_Motociclismo

Jack Miller, el heredero

Australia siempre ha sido cuna de grandes moteros. En el Campeonato del Mundo de velocidad hemos visto como algunos de los pilotos que marcaron época en su generación provienen de Australia: Wayne Gardner, Mick Doohan o Casey Stoner. Pero desde la retirada de Casey para disfrutar de la vida contemplativa en su tierra natal, disfrutar de su familia y pescar, su segunda gran pasión, Australia no ha tenido heredero. ¿O sí?

En 1995, Mick Doohan conquistaba el segundo de los cinco títulos consecutivos que logró a lomos de su Honda NSR500; Casey Stoner tenía 10 años, ya competía desde los 4 y ganó su primer título con tan solo 6 años; por aquel entonces, Jack Miller nacía en una ciudad de la costa oeste australiana llamada Townsville.

Miller se inició en el Dirt Track antes de pasarse a la velocidad y destacó en su país antes de trasladarse a Europa. Hizo su debut en 125cc en 2011, aunque no fue hasta el año 2014, ya en la renombrada categoría de Moto3, donde comenzó a forjar su camino. Ese año fue subcampeón, ganó 6 carreras y subió al podio en otras cuatro. El talento de Miller no pasó desapercibido y, en una decisión arriesgada, dando ya muestra de su personalidad indomable, dio el salto a MotoGP sin pasar por la categoría intermedia.

Su temporada rookie fue complicada, como era de esperar, y no logró siquiera entrar en el TOP 10 en ningún gran premio, retirándose además en 7 carreras, una cifra muy alta. En cambio, en 2016 mejoró sustancialmente su rendimiento y se mostró mucho más adaptado a la Honda y a la categoría. Seguía sumando demasiadas caídas y abandonos, en parte por su ambición descontrolada que le llevaba a tomar malas decisiones en momentos clave, pero el Assen, en la catedral del motociclismo, supo ser inteligente en una carrera muy atípica y logró la victoria. La lluvia neerlandesa bautizó a Jack Miller como el heredero al trono de Australia.

Una temporada más en Honda, donde el TOP 10 ya era habitual en cada carrera y con la serenidad de quien sabe que, para ir rápido, en ocasiones hay que frenar, antes de fichar por Ducati. En 2018, en su primera temporada en la marca italiana, logró varios 4º puestos y pasó de luchar por el TOP 10 a comenzar a luchar por el podio. En 2019 subió 5 veces al podio, como tercer clasificado, y tras la salida de Jorge Lorenzo y las dudas de Andrea Dovizioso, se ha convertido en la gran esperanza de la montura italiana para volver a ganar un campeonato.

Ducati ha confirmado a Miller como piloto oficial para 2021. Con 25 años de edad, cinco temporadas en MotoGP de experiencia y el sabor de la victoria, Jack Miller tratará de emular a su compatriota Casey Stoner y proclamarse campeón del mundo con Ducati. Miller se ha convertido en el heredero. Stoner batió a Rossi, e intentará hacer lo propio con Márquez. Dos australianos contra los dos mejores pilotos del siglo XXI.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Australia siempre ha sido cuna de grandes moteros. En el Campeonato del Mundo de velocidad hemos visto como algunos de los pilotos que marcaron época en su generación provienen de Australia: Wayne Gardner, Mick Doohan o Casey Stoner. Pero desde la retirada de Casey para disfrutar de la vida contemplativa en su tierra natal, disfrutar de su familia y pescar, su segunda gran pasión, Australia no ha tenido heredero. ¿O sí?

En 1995, Mick Doohan conquistaba el segundo de los cinco títulos consecutivos que logró a lomos de su Honda NSR500; Casey Stoner tenía 10 años, ya competía desde los 4 y ganó su primer título con tan solo 6 años; por aquel entonces, Jack Miller nacía en una ciudad de la costa oeste australiana llamada Townsville.

Miller se inició en el Dirt Track antes de pasarse a la velocidad y destacó en su país antes de trasladarse a Europa. Hizo su debut en 125cc en 2011, aunque no fue hasta el año 2014, ya en la renombrada categoría de Moto3, donde comenzó a forjar su camino. Ese año fue subcampeón, ganó 6 carreras y subió al podio en otras cuatro. El talento de Miller no pasó desapercibido y, en una decisión arriesgada, dando ya muestra de su personalidad indomable, dio el salto a MotoGP sin pasar por la categoría intermedia.

Su temporada rookie fue complicada, como era de esperar, y no logró siquiera entrar en el TOP 10 en ningún gran premio, retirándose además en 7 carreras, una cifra muy alta. En cambio, en 2016 mejoró sustancialmente su rendimiento y se mostró mucho más adaptado a la Honda y a la categoría. Seguía sumando demasiadas caídas y abandonos, en parte por su ambición descontrolada que le llevaba a tomar malas decisiones en momentos clave, pero el Assen, en la catedral del motociclismo, supo ser inteligente en una carrera muy atípica y logró la victoria. La lluvia neerlandesa bautizó a Jack Miller como el heredero al trono de Australia.

Una temporada más en Honda, donde el TOP 10 ya era habitual en cada carrera y con la serenidad de quien sabe que, para ir rápido, en ocasiones hay que frenar, antes de fichar por Ducati. En 2018, en su primera temporada en la marca italiana, logró varios 4º puestos y pasó de luchar por el TOP 10 a comenzar a luchar por el podio. En 2019 subió 5 veces al podio, como tercer clasificado, y tras la salida de Jorge Lorenzo y las dudas de Andrea Dovizioso, se ha convertido en la gran esperanza de la montura italiana para volver a ganar un campeonato.

Ducati ha confirmado a Miller como piloto oficial para 2021. Con 25 años de edad, cinco temporadas en MotoGP de experiencia y el sabor de la victoria, Jack Miller tratará de emular a su compatriota Casey Stoner y proclamarse campeón del mundo con Ducati. Miller se ha convertido en el heredero. Stoner batió a Rossi, e intentará hacer lo propio con Márquez. Dos australianos contra los dos mejores pilotos del siglo XXI.

_Motociclismo

Gracias, de corazón

Sergio Merino Rueda @SergioMerino8
17-11-2021

_Motociclismo

Nuestra canción

Cristina Caparrós @criscaparros
15-11-2021