_Selecciones

Inglaterra en la EURO: Soñemos una vez más

Inglaterra, una vez más, está obligada a repetir ese proceso vital en el que se inmiscuye en casi cada gran torneo: hacer una gran previa, ilusionar y volver a fracasar en el momento clave. Forma casi parte del imaginario colectivo de los pross eso de ser el pupas; el que siempre decepciona cuando menos te lo esperas. Los británicos son aquellos que te hacen un videoclip con las sempiternas penitencias que, por suerte, no recuerda una irreverente generación de futbolistas que sí se cree que puede hacer algo importante. En las ya infinitas previas de la Eurocopa hay un nexo. El combinado de Gareth Southgate es favorito. Y no me extraña.

Da la sensación de que el seleccionador convocó a 33 por el simple hecho de premiar a profesionales que merecen estar en la lista, pero que no pueden porque el nivel es excelso. De hecho, incluso podría haber hecho cuatro o cinco equipos de nivel. El caso más extremo lo tenemos en el lateral derecho, una posición que antaño era un refugio para los jugadores menos técnicos. Nada más lejos de la realidad en el balompié de hoy. Hasta cuatro han sido citados para el compromiso sabiendo que están fuera perfiles como los de Wan-Bissaka, Godfrey o Ayling. Una locura.

El principal debate estará en la portería. Jordan Pickford parece el elegido por el seleccionador pese a la ingente cantidad de especialistas que no ven al guardameta del Everton presto para el reto que se le viene por delante. Qué quieren que les diga: venimos de un pasado en el que David James, David Seaman o Rob Green eran los elegidos. No es que Pickford sea la rencarnación de Lev Yashin. De hecho, no merece que, “en este puto folio”, como diría Umbral, reciba un sinfín de halagos. Pero no es el peor portero de la historia. Además, las opciones en el banquillo son muy superiores a lo que estábamos acostumbrados.

Y ya desde el centro del campo hasta la punta de ataque, con un esquema que tratará de proteger a sus centrales, la magia rebosa. Las opciones son inacabables. Harry Kane comandará una delantera que tiene como sueño levantar un trofeo que nunca han olido. Otra vez se viene a casa. O eso nos quieren vender los Lineker y compañía. Los que hoy están en el escalafón de consumir Twitch y abrir sobres del Ultimate Team pueden cambiar el destino: ese que nos dice que Inglaterra tiene un equipo increíble. Pero…

Imagen de cabecera: Imago

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Inglaterra, una vez más, está obligada a repetir ese proceso vital en el que se inmiscuye en casi cada gran torneo: hacer una gran previa, ilusionar y volver a fracasar en el momento clave. Forma casi parte del imaginario colectivo de los pross eso de ser el pupas; el que siempre decepciona cuando menos te lo esperas. Los británicos son aquellos que te hacen un videoclip con las sempiternas penitencias que, por suerte, no recuerda una irreverente generación de futbolistas que sí se cree que puede hacer algo importante. En las ya infinitas previas de la Eurocopa hay un nexo. El combinado de Gareth Southgate es favorito. Y no me extraña.

Da la sensación de que el seleccionador convocó a 33 por el simple hecho de premiar a profesionales que merecen estar en la lista, pero que no pueden porque el nivel es excelso. De hecho, incluso podría haber hecho cuatro o cinco equipos de nivel. El caso más extremo lo tenemos en el lateral derecho, una posición que antaño era un refugio para los jugadores menos técnicos. Nada más lejos de la realidad en el balompié de hoy. Hasta cuatro han sido citados para el compromiso sabiendo que están fuera perfiles como los de Wan-Bissaka, Godfrey o Ayling. Una locura.

El principal debate estará en la portería. Jordan Pickford parece el elegido por el seleccionador pese a la ingente cantidad de especialistas que no ven al guardameta del Everton presto para el reto que se le viene por delante. Qué quieren que les diga: venimos de un pasado en el que David James, David Seaman o Rob Green eran los elegidos. No es que Pickford sea la rencarnación de Lev Yashin. De hecho, no merece que, “en este puto folio”, como diría Umbral, reciba un sinfín de halagos. Pero no es el peor portero de la historia. Además, las opciones en el banquillo son muy superiores a lo que estábamos acostumbrados.

Y ya desde el centro del campo hasta la punta de ataque, con un esquema que tratará de proteger a sus centrales, la magia rebosa. Las opciones son inacabables. Harry Kane comandará una delantera que tiene como sueño levantar un trofeo que nunca han olido. Otra vez se viene a casa. O eso nos quieren vender los Lineker y compañía. Los que hoy están en el escalafón de consumir Twitch y abrir sobres del Ultimate Team pueden cambiar el destino: ese que nos dice que Inglaterra tiene un equipo increíble. Pero…

Imagen de cabecera: Imago

_Selecciones

Bachata y flow

Cristina Caparrós @criscaparros
30-03-2022