_

Hielo, nieve y oro: la perfección en JJOO de invierno

Esteban Gómez @MiRondo 07-02-2014

etiquetas:

David FERNÁNDEZ

David FERNÁNDEZ Este jueves comenzó la competición en los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014. Con más pruebas que nunca (98), repartidas en siete deportes y 15 disciplinas.

Los deportes de hielo debutaron en Estocolmo 1908 con el patinaje artístico y los primeros Juegos específicos para los deportes invernales se celebraron en 1924. Desde entonces se han producido varias actuaciones impecables, ganando todos los oros en disputa en una misma disciplina. Aunque no en deportes colectivos (curling y hockey hielo) ni tampoco en patinaje artístico, luge, skeleton o snowboard porque en ellos se aspira a un único oro debido a la especificidad de sus pruebas.

ESQUÍ ALPINO
Toni Sailer
se presentó en los Juegos de Cortina d’Ampezzo 1956 con tan solo 20 años y salió como tricampeón olímpico. Sailer ganó el slalom con 4 segundos de renta, el gigante con más de seis y el descenso con 00:03:05 de ventaja. También ganó la combinada pero esa prueba no formaba parte del programa olímpico aunque era una más del campeonato del mundo que se disputaba simultáneamente.

Doce años después, y sin unas diferencias tan escandalosas, Jean Claude Killy hizo el mismo triplete esquiando en casa, en Grenoble, y al igual que Sailer también consiguió el título mundial en combinada.


Jean Claude Killy | Getty Images

Ahora el programa olímpico del esquí alpino consta de cinco pruebas y es impensable ver a alguien consiguiendo todos los oros. La que más se acercó fue la croata Janica Kosteli? en Salt Lake City 2002 con 3 oros y 1 plata.

BIATLÓN
El soviético Nikolay Kruglov hizo el primer pleno, al ganar la prueba individual y por equipos en Innsbruck 1976. Pero es más reseñable la gesta del noruego Ole Einar Bjørndalen porque ganó todos los oros disputando dos pruebas más que Kruglov. Bjørndalen es el mejor biatleta de todos los tiempos por hazañas como las de Salt Lake City 2002 donde ganó en sprint, persecución, 20 kilómetros y en relevos. Actualmente para lograr todos los oros no solo hay que ganar esas cuatro pruebas sino que hay que imponerse en otras dos más, los 15 kilómetros salida en masa y el relevo mixto.

ESQUÍ DE FONDO
En Chamonix 1924 se dio la única actuación perfecta masculina aprovechando que solo se competía en dos distancias, 18 y 50 kilómetros, ganadas ambas por el noruego Thorleif Haug. Ahora se disputan seis pruebas y el pleno es imposible.

En categoría femenina hubo dos mujeres que se llevaron todos los oros, ambas con tres carreras ganadas. La soviética Klavdia Boyarskikh venció en 5 y 10 kilómetros y en el relevo de Innsbruck 1964 y su compatriota Galina Kulakova la emuló ocho años más tarde en Sapporo 1972.

COMBINADA NÓRDICA
Bjarte Engen Vik
se hizo con el oro individual y por equipos en Nagano 1998 pero desde que en la siguiente edición se disputan tres competiciones el único pleno es el del finés Sampaa Lajunen que en Salt Lake City 2002 triunfó en sprint (7,5 kilómetros), 15 kilómetros y en el relevo. Esta es la única disciplina olímpica invernal sin participación femenina, de momento.

SALTOS
Hay saltos desde la primera edición en 1924, y cuando entre 1964 y 1984 había dos pruebas, ambas individuales, nadie fue capaz de conseguir ambos oros. En 1988 debutó la prueba por equipos y la proeza se complicaba porque no bastaba con ser bueno, había que tener compañeros de un alto nivel. Y entonces ocurrió, el finlandés Matti Nykänen ganó los tres oros en Calgary 1988.


Matti Nykänen | Getty Images

PATINAJE DE VELOCIDAD
Este deporte es, a priori, el más complicado para hacer una actuación perfecta porque desde siempre ha habido al menos cuatro carreras. En la actualidad, como son seis y van desde el sprint (500 metros) hasta carreras de fondo (5.000 y 10.000 metros) pasando por relevos, no hay nadie capaz de conseguirlo. Pero ya hubo dos que lo hicieron, una mujer con cuatro oros y un hombre con cinco.

La soviética Lidia Skoblikova venció en 500, 1.000, 1.500 y 3.000 metros en Innsbruck 1964, siempre con una feroz competencia de compañeras de equipo.
El pleno al cinco del estadounidense Eric Heiden sigue siendo una de las páginas más brillantes en toda la historia olímpica y, sin duda, la gran hazaña del deporte invernal. Heiden (foto principal) ganó todas las pruebas, desde la más corta (500 metros) hasta la más larga (10.000 metros con record mundial) y las tres intermedias, 1.000, 1.500 y 5.000, todas con record olímpico.

SHORT TRACK
El patinaje en pista corta se estrenó en Albertville 1992. Solo hubo dos pruebas y el surcoreano Ki-Hoon Kim venció en ambas: 1.000 metros y el relevo de 5.000 metros.
Con el calendario ampliado a cuatro pruebas no ha habido plenos pero otro surcoreano, Hyun-Soo Ahn, se quedó a las puertas en Turín 2006 al lograr tres oros y un bronce.

BOBSLEIGH
Diez casos, más que en otros deportes, porque es habitual que los especialistas en bob a 2 compitan también en bob a 4. Los primeros en lograrlo fueron los alemanes Lorenz Nieberl y Andreas Ostler en Oslo 1952 y los últimos los también germanos André Lange y Kevin Kuske en Turín 2006.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

David FERNÁNDEZ Este jueves comenzó la competición en los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014. Con más pruebas que nunca (98), repartidas en siete deportes y 15 disciplinas.

