_Celta

A por el Gran Capitán

David Orenes @david_lrl 25-11-2019

etiquetas:

Celta Hugo Mallo LaLiga

Lleva una década en el primer equipo del Celta y toda una vida en el club. Su entrega cada fin de semana en Balaídos le ha valido ser uno de los referentes del vestuario y uno de los futbolistas más queridos por la afición celtiña. Pese a las numerosas dificultades que ha tenido que afrontar, el capitán Hugo Mallo ya escribe su nombre con letras grandes en la historia de la entidad viguesa.

Y es que ante el Villarreal, el lateral de Marín (Pontevedra) cumplió la redonda cifra de 350 partidos oficiales con la camiseta celeste, igualando a Vicente Álvarez, centrocampista de los años ochenta y noventa que también portó el brazalete y se proclamó campeón de Segunda División y subcampeón de Copa con el Celta (1994). Vicente, cuyo mostacho fue en su época uno de los más carismáticos de la Liga, permaneció en el equipo durante 14 temporadas y en la memoria todavía queda el gol anotado al Barça en su partido 150. Fue el tanto 1.400 del Celta y el último de un ourensano al cuadro azulgrana.

(Getty Images)

Hugo, sin embargo, tiene todas las papeletas para dejar muy lejos a Vicente y pelear seriamente el primer puesto del ránking, ahora en propiedad de Manolo, zaguero que debutó con 18 años en el Celta y vistió su camiseta durante dieciséis. Apodado el Gran Capitán, no hace mucho que compartió reportaje del Faro de Vigo con Mallo. “Me gustaría algún día ser la mitad de lo que ha sido él”, digo el actual líder del vestuario celeste. 

Curiosamente, ambos nacieron en Pontevedra (apenas 20 kilómetros de diferencia), comparten posición, debutaron con el equipo muy jóvenes, ambos en Segunda División, formaron parte de las categorías inferiores de la Selección y sufrieron severas lesiones, las dos cuando marcaban a grandes estrellas: Mallo se rompió el cruzado en 2013 persiguiendo a Cristiano Ronaldo, Manolo en la temporada 73-74, cuando recibió una dura entrada del mismísimo Johan Cruyff. Años después, el zaguero de Cangas de Morrazo se negó a portar el brazalete ante el Barça para no tener que dar la mano al holandés.

Los cálculos salen para adelantar a la leyenda: basta con jugar una media de 30 partidos por temporada para lograr su cometido en la 25-26, cuando Mallo tenga ya 34 años. En realidad, esta misma temporada puede adelantar con facilidad a Javier Maté (368 partidos) y en la siguiente a Atilano Vecino (392) para ya después lanzarse a por Manolo (533), todo según la cuenta de estadísticas de referencia del Celta, @AfoutezaRCCelta. Esta misma apunta que Mallo es el futbolista más joven en alcanzar los 350 partidos, y eso que las lesiones se han cebado con el lateral en diferentes ocasiones.

Tras rozar la final de la Europa League y de Copa del Rey en dos ocasiones en los últimos años, el Celta pasa ahora por momentos difíciles.Ya el pasado curso se mantuvo en Primera gracias a un espectacular Iago Aspas en el tramo final, y esta misma temporada ya ha sido destituido Fran Escribá tras mantenerse en puestos de descenso pese a los fichajes de renombre (Denis Suárez, Rafinha o Santi Mina). La victoria ante el Villarreal en La Cerámica con Óscar García Junyent en el banquillo ha sido una auténtica bombona de oxígeno. Hugo Mallo, que se perdió las primeras jornadas por una lesión en el muslo, vuelve a estar en forma y en el feudo amarillo tuvo su partido soñado. Ahora espera seguir escalando puestos tanto en la clasificación como en el ránking de partidos disputados, algo que Manolo desea con sinceridad: “Yo me alegraré el día que lo haga porque además será señal de que ha dado un rendimiento extraordinario en el Celta y que pueden estar orgulloso de él”.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Lleva una década en el primer equipo del Celta y toda una vida en el club. Su entrega cada fin de semana en Balaídos le ha valido ser uno de los referentes del vestuario y uno de los futbolistas más queridos por la afición celtiña. Pese a las numerosas dificultades que ha tenido que afrontar, el capitán Hugo Mallo ya escribe su nombre con letras grandes en la historia de la entidad viguesa.

