_Otros

El talento deslocalizado del tatuador de futbolistas

Redacción @SpheraSports 14-05-2021

Tatuarse la piel ya no es un símbolo de rebeldía. Ahora es una moda al alcance de cualquiera. Los estudios de tatuajes han proliferado por todo el país. Los futbolistas de los noventa han tenido mucha culpa. “David Beckham y Guti pusieron de moda los tatuajes entre los jugadores”, afirma Juande Gambín, un murciano de 30 años de edad, emprendedor, conocido por sus retratos realistas en la piel, al que han recurrido conocidos futbolistas en los últimos años. Desde su estudio La Perla Negra, en la localidad de Molina de Segura, una ciudad de 50.000 habitantes al norte de Murcia, donde trabajan a diario diez tatuadores de todas las edad, ha recorrido ya muchos kilómetros para trabajar para personajes ilustres que han conocido su trabajo a través de Instagram.

Hasta Estambul, en Turquía, se desplazó para tatuar al exjugador del Real Madrid, Pepe. El defensa central, que es un padrazo pese a su imagen de chico malo en el campo, se tatuó las caras de sus dos hijas, que le inspiran cuando salta a un terreno de juego. “Es una persona encantadora”, dice del portugués Juande Gambín, quien siendo adolescente descubrió el talento que tiene para esculpir retratos en la piel. Fueron muchos sus compañeros de instituto los que llegaron a casa, para disgusto de sus padres, con sus dibujos, que entonces realizaba con un simple rotulador. Después llegó una pequeña máquina y los tatuajes a sus amigos de la playa a cambio de cinco euros. Entretanto, jugaba al fútbol en la Escuela de Fútbol Molina, que dirigía su tío. Quizás por eso tiene una especial predilección por los futbolistas y muchos han recurrido a él para que haga arte en sus cuerpos. Ese es el caso de Ezequiel Garay, el argentino nacionalizado español que estuvo en el Real Madrid y el Valencia. Un día le llamó y le dijo: “Quiero que me tatúes los rostros de mis hijos Antonio y Sheyla”. Dicho y hecho. Casi a la misma vez que Pepe, también requirió sus servicios Adriano Correia, ex del Barça, que entonces estaba en el Besiktas turco. El brasileño optó por un precioso tigre en uno de sus brazos. 

Juande Gambín antes de tatuar a Ricardo Quaresma

El arte de Gambín también se puede contemplar en una de las manos de Ricardo Quaresma, delantero portugués que también estuvo en el club turco después de pasar por el Barça y el Inter de Milán. En su caso optó por un ojo. Y en la espalda de Hugo Mallo, el capitán del Celta de Vigo, una rara avis dentro de un mundo tan globalizado como el fútbol porque ha desarrollado toda su vida en el mismo club, luce una escultura griega que también lleva el sello del tatuador murciano.

Pero no solo de futbolistas vive este artista de la piel. El boxeador Kiko Martínez, que tiene fobia a las arañas, quiso acabar con ella de una forma muy original. Llamó a Gambín y le pidió que le tatuara una viuda negra “porque al verla todos los días, acabaría con ese miedo”, le explicó. 

Raperos, cantantes…

La fama de Gambín traspasa el mundo del deporte. El cantante Duki, argentino que tiene nueve millones de seguidores en Instagram, también ha pasado por sus manos, lo mismo que el trapero barcelonés Cecilio G, quien se tatuó a Yoda, de Star Wars; el dominicano Quimico Ultramega, un rapero conocido internacionalmente, se realizó un tigre en la mano; y el también trapero Moonkey.

El mensaje de Sergio Ramos

Gambín recibe a diario clientes de todo el mundo. Antes de la pandemia, desde Australia llegó una pareja que previamente había contactado con él. Ella le regaló un tatuaje a su novio y ambos decidieron viajar hasta la Región de Murcia para hacerlo. “Vino a hacer una imagen de Arnold Schawarzenegger. Le pregunté si es que no había tatuadores buenos en su país, y ella me respondió que quería que se lo hiciera yo”

Pero no solo al conocido actor y quien fuera gobernador del estado de California durante dos mandatos le han pedido los clientes de La Perla Negra. Un día le llegó un chico con una imagen de Sergio Ramos que dejó grabada en su piel. La sorpresa llegó porque el propio jugador del Real Madrid, que lleva todo su cuerpo tatuado, le dejó un mensaje e incluso habló con él para felicitarle por su trabajo. 

Pero las peticiones que ha recibido son de lo más variopintas. La leyenda del boxeo Mohamed Alí, el líder de Queen Freddy Mercury. Mike Tyson, Clint Eastswood, el rapero estadounidense ya fallecido Notorious B.I.G. Al Pacino, Travis Scott, Valentino Rossi, Connor McGregor, Leonador di Caprio en la película El Renacido, Michael Jordan, Bob Marley, Denzell Washington, Camarón de la Isla, Paco de Lucía, Izqb, Allen Iverson, Nicky Young, Will Smith, Ray Charles, Jack Nicholson e incluso el Rey Emérito subido en una avioneta huyendo de España, ha plasmado en la piel de personas de cualquier clase social, desde ejecutivos de empresas hasta estudiantes, mujeres y hombres de todas las edades que han confiado en el arte de este murciano aficionado a la pesca y gran defensor del Mar Menor, que llegó a montar una campaña que tuvo una gran aceptación y que consistió en tatuar la fauna marina a cambio de una colaboración de 20 euros que donó íntegramente a la Asociación Hippocampus, protectora del caballito de mar. 