Los deportes de hielo debutaron en Estocolmo 1908 con el patinaje artístico y los primeros Juegos específicos para los deportes invernales se celebraron en 1924. Desde entonces se han producido varias actuaciones impecables, ganando todos los oros en disputa en una misma disciplina. Aunque no en deportes colectivos (curling y hockey hielo) ni tampoco en patinaje artístico, luge, skeleton o snowboard porque en ellos se aspira a un único oro debido a la especificidad de sus pruebas.

ESQUÍ ALPINO
Toni Sailer
se presentó en los Juegos de Cortina d’Ampezzo 1956 con tan solo 20 años y salió como tricampeón olímpico. Sailer ganó el slalom con 4 segundos de renta, el gigante con más de seis y el descenso con 00:03:05 de ventaja. También ganó la combinada pero esa prueba no formaba parte del programa olímpico aunque era una más del campeonato del mundo que se disputaba simultáneamente.

Doce años después, y sin unas diferencias tan escandalosas, Jean Claude Killy hizo el mismo triplete esquiando en casa, en Grenoble, y al igual que Sailer también consiguió el título mundial en combinada.


Jean Claude Killy | Getty Images

Ahora el programa olímpico del esquí alpino consta de cinco pruebas y es impensable ver a alguien consiguiendo todos los oros. La que más se acercó fue la croata Janica Kosteli? en Salt Lake City 2002 con 3 oros y 1 plata.

BIATLÓN
El soviético Nikolay Kruglov hizo el primer pleno, al ganar la prueba individual y por equipos en Innsbruck 1976. Pero es más reseñable la gesta del noruego Ole Einar Bjørndalen porque ganó todos los oros disputando dos pruebas más que Kruglov. Bjørndalen es el mejor biatleta de todos los tiempos por hazañas como las de Salt Lake City 2002 donde ganó en sprint, persecución, 20 kilómetros y en relevos. Actualmente para lograr todos los oros no solo hay que ganar esas cuatro pruebas sino que hay que imponerse en otras dos más, los 15 kilómetros salida en masa y el relevo mixto.

ESQUÍ DE FONDO
En Chamonix 1924 se dio la única actuación perfecta masculina aprovechando que solo se competía en dos distancias, 18 y 50 kilómetros, ganadas ambas por el noruego Thorleif Haug. Ahora se disputan seis pruebas y el pleno es imposible.

En categoría femenina hubo dos mujeres que se llevaron todos los oros, ambas con tres carreras ganadas. La soviética Klavdia Boyarskikh venció en 5 y 10 kilómetros y en el relevo de Innsbruck 1964 y su compatriota Galina Kulakova la emuló ocho años más tarde en Sapporo 1972.

COMBINADA NÓRDICA
Bjarte Engen Vik
se hizo con el oro individual y por equipos en Nagano 1998 pero desde que en la siguiente edición se disputan tres competiciones el único pleno es el del finés Sampaa Lajunen que en Salt Lake City 2002 triunfó en sprint (7,5 kilómetros), 15 kilómetros y en el relevo. Esta es la única disciplina olímpica invernal sin participación femenina, de momento.

SALTOS
Hay saltos desde la primera edición en 1924, y cuando entre 1964 y 1984 había dos pruebas, ambas individuales, nadie fue capaz de conseguir ambos oros. En 1988 debutó la prueba por equipos y la proeza se complicaba porque no bastaba con ser bueno, había que tener compañeros de un alto nivel. Y entonces ocurrió, el finlandés Matti Nykänen ganó los tres oros en Calgary 1988.


Matti Nykänen | Getty Images

PATINAJE DE VELOCIDAD
Este deporte es, a priori, el más complicado para hacer una actuación perfecta porque desde siempre ha habido al menos cuatro carreras. En la actualidad, como son seis y van desde el sprint (500 metros) hasta carreras de fondo (5.000 y 10.000 metros) pasando por relevos, no hay nadie capaz de conseguirlo. Pero ya hubo dos que lo hicieron, una mujer con cuatro oros y un hombre con cinco.

La soviética Lidia Skoblikova venció en 500, 1.000, 1.500 y 3.000 metros en Innsbruck 1964, siempre con una feroz competencia de compañeras de equipo.
El pleno al cinco del estadounidense Eric Heiden sigue siendo una de las páginas más brillantes en toda la historia olímpica y, sin duda, la gran hazaña del deporte invernal. Heiden (foto principal) ganó todas las pruebas, desde la más corta (500 metros) hasta la más larga (10.000 metros con record mundial) y las tres intermedias, 1.000, 1.500 y 5.000, todas con record olímpico.

SHORT TRACK
El patinaje en pista corta se estrenó en Albertville 1992. Solo hubo dos pruebas y el surcoreano Ki-Hoon Kim venció en ambas: 1.000 metros y el relevo de 5.000 metros.
Con el calendario ampliado a cuatro pruebas no ha habido plenos pero otro surcoreano, Hyun-Soo Ahn, se quedó a las puertas en Turín 2006 al lograr tres oros y un bronce.

BOBSLEIGH
Diez casos, más que en otros deportes, porque es habitual que los especialistas en bob a 2 compitan también en bob a 4. Los primeros en lograrlo fueron los alemanes Lorenz Nieberl y Andreas Ostler en Oslo 1952 y los últimos los también germanos André Lange y Kevin Kuske en Turín 2006.

etiquetas:

David FERNÁNDEZ

_Destacado

Arrancaron los Juegos Olímpicos

Redacción @SpheraSports
23-07-2021

_Destacado

El arte de la gimnasia española

David Orenes @david_lrl
23-07-2021