_Otros

Europa League: incidentes en Varsovia y Tesalónica

El inicio de la fase de eliminación directa de la Europa League se vio empañada por diversos incidentes ocurridos en Varsovia y Tesalónica. En Polonia, un hostal en el que se hospedaban fans del Ajax de Ámsterdam fue asaltado por encapuchados vestidos de negro en la noche del miércoles, antes del partido de ante el Legia. Según la Policía, no hubo heridos en el incidente, en el que más de una docena de asaltantes arrogaron piedras y botellas sobre el albergue y un bar vecino.

La Policía dijo que los atacantes, que no llevaban emblemas del Legia, huyeron sin ser identificados. En cualquier caso, el campeón polaco se distanció de lo sucedido. «El Legia condena todo tipo de violencia y vandalismo», escribió en Twitter un portavoz del club, que amenazó con la prohibición de entrar al estadio en caso de que sean ultras locales. El Legia organizó junto a las fuerzas de seguridad polacas y representantes del Ajax un fuerte dispositivo en torno al partido. El pasado noviembre, el club polaco fue castigado con la disputa de un partido ante el Real Madrid en la Liga de Campeones sin público en las gradas y el pago de una multa de 80.000 euros por graves disturbios creados por sus fans.

En la ciudad griega de Tesalónica, los fans del Schalke protagonizaron choques con la policía local en la noche del miércoles. Decenas de aficionados del club alemán, varios de ellos alcoholizados, lanzaron botellas, piedras y pirotecnia a la policía, que intervino con porras. «El incidente concluyó a los pocos minutos», indicó la policía de Tesalónica. Sin embargo, se registraron algunos cruces verbales en el centro de la ciudad entre aficionados del Schalke y el PAOK Salónica, por lo que la policía decidió reforzar la seguridad y cerrar algunas vías de acceso al estadio. «Tomaremos todas las medidas necesarias», afirmó el portavoz policial. Las hinchadas de ambos equipos ya habían protagonizado cruces en agosto de 2013 cuando se enfrentaron en la ciudad alemana de Gelsenkirchen.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El inicio de la fase de eliminación directa de la Europa League se vio empañada por diversos incidentes ocurridos en Varsovia y Tesalónica. En Polonia, un hostal en el que se hospedaban fans del Ajax de Ámsterdam fue asaltado por encapuchados vestidos de negro en la noche del miércoles, antes del partido de ante el Legia. Según la Policía, no hubo heridos en el incidente, en el que más de una docena de asaltantes arrogaron piedras y botellas sobre el albergue y un bar vecino.

La Policía dijo que los atacantes, que no llevaban emblemas del Legia, huyeron sin ser identificados. En cualquier caso, el campeón polaco se distanció de lo sucedido. «El Legia condena todo tipo de violencia y vandalismo», escribió en Twitter un portavoz del club, que amenazó con la prohibición de entrar al estadio en caso de que sean ultras locales. El Legia organizó junto a las fuerzas de seguridad polacas y representantes del Ajax un fuerte dispositivo en torno al partido. El pasado noviembre, el club polaco fue castigado con la disputa de un partido ante el Real Madrid en la Liga de Campeones sin público en las gradas y el pago de una multa de 80.000 euros por graves disturbios creados por sus fans.

En la ciudad griega de Tesalónica, los fans del Schalke protagonizaron choques con la policía local en la noche del miércoles. Decenas de aficionados del club alemán, varios de ellos alcoholizados, lanzaron botellas, piedras y pirotecnia a la policía, que intervino con porras. «El incidente concluyó a los pocos minutos», indicó la policía de Tesalónica. Sin embargo, se registraron algunos cruces verbales en el centro de la ciudad entre aficionados del Schalke y el PAOK Salónica, por lo que la policía decidió reforzar la seguridad y cerrar algunas vías de acceso al estadio. «Tomaremos todas las medidas necesarias», afirmó el portavoz policial. Las hinchadas de ambos equipos ya habían protagonizado cruces en agosto de 2013 cuando se enfrentaron en la ciudad alemana de Gelsenkirchen.