaron de Argentina a mitad del Mundial 2014, donde la albiceleste rozó el cielo, hayan limitado sus opciones para un mayor reconocimiento popular.

Agüero ya era determinante en el Atlético de Madrid, en un equipo ciertamente bastante lejos del primer nivel. Sin duda, el argentino estaba por encima del status del equipo colchonero. Pero desde que llegó a la Premier League, ese olfato goleador que adquirió le ha catapultado hasta ser uno de los mejores jugadores del mundo y uno de los más determinantes.

Suele haber muchos focos sobre las figuras de Kevin De Bryune y Sterling, como también los hay sobre Bernardo Silva y como los ha habido en ciertas fases sobre David Silva. La realidad es que cuando Agüero no juega, al City le cuesta encontrar el camino del gol y la clarividencia en ataque. Es sin el argentino cuando los de Guardiola (también sucedió con Pellegrini e incluso Mancini) más obstáculos encuentran para llevarse los tres puntos jornada tras jornada. El Kun es insustituible.

En tiempos en los que el dominio del cetro mundial ha sido casi monopolio de Messi y Ronaldo, el tercer lugar del cajón en discordia ha ido repartido en jugadores dispares como Neymar o Griezmann, pasando también por Iniesta, Van Dijk, Modric, Ribery o Neuer. Pero nunca nadie se ha acordado del Kun, quizás también por ser compatriota de un Messi que copa todas las miradas en Argentina.

En su estadía en Manchester, el argentino ha levantado cuatro títulos de Premier League, además de ocho trofeos en distintas Copas nacionales. Ha sido una vez Bota de Oro del campeonato, en 2015, y siempre ha estado peleando por el premio al máximo artillero con diferentes rivales.

El domingo, el Kun anotó un hat-trick, alzándose además en su poder con varios récords. Es el jugador con más tripletes en la historia del campeonato, con 12, superando a toda una leyenda como Alan Shearer. Es también, el futbolista extranjero que más veces ha visto puerta, por encima de Thierry Henry. Y es, sobre todo, el cuarto máximo artillero de la historia de la Premier League. Las 177 dianas que ha logrado en sus años en Mánchester solo están por debajo de Andy Cole (188), Wayne Rooney (208) y Alan Shearer (260).

Muy mal se le tiene que dar la temporada para no acabar ya entrando en el podio y de seguir alguna temporada más como Citizen antes de volver a Independiente debería superar a Rooney sin problema. Lo de Shearer ya parecen palabras mayores, aunque si consigue alargar un poco su estancia en la Premier nada le podría impedir hacerlo, sobre todo si tenemos en cuenta que es el futbolista con mejor promedio goleador de la historia del campeonato. Marca 0’69 tantos por partido, mientras que Kane y Henry, inmediatos perseguidores, lo han hecho cada 0’68. El Kun solo ha necesitado 255 partidos para llegar a sus 177 tantos, mientras que Shearer hizo los suyos en 441, Rooney en 491 y Cole se fue hasta los 415.

En el global de las competiciones, Agüero ha marcado 249 goles desde que aterrizara en el Etihad, que ha adornado con 72 asistencias. Esta década, es el sexto jugador con más dianas, solo por detrás de Messi, Ronaldo, Lewandowski, Cavani y Suárez, aunque muy cerca de estos dos últimos. Además, el ser más joven que todos estos (comparte generación con el polaco) invita a pensar que pueda acercarse o llegar incluso a ese top 3 si puede estirar un poco más el chicle.

Siempre en el disparadero del gatillo fácil, con la crítica en el pasado de su físico regordete, Agüero, amante empedernido de la carne y las bebidas con gaseosa, se hizo vegetariano hace varias temporadas para intentar adoptar una mejor figura y buscar una solución a las lesiones musculares que le maltrataban entonces. Parece que lo encontró.

Aunque todo esto no haya significado para tener un mejor reconocimiento popular. Tampoco ser el tercer máximo goleador de la selección argentina, solo por detrás de Messi y Batistuta y superando, por ejemplo, a un Higuain que ha jugado más partidos que él y ha conseguido menos dianas.

Agüero, ese comparado con Romario que pasó de gambeteador a goleador y luego fusionó ser un todo en uno. El mejor amigo y socio de Messi en cada concentración albiceleste. Ese que no sucumbió tampoco a un inicio arrollador de Gabriel Jesús cuando se estrenó como Citizen y la prensa británica anunciaba que esa competencia acabaría con el ariete argentino. El Kun, a quien le une una difícil relación con Guardiola, y a quien el técnico se ve casi obligado a poner por el rendimiento que le da.

El Kun prometió que volvería joven a Independiente. De hecho, siempre habló de volver poco antes de cumplir la treintena y amenazaba con haberlo hecho a los 29, cuando iba a expirar su contrato. El City, entonces, se las vio y se las deseó para convencer al mejor jugador de toda su historia para seguir. Porque hubo muchos antes que intentaron ser el jugador franquicia de un club que quería coger altura de megaestructura pero no fue hasta la llegada del argentino cuando realmente encontró un líder y un jugador especial para hacerlo. Ya tiene 31 años, cuerda para rato y de alargarse un poco su morriña de volver a casa, podría convertirse en el poseedor de todos los récords del país en cuanto a goles marcados. Qué poco valorado está.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Cuesta creer que en todos estos años, donde muchos futbolistas han sido invitados a los podios en los premios individuales de honor, nunca haya aparecido la figura del Kun Agüero entre los candidatos. Y es que el argentino, que no para de romper registros en Premier League, es el líder de uno de los equipos más dominadores de la década en uno de los mejores campeonatos nacionales.

