_Tenis

Iga Swiatek o cómo dominar la WTA sin fisuras

Alejandro Pérez @aperezgom 20-10-2022

etiquetas:

Iga Swiatek Tenis

Iga Swiatek. Es la tenista. Es la protagonista. Es el tenis femenino de este año. La polaca (Varsovia, 2001) no ha dado cuartel. En un año cuyo inicio vino marcado por la retirada de la que estaba llamada a dominar el año (Ashleigh Barty), Iga ha cogido el testigo con todos los honores. Lo que el tenis se ha perdido al no tener un historial entre ambas (solo dos partidos).

Ocho títulos, nueve finales, 66 victorias en 68 partidos, más de 10.000 puntos y más de nueve millones de dólares en ganancias. El último ha sido en San Diego y todavía le queda el torneo de Maestras, al que llega como indiscutible favorita.

Comenzó el año la novena raqueta del circuito. El número uno lo cogió tras ganar en Miami unido a la retirada de Barty. Y no lo ha soltado. La superioridad de Iga es tan insultante que las tenistas número dos, tres y cuatro suman solo 600 puntos más que Swiatek.

Su palmarés luce 11 títulos. Empezó la temporada con tres. El resto han llegado en los últimos 10 meses: Doha, Indian Wells, Miami, Stuttgart, Roma, Roland-Garros, US Open y San Diego. Dos Grand Slams, dos WTA 1000 Mandatory, dos WTA 1000 no Mandatory y dos WTA 500. En el palmarés individual, las siguientes raquetas con más éxitos este año son la francesa Garcia (tres títulos, un 1000 no Mandatory y dos WTA 250) y la rusa Samsonova (un WTA 500 y dos WTA 250). La distancia con la tenista de Varsovia es sideral.

Para seguir poniéndole contexto a la temporada de Iga, es la cuarta tenista este siglo que gana al menos ocho títulos en el mismo año. Serena lo hizo en 2002 y 2013, Clijsters en 2003 y 2005 y Henin en 2003 y 2007.

En sus tres primeros torneos (Adelaida, Melbourne y Dubái), los resultados fueron buenos, aunque no espectaculares: semifinales (Barty), semifinales (Collins) y octavos (Ostapenko). La derrota ante la letona en Dubái, además de sorprender (7-4 en el desempate del tercero), supuso un punto de inflexión inesperado. Fue el inicio de una racha espectacular. Doha, Indian Wells, Miami, BJK Cup, Stuttgart, Roma y Roland-Garros. De febrero a junio sin parar de ganar. 37 triunfos seguidos (de los 66 totales que suma este año).

Descansó seis semanas en un total de 19. Ganó en cemento y en tierra al aire libre y bajo techo. En Asia, en Estados Unidos y en Europa. Y perdió siete sets. Prácticamente inmaculado. Alizé Cornet le puso fecha, ronda y torneo a una derrota que parecía no llegaría nunca: tercera ronda de Wimbledon. La gira hacia Nueva York fue lo más discreto de su temporada, ese bajón por el que todo tenista pasa en un año perfecto. Cuatro triunfos y tres derrotas en siete partidos.

Y en Flushing Meadows volvió la versión Iga primavera. Tuvo que remontar en octavos y en semifinales, pero cumplió como primera favorita para levantar el título ante Ons Jabeur.

En siete años (2016-2022), Iga ha pasado de estrenar su palmarés en un Futures de 10.000 dólares en Estocolmo (Suecia) a acumular ocho títulos (que pueden ser nueve y Maestra) en la misma temporada.

Para encontrar un punto débil en su carrera hasta el momento y teniendo en cuenta que tiene 21 años y muy fácilmente 10 temporadas por delante, es su desempeño sobre hierba. Ha jugado 12 partidos y ganado seis. Cinco de esas seis victorias han llegado en las dos últimas ediciones de Wimbledon, jugando octavos y tercera ronda. El torneo del All England Club es, con diferencia, el que peor balance presenta.

Solo veremos a Swiatek en las Finales de Fort Worth (Texas) y no en la fase final de la Billie Jean King Cup por la programación de las diferentes instituciones que gobiernan el tenis. Y su forma de anunciarlo fue criticando esa falta de entendimiento. Del sur de Estados Unidos a Glasgow (Escocia). 13 horas de vuelo y seis husos horarios. Y sin siquiera una semana de descanso y adaptación. La polaca ha tenido que elegir donde no debía tener que hacerlo. Y la principal competición femenina por equipos se queda sin la raqueta número uno del mundo y la mejor tenista del año. Una muy mala jugada.

