_Tenis

Juan Ignacio Londero: llegar y besar el santo

Alejandro Pérez @aperezgom 21-02-2019

etiquetas:

Febrero, tenísticamente hablando,
significa tierra batida en Latinoamérica. El mes de transición entre el Abierto
de Australia y el doblete de Masters 1000 Indian Wells y Miami. Una gira que,
en este 2019, ya tiene un nombre propio (no será el único). El tenista argentino
Juan Ignacio Londero (Córdoba, 1993). Sin victorias previas ATP, ha ganado su
primer torneo ATP World Tour en su casa, en Córdoba, de categoría 250.

La gira latinoamericana se
compone de (en 2019) cuatro torneos: Córdoba (ATP 250, nuevo), Buenos Aires
(ATP 250), Río de Janeiro (ATP 250) y Sao Paulo (ATP 250). Este año el torneo
de Córdoba sustituye al Ecuador Open (2015-2018). En Chile se celebró, hasta
2014, el Chile Open que fue cambiando de sede entre Santiago y Viña del Mar
durante sus 39 años de vida.

Esta gira incluye el llamado “Golden
Swing” que en 2019 lo componen Córdoba, Buenos Aires, Río y Sao Paulo. El torneo
de Chile ya no se celebra y el mexicano Acapulco, pese a coincidir en fechas
con Sao Paulo, se juega sobre cemento desde 2014, por lo que sirve de puente
hacia Indian Wells y Miami.

Esta temporada, de los pocos
cambios en el ATP World Tour (exceptuando la nueva imagen), uno de los más
significativos es el fin del torneo de Quito y su traslado a Córdoba. Misma
semana, cambio de país.

Así, uno de las principales minas
de talento tenístico a nivel mundial, Argentina (actualmente siete top100),
duplica su presencia en el circuito con dos torneos consecutivos. Córdoba (4-10
de febrero) y Buenos Aires (11-17 de febrero). Ambos en tierra batida, ambos en
la gira latinoamericana.

Un torneo con mucha presencia
local (hasta ocho tenistas) y que ya en cuartos de final se presuponía un éxito
con cinco argentinos que fueron tres en semifinales y una final 100% nacional:
el octavo favorito Guido Pella y el invitado Juan Ignacio Londero.

Ambos en busca de su primer
título ATP. Pella contaba con la baza de la experiencia (más de 150 partidos en
ATP World Tour jugador) y Londero la de la sorpresa: había llegado a Córdoba
sin una sola victoria en el circuito ATP (10 previas sin éxito y tres 1R
perdidas tras ganar la previa) y como invitado de la organización. Por su
camino se quedaron: Jarry, Sonego, Cachin, Delbonis y Pella. No cedió un set
para llegar a la final.

Con remontada incluida Londero se
llevó el título y el estreno en el top100 (subió hasta el 69) a sus 25 años. Un
tenista que se mueve en el circuito Challenger (dos títulos en 2018) y que ahora
es la quinta raqueta argentina por clasificación tras Del Potro (4),
Schwartzman (25), Pella 846) y Mayer (53).

Tras el éxito en casa, perdió a
la primera en Buenos Aires y en Río (primer ATP 500) ha superado la previa y
ganado su primer partido en cuadro final (al sueco Ymer) en un 500. En pocas
semanas este tenista argentino ha superado varias e importantes barreras para crecer
como tenista. Sólo el tiempo dirá si es cuestión de unas semanas de inspiración
o dará que hablar en otras condiciones (cemento, hierba, cubierto. Masters
1000, Grand Slam etc…).

De momento la gira de tierra le
está saliendo redonda. Y Argentina suma un motivo más de orgullo para su tenis.
Con Del Potro recuperado de su nuevo parón por lesión, el tenis albiceleste goza
de buena salud con Londero como el último descubrimiento.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Febrero, tenísticamente hablando,
significa tierra batida en Latinoamérica. El mes de transición entre el Abierto
de Australia y el doblete de Masters 1000 Indian Wells y Miami. Una gira que,
en este 2019, ya tiene un nombre propio (no será el único). El tenista argentino
Juan Ignacio Londero (Córdoba, 1993). Sin victorias previas ATP, ha ganado su
primer torneo ATP World Tour en su casa, en Córdoba, de categoría 250.

La gira latinoamericana se
compone de (en 2019) cuatro torneos: Córdoba (ATP 250, nuevo), Buenos Aires
(ATP 250), Río de Janeiro (ATP 250) y Sao Paulo (ATP 250). Este año el torneo
de Córdoba sustituye al Ecuador Open (2015-2018). En Chile se celebró, hasta
2014, el Chile Open que fue cambiando de sede entre Santiago y Viña del Mar
durante sus 39 años de vida.

Esta gira incluye el llamado “Golden
Swing” que en 2019 lo componen Córdoba, Buenos Aires, Río y Sao Paulo. El torneo
de Chile ya no se celebra y el mexicano Acapulco, pese a coincidir en fechas
con Sao Paulo, se juega sobre cemento desde 2014, por lo que sirve de puente
hacia Indian Wells y Miami.

Esta temporada, de los pocos
cambios en el ATP World Tour (exceptuando la nueva imagen), uno de los más
significativos es el fin del torneo de Quito y su traslado a Córdoba. Misma
semana, cambio de país.

Así, uno de las principales minas
de talento tenístico a nivel mundial, Argentina (actualmente siete top100),
duplica su presencia en el circuito con dos torneos consecutivos. Córdoba (4-10
de febrero) y Buenos Aires (11-17 de febrero). Ambos en tierra batida, ambos en
la gira latinoamericana.

Un torneo con mucha presencia
local (hasta ocho tenistas) y que ya en cuartos de final se presuponía un éxito
con cinco argentinos que fueron tres en semifinales y una final 100% nacional:
el octavo favorito Guido Pella y el invitado Juan Ignacio Londero.

Ambos en busca de su primer
título ATP. Pella contaba con la baza de la experiencia (más de 150 partidos en
ATP World Tour jugador) y Londero la de la sorpresa: había llegado a Córdoba
sin una sola victoria en el circuito ATP (10 previas sin éxito y tres 1R
perdidas tras ganar la previa) y como invitado de la organización. Por su
camino se quedaron: Jarry, Sonego, Cachin, Delbonis y Pella. No cedió un set
para llegar a la final.

Con remontada incluida Londero se
llevó el título y el estreno en el top100 (subió hasta el 69) a sus 25 años. Un
tenista que se mueve en el circuito Challenger (dos títulos en 2018) y que ahora
es la quinta raqueta argentina por clasificación tras Del Potro (4),
Schwartzman (25), Pella 846) y Mayer (53).

Tras el éxito en casa, perdió a
la primera en Buenos Aires y en Río (primer ATP 500) ha superado la previa y
ganado su primer partido en cuadro final (al sueco Ymer) en un 500. En pocas
semanas este tenista argentino ha superado varias e importantes barreras para crecer
como tenista. Sólo el tiempo dirá si es cuestión de unas semanas de inspiración
o dará que hablar en otras condiciones (cemento, hierba, cubierto. Masters
1000, Grand Slam etc…).

De momento la gira de tierra le
está saliendo redonda. Y Argentina suma un motivo más de orgullo para su tenis.
Con Del Potro recuperado de su nuevo parón por lesión, el tenis albiceleste goza
de buena salud con Londero como el último descubrimiento.

etiquetas:

_Destacado

Una reflexión con la radiografía completa

Alejandro Pérez @aperezgom
02-12-2021

_Tenis

Un año histórico para Paula Badosa

Redacción @SpheraSports
30-11-2021