_Otros

Jaén y la Copa de España: la simbiosis perfecta

Carlos Garrido @carlos_vianos 19-03-2018

etiquetas:

La Copa de España es un torneo que,
al igual que el propio fútbol sala, es diferente y especial al resto. Una
competición con una atmósfera mágica que la envuelve y la cobija. O si no, que
le pregunten al Jaén Paraíso Interior y a su afición. Ambos, equipo y
campeonato, mantienen un idilio del que realmente nos beneficiamos todos
aquellos que amamos este deporte.

Una relación que comenzó a forjarse
allá por el año 2015, con Ciudad Real y el Quijote Arena como testigos de
excepción. Allí en tierras manchegas, los jienenses, por otro lado debutantes,
rompieron con todos los pronósticos iniciales y acabaron proclamándose
campeones. Una hazaña que iba a quedar para la posteridad, pero que no se
sabría muy bien si volvería a ocurrir. No obstante, y como os comentaba
anteriormente, el ‘Olivo mecánico’ y la Copa de España se prometieron una
segunda cita.

Y esa cita ha llegado. Pero no lo
ha hecho de cualquier forma. Esta vez, Jaén Paraíso Interior ha vuelto a
conquistar su segundo título copero en un ambiente que tanto y tanto deseaba el
mundo del fútbol sala. Un escenario inigualable, el WiZink Center; una
organización espectacular, mayor presencia de medios de comunicación y, lo que
es más importante: una cifra superior a las 12.000 personas en la grada. Esta
última circunstancia ha sido la que ha hecho posible conseguir el objetivo
planteado desde que se comenzó a planificar esta edición de la Copa, y que no
es otro que demostrar que el fútbol sala sí es capaz de llegar a un gran
público y asegurar el espectáculo deportivo. Espectáculo al que ha contribuido
con mayúsculas el equipo de Dani Rodríguez aportando unos tintes épicos en sus
partidos para acabar, como ya ocurrió en un pasado, derrotando contra todo pronóstico
al máximo favorito.

Se ha
vuelto a hacer patente que con esfuerzo, sacrificio, fe e ilusión todo se
consigue, y en la Copa de España las posibilidades de que esta afirmación  haga acto de presencia se disparan, más si
está Jaén de por medio.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La Copa de España es un torneo que,
al igual que el propio fútbol sala, es diferente y especial al resto. Una
competición con una atmósfera mágica que la envuelve y la cobija. O si no, que
le pregunten al Jaén Paraíso Interior y a su afición. Ambos, equipo y
campeonato, mantienen un idilio del que realmente nos beneficiamos todos
aquellos que amamos este deporte.

Una relación que comenzó a forjarse
allá por el año 2015, con Ciudad Real y el Quijote Arena como testigos de
excepción. Allí en tierras manchegas, los jienenses, por otro lado debutantes,
rompieron con todos los pronósticos iniciales y acabaron proclamándose
campeones. Una hazaña que iba a quedar para la posteridad, pero que no se
sabría muy bien si volvería a ocurrir. No obstante, y como os comentaba
anteriormente, el ‘Olivo mecánico’ y la Copa de España se prometieron una
segunda cita.

Y esa cita ha llegado. Pero no lo
ha hecho de cualquier forma. Esta vez, Jaén Paraíso Interior ha vuelto a
conquistar su segundo título copero en un ambiente que tanto y tanto deseaba el
mundo del fútbol sala. Un escenario inigualable, el WiZink Center; una
organización espectacular, mayor presencia de medios de comunicación y, lo que
es más importante: una cifra superior a las 12.000 personas en la grada. Esta
última circunstancia ha sido la que ha hecho posible conseguir el objetivo
planteado desde que se comenzó a planificar esta edición de la Copa, y que no
es otro que demostrar que el fútbol sala sí es capaz de llegar a un gran
público y asegurar el espectáculo deportivo. Espectáculo al que ha contribuido
con mayúsculas el equipo de Dani Rodríguez aportando unos tintes épicos en sus
partidos para acabar, como ya ocurrió en un pasado, derrotando contra todo pronóstico
al máximo favorito.

Se ha
vuelto a hacer patente que con esfuerzo, sacrificio, fe e ilusión todo se
consigue, y en la Copa de España las posibilidades de que esta afirmación  haga acto de presencia se disparan, más si
está Jaén de por medio.

etiquetas: