_Motociclismo

Jorge Martín y la generación del 98

Todos recordamos nuestra época estudiante en la que nos rompíamos la cabeza con los autores de la Generación del 98. Este es el nombre con el que se conoce tradicionalmente a un grupo de escritores, ensayistas y poetas españoles que se vieron profundamente afectados por la crisis moral, política y social desencadenada en España por la derrota militar en la guerra hispano-estadounidense y la consiguiente pérdida de las últimas colonias, en 1898. Fueron muy innovadores y se enmarcan en una corriente regeneracionista y crítica de lo “viejo”, de lo que se veía haciendo hasta el momento.

Cien años más tarde, en 1998, en plena revolución digital, con el temor a la llegada del nuevo siglo y que los ordenadores, y aparatos electrónicos, en general, se volviesen contra los humanos, nacieron varios de los deportistas que dominan el panorama actual del deporte. Un año antes, en 1997, nació Max Verstappen, el llamado a dominar la Fórmula 1 cuando termine la tiranía de Mercedes; un año más tarde, en 1999, Luka Doncic llegaba al mundo sin saber que sería la gran estrella emergente de la NBA. En el mismo draft que el esloveno seleccionaron a Trae Young, nacido en 1998, uno de los mejores anotadores de la liga. Y de esa misma generación, del 98, es Kylian Mbappé, uno de los mejores jugadores del mundo desde edad juvenil. Sobre las dos ruedas, también nacido en 1998, destaca Jorge Martín, uno de los revolucionarios llamados a hacer peligrar el trono de Marc Márquez en MotoGP.

Irrupciones en la categoría reina como la de Jorge Martín se recuerdan pocas en la época moderna del motociclismo. El ‘89’ no tuvo el mejor debut en la primera cita del año, en Qatar, y no se encontró cómodo durante todo el fin de semana. Un gran premio de aprendizaje y de adaptación a la Ducati, la moto más difícil de domar de la parrilla, y los resultados llegaron en la segunda carrera.

Desde los entrenamientos libres ya dejó en claro el madrileño que era capaz de ir muy rápido. El sábado, en la clasificación, lo confirmó y logró la pole position y el domingo, en la carrera, también en el circuito de Losail, subió al podio. Por contextualizar, Valentino Rossi se retiró en sus dos primeras carreras en la clase reina y no logró subir al podio hasta la cuarta cita, allá por el año 2000, cuando Jorge Martín tenía tan solo dos añitos.

Otras promesas del motociclismo español, al igual que Jorge, debutaron en MotoGP y no tardaron en subir al podio. Dani Pedrosa, en 2006, fue 2º en su carrera de debut en Jerez. Jorge Lorenzo también logró la plata en Qatar, en 2008, en su estreno, y Marc Márquez fue 3º en el circuito de Losail, en 2013, en su primera carrera. El ‘99’ y el ‘93’ fueron campeones del mundo y el ‘26’ no logró el título, pero lo rozó con las yemas de los dedos en varias ocasiones y son, junto a Ángel Nieto y Álex Crivillé, los mejores pilotos de la historia del motociclismo español.

A sus 23 años, Jorge Martín ha llegado a MotoGP y ha demostrado, en sus dos primeras carreras, que tiene el talento, la ambición y la ética de trabajo necesarias para ser campeón del mundo. Un gol de Mbappé en la Champions, una canasta de Luka Doncic para ganar un partido en play-offs, una vuelta rápida de Max Verstappen y, ahora también, un podio de Jorge Martín en la categoría reina. El deporte de élite, como la literatura hace dos siglos, marcado por la Generación del 98.

Imagen de cabecera: Imago

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Todos recordamos nuestra época estudiante en la que nos rompíamos la cabeza con los autores de la Generación del 98. Este es el nombre con el que se conoce tradicionalmente a un grupo de escritores, ensayistas y poetas españoles que se vieron profundamente afectados por la crisis moral, política y social desencadenada en España por la derrota militar en la guerra hispano-estadounidense y la consiguiente pérdida de las últimas colonias, en 1898. Fueron muy innovadores y se enmarcan en una corriente regeneracionista y crítica de lo “viejo”, de lo que se veía haciendo hasta el momento.

Cien años más tarde, en 1998, en plena revolución digital, con el temor a la llegada del nuevo siglo y que los ordenadores, y aparatos electrónicos, en general, se volviesen contra los humanos, nacieron varios de los deportistas que dominan el panorama actual del deporte. Un año antes, en 1997, nació Max Verstappen, el llamado a dominar la Fórmula 1 cuando termine la tiranía de Mercedes; un año más tarde, en 1999, Luka Doncic llegaba al mundo sin saber que sería la gran estrella emergente de la NBA. En el mismo draft que el esloveno seleccionaron a Trae Young, nacido en 1998, uno de los mejores anotadores de la liga. Y de esa misma generación, del 98, es Kylian Mbappé, uno de los mejores jugadores del mundo desde edad juvenil. Sobre las dos ruedas, también nacido en 1998, destaca Jorge Martín, uno de los revolucionarios llamados a hacer peligrar el trono de Marc Márquez en MotoGP.

Irrupciones en la categoría reina como la de Jorge Martín se recuerdan pocas en la época moderna del motociclismo. El ‘89’ no tuvo el mejor debut en la primera cita del año, en Qatar, y no se encontró cómodo durante todo el fin de semana. Un gran premio de aprendizaje y de adaptación a la Ducati, la moto más difícil de domar de la parrilla, y los resultados llegaron en la segunda carrera.

Desde los entrenamientos libres ya dejó en claro el madrileño que era capaz de ir muy rápido. El sábado, en la clasificación, lo confirmó y logró la pole position y el domingo, en la carrera, también en el circuito de Losail, subió al podio. Por contextualizar, Valentino Rossi se retiró en sus dos primeras carreras en la clase reina y no logró subir al podio hasta la cuarta cita, allá por el año 2000, cuando Jorge Martín tenía tan solo dos añitos.

Otras promesas del motociclismo español, al igual que Jorge, debutaron en MotoGP y no tardaron en subir al podio. Dani Pedrosa, en 2006, fue 2º en su carrera de debut en Jerez. Jorge Lorenzo también logró la plata en Qatar, en 2008, en su estreno, y Marc Márquez fue 3º en el circuito de Losail, en 2013, en su primera carrera. El ‘99’ y el ‘93’ fueron campeones del mundo y el ‘26’ no logró el título, pero lo rozó con las yemas de los dedos en varias ocasiones y son, junto a Ángel Nieto y Álex Crivillé, los mejores pilotos de la historia del motociclismo español.

A sus 23 años, Jorge Martín ha llegado a MotoGP y ha demostrado, en sus dos primeras carreras, que tiene el talento, la ambición y la ética de trabajo necesarias para ser campeón del mundo. Un gol de Mbappé en la Champions, una canasta de Luka Doncic para ganar un partido en play-offs, una vuelta rápida de Max Verstappen y, ahora también, un podio de Jorge Martín en la categoría reina. El deporte de élite, como la literatura hace dos siglos, marcado por la Generación del 98.

Imagen de cabecera: Imago