_Fútbol

Guardiola y sus discípulos

A estas alturas pocas cosas nuevas se pueden decir sobre Pep Guardiola. Un fantástico entrenador, una mente brillante, una de esas pocas personas capaces de cambiar el fútbol, un estratega nato… En definitiva, uno de los mejores entrenadores de la historia. A nivel personal sigue gestionando uno de los mejores clubes del mundo y haciéndolo funcionar a las mil maravillas, pero es que su rastro en este deporte va más allá de lo que él hace directamente. Sin ir más lejos, tres discípulos suyos tienen a sus equipos líderes en sus respectivas ligas, y no unas cualquiera. Estoy hablando de Mikel Arteta con el Arsenal, Xavi Hernández con el Barcelona y Vincent Kompany con el Burnley.

Sin duda, el Arsenal de Arteta es el equipo más en forma por sorpresa de Europa. Parte de las cosas que hoy día aplica en su fantástica labor las aprendió como segundo entrenador de Guardiola en sus primero años con el Manchester City. Cuando Pep tomó las riendas de los ‘sky blues’ allá por 2016, nombró a Mikel su segundo nada más colgar las botas como jugador. Pep necesitaba a alguien que le conociese tanto a él y su estilo de juego como a la Premier League, y Arteta se había pasado más de 10 años entre Everton y Arsenal por lo que él fue el elegido. En su cuarta temporada al frente de los ‘gunners’, el español ha logrado convertirlos en un equipo temible, pero no siempre fue así. Tras la marcha de Wenger, Unai Emery lo sustituyó, pero las cosas no fueron bien. Arteta fue su reemplazo en diciembre de 2019, saltando directamente de segundo entrenador del City a primer entrenador del Arsenal. En su primer año terminó 8º en liga y fuera de Europa, su peor clasificación desde 1995. Como solo había tenido media temporada para trabajar se le dio continuidad, pero de nuevo terminó 8º. Se le dio un nuevo voto de confianza y en su tercer año sí se vieron resultados: el Arsenal fue 5º. El trabajo empezaba a dar sus frutos. A día de hoy, en su cuarta temporada, Arteta tiene al Arsenal líder de la Premier League a mitad de temporada y con un colchón de más de 5 puntos sobre el 2º clasificado, precisamente el Manchester City de Pep Guardiola. El alumno superando al maestro.

Pero el que se lleva el título de ‘alumno aventajado’ es Xavi Hernández. Pese a que coincidieron como futbolistas en el Barça cuando Louis Van Gaal subió a Xavi al primer equipo, la masterclass la recibió con Pep como entrenador. Su estilo de juego sumado al talento de Xavi lo convirtieron en uno de los mejores centrocampistas de la historia, uno de los hombres clave del Barcelona que lo ganó absolutamente todo. En palabras de Xavi: «Ser dirigido por Guardiola fue un master. Aprendí muchísimo. Por como es él, la ambición que tiene, las ganas, la pasión que le pone. Es un obsesivo del fútbol, de la táctica». Años después, Xavi tomó las riendas del propio Barça en un momento trágico para el club, con una crisis económica y deportiva sin precedentes, y aplicó todo lo que Guardiola -entre otros- le enseñó. Ha revitalizado al equipo y ha vuelto a ilusionar a los aficionados devolviendo una filosofía y un estilo de juego que parecía desvanecerse. Actualmente el Barcelona es líder de LaLiga y reciente campeón de la Supercopa, el primer título de la era Xavi.

El tercero de los discípulos destacados de Guardiola es Vincent Kompany, entrenador del Burnley de la Championship. Tiene al equipo líder de la segunda división inglesa, una liga ultra competitiva en la que todos se dejan sangre, sudor y lágrimas para ascender a la Premier League. Kompany va por buen camino. A nivel personal todavía se me hace raro verlo como técnico sabiendo que fue el primer líder de este nuevo Manchester City. No solo fue un superviviente del antiguo City tras entrar la nueva inversión económica sino que fue el líder del equipo, vital en momentos clave para el club como el gol ante Leicester que terminó suponiendo la Premier League de 2019, el 1-0 en la jornada 37. Esa liga terminó con el Liverpool 2º a tan solo un punto de distancia. Se retiró como jugador en 2020 tras un año como jugador-entrenador del Anderlecht, equipo del que es canterano (solo jugó 5 partidos). Cumplió otros dos años como director técnico del mismo equipo y se fue al Burnley en busca del ascenso a la Premier, algo que a día de hoy va por buen camino.

El rastro que va dejando Guardiola por el mundo del fútbol es inevitable. Esparce su sabiduría creando monstruos como el que a día de hoy podría arrebatarle el título de liga en Inglaterra. No solo es una persona capaz de cambiar la manera de jugar al fútbol, sino que lo enriquece de muchas otras maneras. Admiración eterna para Pep, una mente privilegiada.