Quizás al Kun le haya pesado el poco protagonismo de su equipo en competiciones internacionales, es decir, en Champions League, y puede que también las lesiones que le apartaron de Argentina a mitad del Mundial 2014, donde la albiceleste rozó el cielo, hayan limitado sus opciones para un mayor reconocimiento popular.

Agüero ya era determinante en el Atlético de Madrid, en un equipo ciertamente bastante lejos del primer nivel. Sin duda, el argentino estaba por encima del status del equipo colchonero. Pero desde que llegó a la Premier League, ese olfato goleador que adquirió le ha catapultado hasta ser uno de los mejores jugadores del mundo y uno de los más determinantes.

Suele haber muchos focos sobre las figuras de Kevin De Bryune y Sterling, como también los hay sobre Bernardo Silva y como los ha habido en ciertas fases sobre David Silva. La realidad es que cuando Agüero no juega, al City le cuesta encontrar el camino del gol y la clarividencia en ataque. Es sin el argentino cuando los de Guardiola (también sucedió con Pellegrini e incluso Mancini) más obstáculos encuentran para llevarse los tres puntos jornada tras jornada. El Kun es insustituible.

En tiempos en los que el dominio del cetro mundial ha sido casi monopolio de Messi y Ronaldo, el tercer lugar del cajón en discordia ha ido repartido en jugadores dispares como Neymar o Griezmann, pasando también por Iniesta, Van Dijk, Modric, Ribery o Neuer. Pero nunca nadie se ha acordado del Kun, quizás también por ser compatriota de un Messi que copa todas las miradas en Argentina.

En su estadía en Manchester, el argentino ha levantado cuatro títulos de Premier League, además de ocho trofeos en distintas Copas nacionales. Ha sido una vez Bota de Oro del campeonato, en 2015, y siempre ha estado peleando por el premio al máximo artillero con diferentes rivales.

El domingo, el Kun anotó un hat-trick, alzándose además en su poder con varios récords. Es el jugador con más tripletes en la historia del campeonato, con 12, superando a toda una leyenda como Alan Shearer. Es también, el futbolista extranjero que más veces ha visto puerta, por encima de Thierry Henry. Y es, sobre todo, el cuarto máximo artillero de la historia de la Premier League. Las 177 dianas que ha logrado en sus años en Mánchester solo están por debajo de Andy Cole (188), Wayne Rooney (208) y Alan Shearer (260).

Muy mal se le tiene que dar la temporada para no acabar ya entrando en el podio y de seguir alguna temporada más como Citizen antes de volver a Independiente debería superar a Rooney sin problema. Lo de Shearer ya parecen palabras mayores, aunque si consigue alargar un poco su estancia en la Premier nada le podría impedir hacerlo, sobre todo si tenemos en cuenta que es el futbolista con mejor promedio goleador de la historia del campeonato. Marca 0’69 tantos por partido, mientras que Kane y Henry, inmediatos perseguidores, lo han hecho cada 0’68. El Kun solo ha necesitado 255 partidos para llegar a sus 177 tantos, mientras que Shearer hizo los suyos en 441, Rooney en 491 y Cole se fue hasta los 415.

En el global de las competiciones, Agüero ha marcado 249 goles desde que aterrizara en el Etihad, que ha adornado con 72 asistencias. Esta década, es el sexto jugador con más dianas, solo por detrás de Messi, Ronaldo, Lewandowski, Cavani y Suárez, aunque muy cerca de estos dos últimos. Además, el ser más joven que todos estos (comparte generación con el polaco) invita a pensar que pueda acercarse o llegar incluso a ese top 3 si puede estirar un poco más el chicle.

Siempre en el disparadero del gatillo fácil, con la crítica en el pasado de su físico regordete, Agüero, amante empedernido de la carne y las bebidas con gaseosa, se hizo vegetariano hace varias temporadas para intentar adoptar una mejor figura y buscar una solución a las lesiones musculares que le maltrataban entonces. Parece que lo encontró.

Aunque todo esto no haya significado para tener un mejor reconocimiento popular. Tampoco ser el tercer máximo goleador de la selección argentina, solo por detrás de Messi y Batistuta y superando, por ejemplo, a un Higuain que ha jugado más partidos que él y ha conseguido menos dianas.

Agüero, ese comparado con Romario que pasó de gambeteador a goleador y luego fusionó ser un todo en uno. El mejor amigo y socio de Messi en cada concentración albiceleste. Ese que no sucumbió tampoco a un inicio arrollador de Gabriel Jesús cuando se estrenó como Citizen y la prensa británica anunciaba que esa competencia acabaría con el ariete argentino. El Kun, a quien le une una difícil relación con Guardiola, y a quien el técnico se ve casi obligado a poner por el rendimiento que le da.

El Kun prometió que volvería joven a Independiente. De hecho, siempre habló de volver poco antes de cumplir la treintena y amenazaba con haberlo hecho a los 29, cuando iba a expirar su contrato. El City, entonces, se las vio y se las deseó para convencer al mejor jugador de toda su historia para seguir. Porque hubo muchos antes que intentaron ser el jugador franquicia de un club que quería coger altura de megaestructura pero no fue hasta la llegada del argentino cuando realmente encontró un líder y un jugador especial para hacerlo. Ya tiene 31 años, cuerda para rato y de alargarse un poco su morriña de volver a casa, podría convertirse en el poseedor de todos los récords del país en cuanto a goles marcados. Qué poco valorado está.

etiquetas:

Kun Agüero

_Athletic

El Athletic Club, de nuevo

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
14-01-2022