Imagen de cabecera: @WTA

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Iga Swiatek. Es la tenista. Es la protagonista. Es el tenis femenino de este año. La polaca (Varsovia, 2001) no ha dado cuartel. En un año cuyo inicio vino marcado por la retirada de la que estaba llamada a dominar el año (Ashleigh Barty), Iga ha cogido el testigo con todos los honores. Lo que el tenis se ha perdido al no tener un historial entre ambas (solo dos partidos).

Ocho títulos, nueve finales, 66 victorias en 68 partidos, más de 10.000 puntos y más de nueve millones de dólares en ganancias. El último ha sido en San Diego y todavía le queda el torneo de Maestras, al que llega como indiscutible favorita.

Comenzó el año la novena raqueta del circuito. El número uno lo cogió tras ganar en Miami unido a la retirada de Barty. Y no lo ha soltado. La superioridad de Iga es tan insultante que las tenistas número dos, tres y cuatro suman solo 600 puntos más que Swiatek.

Su palmarés luce 11 títulos. Empezó la temporada con tres. El resto han llegado en los últimos 10 meses: Doha, Indian Wells, Miami, Stuttgart, Roma, Roland-Garros, US Open y San Diego. Dos Grand Slams, dos WTA 1000 Mandatory, dos WTA 1000 no Mandatory y dos WTA 500. En el palmarés individual, las siguientes raquetas con más éxitos este año son la francesa Garcia (tres títulos, un 1000 no Mandatory y dos WTA 250) y la rusa Samsonova (un WTA 500 y dos WTA 250). La distancia con la tenista de Varsovia es sideral.

Para seguir poniéndole contexto a la temporada de Iga, es la cuarta tenista este siglo que gana al menos ocho títulos en el mismo año. Serena lo hizo en 2002 y 2013, Clijsters en 2003 y 2005 y Henin en 2003 y 2007.

En sus tres primeros torneos (Adelaida, Melbourne y Dubái), los resultados fueron buenos, aunque no espectaculares: semifinales (Barty), semifinales (Collins) y octavos (Ostapenko). La derrota ante la letona en Dubái, además de sorprender (7-4 en el desempate del tercero), supuso un punto de inflexión inesperado. Fue el inicio de una racha espectacular. Doha, Indian Wells, Miami, BJK Cup, Stuttgart, Roma y Roland-Garros. De febrero a junio sin parar de ganar. 37 triunfos seguidos (de los 66 totales que suma este año).

Descansó seis semanas en un total de 19. Ganó en cemento y en tierra al aire libre y bajo techo. En Asia, en Estados Unidos y en Europa. Y perdió siete sets. Prácticamente inmaculado. Alizé Cornet le puso fecha, ronda y torneo a una derrota que parecía no llegaría nunca: tercera ronda de Wimbledon. La gira hacia Nueva York fue lo más discreto de su temporada, ese bajón por el que todo tenista pasa en un año perfecto. Cuatro triunfos y tres derrotas en siete partidos.

Y en Flushing Meadows volvió la versión Iga primavera. Tuvo que remontar en octavos y en semifinales, pero cumplió como primera favorita para levantar el título ante Ons Jabeur.

En siete años (2016-2022), Iga ha pasado de estrenar su palmarés en un Futures de 10.000 dólares en Estocolmo (Suecia) a acumular ocho títulos (que pueden ser nueve y Maestra) en la misma temporada.

Para encontrar un punto débil en su carrera hasta el momento y teniendo en cuenta que tiene 21 años y muy fácilmente 10 temporadas por delante, es su desempeño sobre hierba. Ha jugado 12 partidos y ganado seis. Cinco de esas seis victorias han llegado en las dos últimas ediciones de Wimbledon, jugando octavos y tercera ronda. El torneo del All England Club es, con diferencia, el que peor balance presenta.

Solo veremos a Swiatek en las Finales de Fort Worth (Texas) y no en la fase final de la Billie Jean King Cup por la programación de las diferentes instituciones que gobiernan el tenis. Y su forma de anunciarlo fue criticando esa falta de entendimiento. Del sur de Estados Unidos a Glasgow (Escocia). 13 horas de vuelo y seis husos horarios. Y sin siquiera una semana de descanso y adaptación. La polaca ha tenido que elegir donde no debía tener que hacerlo. Y la principal competición femenina por equipos se queda sin la raqueta número uno del mundo y la mejor tenista del año. Una muy mala jugada.

Imagen de cabecera: @WTA

etiquetas:

Iga Swiatek Tenis

_Tenis

La peor racha desde 2009

Redacción @SpheraSports
15-11-2022

_Tenis

Un final amargo para un 2022 de ensueño

Redacción @SpheraSports
05-11-2022