__________________________
Conoce con detalle su trabajo aquí:

https://juandegambintattoo.es/

Instagram de Juande Gambín

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Tatuarse la piel ya no es un símbolo de rebeldía. Ahora es una moda al alcance de cualquiera. Los estudios de tatuajes han proliferado por todo el país. Los futbolistas de los noventa han tenido mucha culpa. “David Beckham y Guti pusieron de moda los tatuajes entre los jugadores”, afirma Juande Gambín, un murciano de 30 años de edad, emprendedor, conocido por sus retratos realistas en la piel, al que han recurrido conocidos futbolistas en los últimos años. Desde su estudio La Perla Negra, en la localidad de Molina de Segura, una ciudad de 50.000 habitantes al norte de Murcia, donde trabajan a diario diez tatuadores de todas las edad, ha recorrido ya muchos kilómetros para trabajar para personajes ilustres que han conocido su trabajo a través de Instagram.

Hasta Estambul, en Turquía, se desplazó para tatuar al exjugador del Real Madrid, Pepe. El defensa central, que es un padrazo pese a su imagen de chico malo en el campo, se tatuó las caras de sus dos hijas, que le inspiran cuando salta a un terreno de juego. “Es una persona encantadora”, dice del portugués Juande Gambín, quien siendo adolescente descubrió el talento que tiene para esculpir retratos en la piel. Fueron muchos sus compañeros de instituto los que llegaron a casa, para disgusto de sus padres, con sus dibujos, que entonces realizaba con un simple rotulador. Después llegó una pequeña máquina y los tatuajes a sus amigos de la playa a cambio de cinco euros. Entretanto, jugaba al fútbol en la Escuela de Fútbol Molina, que dirigía su tío. Quizás por eso tiene una especial predilección por los futbolistas y muchos han recurrido a él para que haga arte en sus cuerpos. Ese es el caso de Ezequiel Garay, el argentino nacionalizado español que estuvo en el Real Madrid y el Valencia. Un día le llamó y le dijo: “Quiero que me tatúes los rostros de mis hijos Antonio y Sheyla”. Dicho y hecho. Casi a la misma vez que Pepe, también requirió sus servicios Adriano Correia, ex del Barça, que entonces estaba en el Besiktas turco. El brasileño optó por un precioso tigre en uno de sus brazos. 

Juande Gambín antes de tatuar a Ricardo Quaresma

El arte de Gambín también se puede contemplar en una de las manos de Ricardo Quaresma, delantero portugués que también estuvo en el club turco después de pasar por el Barça y el Inter de Milán. En su caso optó por un ojo. Y en la espalda de Hugo Mallo, el capitán del Celta de Vigo, una rara avis dentro de un mundo tan globalizado como el fútbol porque ha desarrollado toda su vida en el mismo club, luce una escultura griega que también lleva el sello del tatuador murciano.

Pero no solo de futbolistas vive este artista de la piel. El boxeador Kiko Martínez, que tiene fobia a las arañas, quiso acabar con ella de una forma muy original. Llamó a Gambín y le pidió que le tatuara una viuda negra “porque al verla todos los días, acabaría con ese miedo”, le explicó. 

Raperos, cantantes…

La fama de Gambín traspasa el mundo del deporte. El cantante Duki, argentino que tiene nueve millones de seguidores en Instagram, también ha pasado por sus manos, lo mismo que el trapero barcelonés Cecilio G, quien se tatuó a Yoda, de Star Wars; el dominicano Quimico Ultramega, un rapero conocido internacionalmente, se realizó un tigre en la mano; y el también trapero Moonkey.

El mensaje de Sergio Ramos

Gambín recibe a diario clientes de todo el mundo. Antes de la pandemia, desde Australia llegó una pareja que previamente había contactado con él. Ella le regaló un tatuaje a su novio y ambos decidieron viajar hasta la Región de Murcia para hacerlo. “Vino a hacer una imagen de Arnold Schawarzenegger. Le pregunté si es que no había tatuadores buenos en su país, y ella me respondió que quería que se lo hiciera yo”

Pero no solo al conocido actor y quien fuera gobernador del estado de California durante dos mandatos le han pedido los clientes de La Perla Negra. Un día le llegó un chico con una imagen de Sergio Ramos que dejó grabada en su piel. La sorpresa llegó porque el propio jugador del Real Madrid, que lleva todo su cuerpo tatuado, le dejó un mensaje e incluso habló con él para felicitarle por su trabajo. 

Pero las peticiones que ha recibido son de lo más variopintas. La leyenda del boxeo Mohamed Alí, el líder de Queen Freddy Mercury. Mike Tyson, Clint Eastswood, el rapero estadounidense ya fallecido Notorious B.I.G. Al Pacino, Travis Scott, Valentino Rossi, Connor McGregor, Leonador di Caprio en la película El Renacido, Michael Jordan, Bob Marley, Denzell Washington, Camarón de la Isla, Paco de Lucía, Izqb, Allen Iverson, Nicky Young, Will Smith, Ray Charles, Jack Nicholson e incluso el Rey Emérito subido en una avioneta huyendo de España, ha plasmado en la piel de personas de cualquier clase social, desde ejecutivos de empresas hasta estudiantes, mujeres y hombres de todas las edades que han confiado en el arte de este murciano aficionado a la pesca y gran defensor del Mar Menor, que llegó a montar una campaña que tuvo una gran aceptación y que consistió en tatuar la fauna marina a cambio de una colaboración de 20 euros que donó íntegramente a la Asociación Hippocampus, protectora del caballito de mar. 


__________________________
Conoce con detalle su trabajo aquí:

https://juandegambintattoo.es/

Instagram de Juande Gambín