Imagen de cabecera: Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

A estas alturas pocas cosas nuevas se pueden decir sobre Pep Guardiola. Un fantástico entrenador, una mente brillante, una de esas pocas personas capaces de cambiar el fútbol, un estratega nato… En definitiva, uno de los mejores entrenadores de la historia. A nivel personal sigue gestionando uno de los mejores clubes del mundo y haciéndolo funcionar a las mil maravillas, pero es que su rastro en este deporte va más allá de lo que él hace directamente. Sin ir más lejos, tres discípulos suyos tienen a sus equipos líderes en sus respectivas ligas, y no unas cualquiera. Estoy hablando de Mikel Arteta con el Arsenal, Xavi Hernández con el Barcelona y Vincent Kompany con el Burnley.

Sin duda, el Arsenal de Arteta es el equipo más en forma por sorpresa de Europa. Parte de las cosas que hoy día aplica en su fantástica labor las aprendió como segundo entrenador de Guardiola en sus primero años con el Manchester City. Cuando Pep tomó las riendas de los ‘sky blues’ allá por 2016, nombró a Mikel su segundo nada más colgar las botas como jugador. Pep necesitaba a alguien que le conociese tanto a él y su estilo de juego como a la Premier League, y Arteta se había pasado más de 10 años entre Everton y Arsenal por lo que él fue el elegido. En su cuarta temporada al frente de los ‘gunners’, el español ha logrado convertirlos en un equipo temible, pero no siempre fue así. Tras la marcha de Wenger, Unai Emery lo sustituyó, pero las cosas no fueron bien. Arteta fue su reemplazo en diciembre de 2019, saltando directamente de segundo entrenador del City a primer entrenador del Arsenal. En su primer año terminó 8º en liga y fuera de Europa, su peor clasificación desde 1995. Como solo había tenido media temporada para trabajar se le dio continuidad, pero de nuevo terminó 8º. Se le dio un nuevo voto de confianza y en su tercer año sí se vieron resultados: el Arsenal fue 5º. El trabajo empezaba a dar sus frutos. A día de hoy, en su cuarta temporada, Arteta tiene al Arsenal líder de la Premier League a mitad de temporada y con un colchón de más de 5 puntos sobre el 2º clasificado, precisamente el Manchester City de Pep Guardiola. El alumno superando al maestro.

Pero el que se lleva el título de ‘alumno aventajado’ es Xavi Hernández. Pese a que coincidieron como futbolistas en el Barça cuando Louis Van Gaal subió a Xavi al primer equipo, la masterclass la recibió con Pep como entrenador. Su estilo de juego sumado al talento de Xavi lo convirtieron en uno de los mejores centrocampistas de la historia, uno de los hombres clave del Barcelona que lo ganó absolutamente todo. En palabras de Xavi: «Ser dirigido por Guardiola fue un master. Aprendí muchísimo. Por como es él, la ambición que tiene, las ganas, la pasión que le pone. Es un obsesivo del fútbol, de la táctica». Años después, Xavi tomó las riendas del propio Barça en un momento trágico para el club, con una crisis económica y deportiva sin precedentes, y aplicó todo lo que Guardiola -entre otros- le enseñó. Ha revitalizado al equipo y ha vuelto a ilusionar a los aficionados devolviendo una filosofía y un estilo de juego que parecía desvanecerse. Actualmente el Barcelona es líder de LaLiga y reciente campeón de la Supercopa, el primer título de la era Xavi.

El tercero de los discípulos destacados de Guardiola es Vincent Kompany, entrenador del Burnley de la Championship. Tiene al equipo líder de la segunda división inglesa, una liga ultra competitiva en la que todos se dejan sangre, sudor y lágrimas para ascender a la Premier League. Kompany va por buen camino. A nivel personal todavía se me hace raro verlo como técnico sabiendo que fue el primer líder de este nuevo Manchester City. No solo fue un superviviente del antiguo City tras entrar la nueva inversión económica sino que fue el líder del equipo, vital en momentos clave para el club como el gol ante Leicester que terminó suponiendo la Premier League de 2019, el 1-0 en la jornada 37. Esa liga terminó con el Liverpool 2º a tan solo un punto de distancia. Se retiró como jugador en 2020 tras un año como jugador-entrenador del Anderlecht, equipo del que es canterano (solo jugó 5 partidos). Cumplió otros dos años como director técnico del mismo equipo y se fue al Burnley en busca del ascenso a la Premier, algo que a día de hoy va por buen camino.

El rastro que va dejando Guardiola por el mundo del fútbol es inevitable. Esparce su sabiduría creando monstruos como el que a día de hoy podría arrebatarle el título de liga en Inglaterra. No solo es una persona capaz de cambiar la manera de jugar al fútbol, sino que lo enriquece de muchas otras maneras. Admiración eterna para Pep, una mente privilegiada.

Imagen de cabecera: Getty Images

_Destacado

Dyche ‘matagigantes’

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
04-02-2023

_Destacado

Alba Merino, ‘A nosa capitana’

Redacción @SpheraSports
04-02-2023