Y es que ante el Villarreal, el lateral de Marín (Pontevedra) cumplió la redonda cifra de 350 partidos oficiales con la camiseta celeste, igualando a Vicente Álvarez, centrocampista de los años ochenta y noventa que también portó el brazalete y se proclamó campeón de Segunda División y subcampeón de Copa con el Celta (1994). Vicente, cuyo mostacho fue en su época uno de los más carismáticos de la Liga, permaneció en el equipo durante 14 temporadas y en la memoria todavía queda el gol anotado al Barça en su partido 150. Fue el tanto 1.400 del Celta y el último de un ourensano al cuadro azulgrana.

(Getty Images)

Hugo, sin embargo, tiene todas las papeletas para dejar muy lejos a Vicente y pelear seriamente el primer puesto del ránking, ahora en propiedad de Manolo, zaguero que debutó con 18 años en el Celta y vistió su camiseta durante dieciséis. Apodado el Gran Capitán, no hace mucho que compartió reportaje del Faro de Vigo con Mallo. “Me gustaría algún día ser la mitad de lo que ha sido él”, digo el actual líder del vestuario celeste. 

Curiosamente, ambos nacieron en Pontevedra (apenas 20 kilómetros de diferencia), comparten posición, debutaron con el equipo muy jóvenes, ambos en Segunda División, formaron parte de las categorías inferiores de la Selección y sufrieron severas lesiones, las dos cuando marcaban a grandes estrellas: Mallo se rompió el cruzado en 2013 persiguiendo a Cristiano Ronaldo, Manolo en la temporada 73-74, cuando recibió una dura entrada del mismísimo Johan Cruyff. Años después, el zaguero de Cangas de Morrazo se negó a portar el brazalete ante el Barça para no tener que dar la mano al holandés.

Los cálculos salen para adelantar a la leyenda: basta con jugar una media de 30 partidos por temporada para lograr su cometido en la 25-26, cuando Mallo tenga ya 34 años. En realidad, esta misma temporada puede adelantar con facilidad a Javier Maté (368 partidos) y en la siguiente a Atilano Vecino (392) para ya después lanzarse a por Manolo (533), todo según la cuenta de estadísticas de referencia del Celta, @AfoutezaRCCelta. Esta misma apunta que Mallo es el futbolista más joven en alcanzar los 350 partidos, y eso que las lesiones se han cebado con el lateral en diferentes ocasiones.

Tras rozar la final de la Europa League y de Copa del Rey en dos ocasiones en los últimos años, el Celta pasa ahora por momentos difíciles.Ya el pasado curso se mantuvo en Primera gracias a un espectacular Iago Aspas en el tramo final, y esta misma temporada ya ha sido destituido Fran Escribá tras mantenerse en puestos de descenso pese a los fichajes de renombre (Denis Suárez, Rafinha o Santi Mina). La victoria ante el Villarreal en La Cerámica con Óscar García Junyent en el banquillo ha sido una auténtica bombona de oxígeno. Hugo Mallo, que se perdió las primeras jornadas por una lesión en el muslo, vuelve a estar en forma y en el feudo amarillo tuvo su partido soñado. Ahora espera seguir escalando puestos tanto en la clasificación como en el ránking de partidos disputados, algo que Manolo desea con sinceridad: “Yo me alegraré el día que lo haga porque además será señal de que ha dado un rendimiento extraordinario en el Celta y que pueden estar orgulloso de él”.

etiquetas:

Celta Hugo Mallo LaLiga

_Celta

A por el Gran Capitán

David Orenes @david_lrl
25-11-2019

_Celta

Echar por tierra

David Orenes @david_lrl
11-03-2019