_Otros

Igual de enfrentados por la rivalidad, pero cada vez más igualados

Jordi Cochran @cochran_4 04-04-2019

etiquetas:

Escocia

El fin de semana pasado, el Celtic se impuso al Rangers por 2-1 en el que fue el tercer Old Firm de la temporada, todos en partido de liga. Fue un duelo vibrante, con mucha intensidad y tensión, que desembocaron en los instantes finales del encuentro y justo después del pitido del árbitro donde los jugadores de ambos equipos se enzarzaron en un gran rifirrafe. Sobre todo auspiciado por el gol tardío de James Forrest, que dio la victoria al conjunto católico de Glasgow y que prácticamente confirma la consecución del octavo título de liga consecutivo para el Celtic.  

El Rangers tuvo dos expulsiones, de Alfredo Morelos y Andy Holliday, y justo después del desenlace del partido, con los jugadores del Celtic celebrando la victoria sobre el césped, se montó una gran tangana. Básicamente la tensión, los nervios, los enfrentamientos verbales, etc. son factores consustancialmente ligados a la rivalidad entre los dos equipos de Glasgow, que se odian y necesitan a niveles superlativos. Sin embargo, en referencia al aspecto futbolístico en esta temporada, aún faltando un Old Firm por disputarse, hay una clara evidencia. Dos triunfos para el Celtic y uno para el Rangers, pero los tres con resultados por un gol de ventaja. Aunque el conjunto católico sigue a un nivel superior, los protestantes están acortando esa distancia que les separa.

El Glasgow Rangers, después de su disolución como club en 2012 por problemas económicos, y refundación en el Rangers FC, empezó su nueva andadura en la categoría más baja del fútbol profesional y fue escalando poco a poco hasta volver a la primera división la temporada 2016/2017. El primer Old Firm liguero entre el Celtic y el nuevo Rangers fue una clara demostración del poderío de los católicos que vencieron por 5-1. En total, en las dos primeras campañas del regreso del equipo protestante a la élite del fútbol escocés fueron un claro fracaso en la competitividad en los Old Firms. 9 victorias para el Celtic, con goleadas como el 5-1 anteriormente destacado, 1-5, 4-0 y 5-0, y tan solo dos empates.

Sin embargo, esta temporada, la tercera del Rangers FC en primera división, la superioridad del Celtic en los enfrentamientos directos ya no es tan evidente. Incluso el equipo entrenado por Steven Gerrard ganó el pasado mes de diciembre su primer Old Firm liguero, por 1-0, desde que lo hiciera la última vez seis años atrás, en 2012. Esa victoria podía parecer un punto de inflexión, porque igualó en lo alto de la clasificación de la liga a Celtic y Rangers con 42 puntos. 

A pesar de ello, un hecho es competir en los duelos individuales y el otro luchar de tú a tú con el Celtic en un campeonato de regularidad como es la liga. Desde ese momento a finales de diciembre hasta ahora, el conjunto verde y blanco de Glasgow ha puesto la directa. 11 victorias y tan solo un empate del equipo entrenado por Brendan Rodgers, quien se fue a Leicester a mediados de febrero, y Neil Lennon. Una racha que, junto al desvanecimiento del Rangers, ha llevado al Celtic a tener 13 puntos de ventaja sobre los hombres dirigidos por Steven Gerrard, que ocupan el segundo lugar en la tabla. 

Al fin y al cabo, para el fútbol escocés es positivo que sus dos mayores representantes estén cada vez más igualados, sobre todo en duelos directos. Así los Old Firms vuelven a coger el interés de antaño. Aunque valorando toda la temporada, el Celtic aún está un peldaño por encima en la lucha por el campeonato que se basa en la regularidad.  

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El fin de semana pasado, el Celtic se impuso al Rangers por 2-1 en el que fue el tercer Old Firm de la temporada, todos en partido de liga. Fue un duelo vibrante, con mucha intensidad y tensión, que desembocaron en los instantes finales del encuentro y justo después del pitido del árbitro donde los jugadores de ambos equipos se enzarzaron en un gran rifirrafe. Sobre todo auspiciado por el gol tardío de James Forrest, que dio la victoria al conjunto católico de Glasgow y que prácticamente confirma la consecución del octavo título de liga consecutivo para el Celtic.  

El Rangers tuvo dos expulsiones, de Alfredo Morelos y Andy Holliday, y justo después del desenlace del partido, con los jugadores del Celtic celebrando la victoria sobre el césped, se montó una gran tangana. Básicamente la tensión, los nervios, los enfrentamientos verbales, etc. son factores consustancialmente ligados a la rivalidad entre los dos equipos de Glasgow, que se odian y necesitan a niveles superlativos. Sin embargo, en referencia al aspecto futbolístico en esta temporada, aún faltando un Old Firm por disputarse, hay una clara evidencia. Dos triunfos para el Celtic y uno para el Rangers, pero los tres con resultados por un gol de ventaja. Aunque el conjunto católico sigue a un nivel superior, los protestantes están acortando esa distancia que les separa.

El Glasgow Rangers, después de su disolución como club en 2012 por problemas económicos, y refundación en el Rangers FC, empezó su nueva andadura en la categoría más baja del fútbol profesional y fue escalando poco a poco hasta volver a la primera división la temporada 2016/2017. El primer Old Firm liguero entre el Celtic y el nuevo Rangers fue una clara demostración del poderío de los católicos que vencieron por 5-1. En total, en las dos primeras campañas del regreso del equipo protestante a la élite del fútbol escocés fueron un claro fracaso en la competitividad en los Old Firms. 9 victorias para el Celtic, con goleadas como el 5-1 anteriormente destacado, 1-5, 4-0 y 5-0, y tan solo dos empates.

Sin embargo, esta temporada, la tercera del Rangers FC en primera división, la superioridad del Celtic en los enfrentamientos directos ya no es tan evidente. Incluso el equipo entrenado por Steven Gerrard ganó el pasado mes de diciembre su primer Old Firm liguero, por 1-0, desde que lo hiciera la última vez seis años atrás, en 2012. Esa victoria podía parecer un punto de inflexión, porque igualó en lo alto de la clasificación de la liga a Celtic y Rangers con 42 puntos. 

A pesar de ello, un hecho es competir en los duelos individuales y el otro luchar de tú a tú con el Celtic en un campeonato de regularidad como es la liga. Desde ese momento a finales de diciembre hasta ahora, el conjunto verde y blanco de Glasgow ha puesto la directa. 11 victorias y tan solo un empate del equipo entrenado por Brendan Rodgers, quien se fue a Leicester a mediados de febrero, y Neil Lennon. Una racha que, junto al desvanecimiento del Rangers, ha llevado al Celtic a tener 13 puntos de ventaja sobre los hombres dirigidos por Steven Gerrard, que ocupan el segundo lugar en la tabla. 

Al fin y al cabo, para el fútbol escocés es positivo que sus dos mayores representantes estén cada vez más igualados, sobre todo en duelos directos. Así los Old Firms vuelven a coger el interés de antaño. Aunque valorando toda la temporada, el Celtic aún está un peldaño por encima en la lucha por el campeonato que se basa en la regularidad.  

etiquetas:

Escocia

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021