_Tenis

Kike Siscar estrena título y Top 40 antes del Másters Nacional

Alejandro Pérez @aperezgom 22-11-2018

etiquetas:

La semana pasada, Kike Siscar (Torre Pacheco, Murcia, 1983) consiguió en el torneo ITF Futures de Toulouse (Francia) su primer título fuera de España (y doblando triunfo). Este fin de semana jugará en el RCP de Barcelona su quinto Masters Nacional de Tenis en Silla de Ruedas consecutivo. Está en el top40 de la clasificación ITF y es el tercer tenista nacional. Kike analiza su actualidad y la del tenis en silla en Sphera Sports poco antes de poner rumbo a la Ciudad Condal.

“Da mucho gusto ver que las cosas que entreno con mi técnico Álex van saliendo día a día, aunque queda mucho camino por recorrer”, comienza Kike, en referencia a su primer título en el extranjero: “Valoro este título en el sentido que el trabajo realizado en cada entreno durante estos años va cogiendo forma”, asegura.

A la quinta semifinal esta temporada fuera de España (Wrexham, Cremona, Bucarest y Citta’Di Cantu) ha terminado ganando el torneo: “Buscaba este triunfo, pero más que con la victoria me quedo con la seriedad tenística que tuve durante el torneo ante grandes tenistas franceses como Gaetan Menguy (número 27) y Laurent Giammartini (número 33)”.

Además, el título en tierras francesas ha tenido una dedicatoria especial. Kike fue tío hace pocas semanas y desde entonces ha ganado tres trofeos: en Miranda de Ebro, en Rivas Vaciamadrid y ahora en Francia: “Me hizo mucha ilusión ganar a los pocos días del nacimiento de mi sobrino y poder dedicarle el triunfo internacional en Miranda”. En Francia, además, ha sido con la familia gala de Kike presente: “Poder disfrutar de ellos en un torneo es increíble y, que mi familia francesa estuviera allí conmigo en mi primera victoria internacional fuera de España me hizo mucha ilusión”.

En el palmarés del tenista murciano figuran siete torneos en suelo español y, hasta la semana pasada, ocho semifinales en el extranjero: “No quería darle mucha importancia a mis ocho semifinales que llevaba y no haber llegado a ninguna final fuera de España, pero es que no es fácil por el gran nivel de tenis que hay. Todos quieren ganar. Es un gran impulso para lo que queda de año y 2019”.

Este título tiene consecuencias en la clasificación: número 40, el mejor puesto de su carrera: “No le doy importancia al número y si al trabajo de cada entrenamiento. Al final creo que si entrenas con constancia los resultados acaban llegando, incluso cuando no ganas”.

Número 40 del mundo en su sexta temporada en el circuito. Todo comenzó a los 19 años. Un accidente de coche volviendo de la universidad le supuso una lesión medular incompleta en la L2: “Yo siempre he sido un enamorado de los deportes, y ya antes del accidente jugaba al fútbol desde los 5 años. Tras aquello, un año y medio de rehabilitación en Toledo con cinco horas al día estirando, fortaleciendo y piscina. Después, unos años como entrenador de fútbol sala en Torre Pacheco a nivel regional siendo campeones de liga y copa”.

Los comienzos en el tenis fueron casi de casualidad: “Mi carrera tenística empezó después de participar en un torneo de Pádel (Memorial José Martínez), que organiza mi empresa (Grupo Corporativo Caliche). Un compañero de trabajo me convenció de participar, aunque no tenía silla deportiva ni nada, pero…me convenció, participé y ganamos el torneo. Casualmente, a través de este torneo, conocí a Andrés, un jugador murciano que me presento a mi actual entrenador Alex y, desde entonces (y ya van 6 años con esta temporada) ha sido la mejor decisión que pude tomar en su día”.

Hoy día Kike compagina el tenis con el trabajo. Su empresa (One Telecom), que además le patrocina, le permite compaginar de la mejor manera el trabajo y el deporte de competición: “Trabajo en San Javier de 8.30 a 18.30 con descanso para comer. Luego voy a Las Torres de Cotillas a entrenar dos horas hasta las 22h. Cuando hay torneos entreno 5 días a la semana. Los torneos son en vacaciones de empresa y gracias a mis jefes puedo jugar la cantidad de torneos que he jugado hasta el momento y los que me quedan de aquí en adelante. Cuando no entreno, voy al gimnasio de mi club de tenis Torre Pacheco”. En casa a las 11 de la noche y a descansar para volver a empezar.

El tiempo libre sin trabajo ni torneos se lo lleva el recién llegado: “Me gusta estar y disfrutar de mi familia y amigos, aunque hoy todo mi escaso tiempo libre se lo suele llevar mi sobrino recién nacido Thiago”.

