_Femenino

Invictus

Patricia Muñoz @patrims 11-04-2018

etiquetas:

Invicto (Del latín Invictus).
‘Nunca vencido, siempre victorioso’. Simple y directo. El sueño de todo
deportista. La razón por la que pelear a diario. El anhelo por el que
desvelarse. La búsqueda de todo sentido. El elixir de la vida del deportista:
ser invencible. Ciertamente utópico a la par que… ¿imposible? No si hablamos de
la selección española femenina de fútbol, cuyo nombre podría ser perfectamente incluido
en la definición que el diccionario de la Real Academia Española (RAE) ofrece
para el término ‘invicto’.

La selección española sigue haciendo historia. Cada paso que da es
un nuevo triunfo que sumar a su impecable y reciente palmarés. Jorge Vilda
puede estar orgullo, muy orgulloso, de sus pupilas. No sólo él. Toda España
debería brindar su apoyo y mostrar satisfacción por el trabajo que están
realizando las nuestras en cada entrenamiento, en cada encuentro amistoso y,
sobre todo, en cada cita internacional de carácter oficial en la que
participan. Orgullo y admiración por un esfuerzo que ha derivado en unos
resultados inmejorables en la fase de clasificación hacia el próximo gran
objetivo del combinado nacional: el Mundial de Francia 2019.

Así pues, este largo camino con olor ya a Mundial toma forma y se
pone muy de cara para las españolas, las cuales encadenan un espectacular pleno
de victorias que les permite ponerse en cabeza (con 15 puntos, a 8 de Austria,
Finlandia y Serbia) en el Grupo 7 de esta fase previa. Invictas. Simple y
llanamente. Cinco de cinco encuentros con resultado positivo. Dominio absoluto
y muestra de poderío ofensivo a la par que excelente contingencia en la
retaguardia. Con un balance de 15 goles a favor y uno en contra, la selección
española puede presumir de caminar con paso muy firme a la cita mundialista.
 

Y es que, a la espera de disputar los tres últimos encuentros de
esta fase – Israel (7 de junio), Finlandia (31 de agosto) y Serbia (4 de
septiembre) –, las de Jorge Vilda tienen grandes opciones de acabar como
primeras de grupo y, por qué no, aún invictas. Tras alzarse campeonas en la
Cyrpus Cup el pasado mes de marzo todo ha ido rodado para este conjunto que no
sólo se mantiene invicto sino que también puede presumir de disfrutar de la
imbatibilidad. Un total de 8 partidos consecutivos son los que encadena nuestra
selección sin encajar un gol. La portería española, custodiada por Lola
Gallardo y Sandra Paños (y en ocasiones por la tercera opción de Vilda bajo
palos, Mariasun Quiñones), no recibe un tanto desde el pasado 24 de noviembre
en su partido ante Serbia.
 

Más de cuatro meses sin sacar un balón de las mallas y cerca de
nueve sin conocer la derrota. Así se presenta esta selección que, esta vez sí,
quiere y, sobre todo, puede hacer un gran papel en la máxima competición de naciones.
Su mejor resultado fue en la pasada edición del torneo (Canadá 2015), donde
alcanzaron la fase de grupos dentro de la fase final. Sin embargo, dicho
resultado se queda corto para una selección con unos números como los que
maneja actualmente este equipo. España tiene el talento, la calidad, las ganas
y, hasta el momento en este camino mundialista, el elixir que llena de vida a
cualquier jugador: ser invencibles.

Imagen de cabecera: Real Federación Española de Fútbol

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Invicto (Del latín Invictus).
‘Nunca vencido, siempre victorioso’. Simple y directo. El sueño de todo
deportista. La razón por la que pelear a diario. El anhelo por el que
desvelarse. La búsqueda de todo sentido. El elixir de la vida del deportista:
ser invencible. Ciertamente utópico a la par que… ¿imposible? No si hablamos de
la selección española femenina de fútbol, cuyo nombre podría ser perfectamente incluido
en la definición que el diccionario de la Real Academia Española (RAE) ofrece
para el término ‘invicto’.

La selección española sigue haciendo historia. Cada paso que da es
un nuevo triunfo que sumar a su impecable y reciente palmarés. Jorge Vilda
puede estar orgullo, muy orgulloso, de sus pupilas. No sólo él. Toda España
debería brindar su apoyo y mostrar satisfacción por el trabajo que están
realizando las nuestras en cada entrenamiento, en cada encuentro amistoso y,
sobre todo, en cada cita internacional de carácter oficial en la que
participan. Orgullo y admiración por un esfuerzo que ha derivado en unos
resultados inmejorables en la fase de clasificación hacia el próximo gran
objetivo del combinado nacional: el Mundial de Francia 2019.

Así pues, este largo camino con olor ya a Mundial toma forma y se
pone muy de cara para las españolas, las cuales encadenan un espectacular pleno
de victorias que les permite ponerse en cabeza (con 15 puntos, a 8 de Austria,
Finlandia y Serbia) en el Grupo 7 de esta fase previa. Invictas. Simple y
llanamente. Cinco de cinco encuentros con resultado positivo. Dominio absoluto
y muestra de poderío ofensivo a la par que excelente contingencia en la
retaguardia. Con un balance de 15 goles a favor y uno en contra, la selección
española puede presumir de caminar con paso muy firme a la cita mundialista.
 

Y es que, a la espera de disputar los tres últimos encuentros de
esta fase – Israel (7 de junio), Finlandia (31 de agosto) y Serbia (4 de
septiembre) –, las de Jorge Vilda tienen grandes opciones de acabar como
primeras de grupo y, por qué no, aún invictas. Tras alzarse campeonas en la
Cyrpus Cup el pasado mes de marzo todo ha ido rodado para este conjunto que no
sólo se mantiene invicto sino que también puede presumir de disfrutar de la
imbatibilidad. Un total de 8 partidos consecutivos son los que encadena nuestra
selección sin encajar un gol. La portería española, custodiada por Lola
Gallardo y Sandra Paños (y en ocasiones por la tercera opción de Vilda bajo
palos, Mariasun Quiñones), no recibe un tanto desde el pasado 24 de noviembre
en su partido ante Serbia.
 

Más de cuatro meses sin sacar un balón de las mallas y cerca de
nueve sin conocer la derrota. Así se presenta esta selección que, esta vez sí,
quiere y, sobre todo, puede hacer un gran papel en la máxima competición de naciones.
Su mejor resultado fue en la pasada edición del torneo (Canadá 2015), donde
alcanzaron la fase de grupos dentro de la fase final. Sin embargo, dicho
resultado se queda corto para una selección con unos números como los que
maneja actualmente este equipo. España tiene el talento, la calidad, las ganas
y, hasta el momento en este camino mundialista, el elixir que llena de vida a
cualquier jugador: ser invencibles.

Imagen de cabecera: Real Federación Española de Fútbol

etiquetas:

_Femenino

Eva Moral, una vida maravillosa

David Orenes @david_lrl
10-09-2021

_Femenino

Ons Jabeur ya tiene el primero

Alejandro Pérez @aperezgom
23-06-2021