Este fin de semana Kike estará en su quinto Masters Nacional en cinco años. Un cuarto puesto (2017), dos quintos puestos (2015 y 2014) y un sexto puesto (2016). Pero ahora lo hará como número 40 del mundo y tercera raqueta española. Y como integrante del equipo nacional de Fernando Esteve: “Hace 6 años ni hubiera podido imaginar ser el 40 en la ITF y el tercer español. Además, este año he debutado con la selección española en una copa del mundo y para mí esa circunstancia es lo máximo como deportista que me considero desde que tengo uso de razón”.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La semana pasada, Kike Siscar (Torre Pacheco, Murcia, 1983) consiguió en el torneo ITF Futures de Toulouse (Francia) su primer título fuera de España (y doblando triunfo). Este fin de semana jugará en el RCP de Barcelona su quinto Masters Nacional de Tenis en Silla de Ruedas consecutivo. Está en el top40 de la clasificación ITF y es el tercer tenista nacional. Kike analiza su actualidad y la del tenis en silla en Sphera Sports poco antes de poner rumbo a la Ciudad Condal.

“Da mucho gusto ver que las cosas que entreno con mi técnico Álex van saliendo día a día, aunque queda mucho camino por recorrer”, comienza Kike, en referencia a su primer título en el extranjero: “Valoro este título en el sentido que el trabajo realizado en cada entreno durante estos años va cogiendo forma”, asegura.

A la quinta semifinal esta temporada fuera de España (Wrexham, Cremona, Bucarest y Citta’Di Cantu) ha terminado ganando el torneo: “Buscaba este triunfo, pero más que con la victoria me quedo con la seriedad tenística que tuve durante el torneo ante grandes tenistas franceses como Gaetan Menguy (número 27) y Laurent Giammartini (número 33)”.

Además, el título en tierras francesas ha tenido una dedicatoria especial. Kike fue tío hace pocas semanas y desde entonces ha ganado tres trofeos: en Miranda de Ebro, en Rivas Vaciamadrid y ahora en Francia: “Me hizo mucha ilusión ganar a los pocos días del nacimiento de mi sobrino y poder dedicarle el triunfo internacional en Miranda”. En Francia, además, ha sido con la familia gala de Kike presente: “Poder disfrutar de ellos en un torneo es increíble y, que mi familia francesa estuviera allí conmigo en mi primera victoria internacional fuera de España me hizo mucha ilusión”.

En el palmarés del tenista murciano figuran siete torneos en suelo español y, hasta la semana pasada, ocho semifinales en el extranjero: “No quería darle mucha importancia a mis ocho semifinales que llevaba y no haber llegado a ninguna final fuera de España, pero es que no es fácil por el gran nivel de tenis que hay. Todos quieren ganar. Es un gran impulso para lo que queda de año y 2019”.

Este título tiene consecuencias en la clasificación: número 40, el mejor puesto de su carrera: “No le doy importancia al número y si al trabajo de cada entrenamiento. Al final creo que si entrenas con constancia los resultados acaban llegando, incluso cuando no ganas”.

Número 40 del mundo en su sexta temporada en el circuito. Todo comenzó a los 19 años. Un accidente de coche volviendo de la universidad le supuso una lesión medular incompleta en la L2: “Yo siempre he sido un enamorado de los deportes, y ya antes del accidente jugaba al fútbol desde los 5 años. Tras aquello, un año y medio de rehabilitación en Toledo con cinco horas al día estirando, fortaleciendo y piscina. Después, unos años como entrenador de fútbol sala en Torre Pacheco a nivel regional siendo campeones de liga y copa”.

Los comienzos en el tenis fueron casi de casualidad: “Mi carrera tenística empezó después de participar en un torneo de Pádel (Memorial José Martínez), que organiza mi empresa (Grupo Corporativo Caliche). Un compañero de trabajo me convenció de participar, aunque no tenía silla deportiva ni nada, pero…me convenció, participé y ganamos el torneo. Casualmente, a través de este torneo, conocí a Andrés, un jugador murciano que me presento a mi actual entrenador Alex y, desde entonces (y ya van 6 años con esta temporada) ha sido la mejor decisión que pude tomar en su día”.

Hoy día Kike compagina el tenis con el trabajo. Su empresa (One Telecom), que además le patrocina, le permite compaginar de la mejor manera el trabajo y el deporte de competición: “Trabajo en San Javier de 8.30 a 18.30 con descanso para comer. Luego voy a Las Torres de Cotillas a entrenar dos horas hasta las 22h. Cuando hay torneos entreno 5 días a la semana. Los torneos son en vacaciones de empresa y gracias a mis jefes puedo jugar la cantidad de torneos que he jugado hasta el momento y los que me quedan de aquí en adelante. Cuando no entreno, voy al gimnasio de mi club de tenis Torre Pacheco”. En casa a las 11 de la noche y a descansar para volver a empezar.

El tiempo libre sin trabajo ni torneos se lo lleva el recién llegado: “Me gusta estar y disfrutar de mi familia y amigos, aunque hoy todo mi escaso tiempo libre se lo suele llevar mi sobrino recién nacido Thiago”.

Este fin de semana Kike estará en su quinto Masters Nacional en cinco años. Un cuarto puesto (2017), dos quintos puestos (2015 y 2014) y un sexto puesto (2016). Pero ahora lo hará como número 40 del mundo y tercera raqueta española. Y como integrante del equipo nacional de Fernando Esteve: “Hace 6 años ni hubiera podido imaginar ser el 40 en la ITF y el tercer español. Además, este año he debutado con la selección española en una copa del mundo y para mí esa circunstancia es lo máximo como deportista que me considero desde que tengo uso de razón”.

etiquetas: