_Otros

Gracias Garabaya

Luis César Vilorio @@luiscv16 17-05-2018

etiquetas:

Este sábado
el mítico e inigualable Rubén Garabaya Arenas jugará su último partido como
jugador profesional de balonmano.

Nacido en
Avilés hace 40 años, Garabaya ha pasado por clubes como Corvera, Ademar León,
Cangas, BM Valladolid, Barça o Logroño, además de ha sido internacional con los
#Hispanos en 168 ocasiones.

Bien es
cierto que Rubén tiene un gran palmarés deportivo, cuatro Copas del Rey, tres
Copas ASOBAL, dos Supercopas de España y una Recopa de Europa, aunque su mayor
logro deportivo fue de la mano de la selección española consiguiendo el oro en
el Mundial de Túnez 2005, con los #Hispanos también consiguió el bronce en los
JJOO de Pekín, una plata europea en 2006 y un bronce mundial en 2011. Pero si
por algo ha destacado Rubén no ha sido por los trofeos, ha sido por su
profesionalidad, su entrega y su coraje, siendo el claro ejemplo de lo que debe
ser un deportista de élite dentro y fuera de la cancha. Nunca ha tenido una
palabra mala para los múltiples aficionados que se acercaban para pedirle
autógrafos y fotos, ni siquiera con la prensa en sus peores momentos
deportivos.

En todos los
equipos que ha estado se ha ido con una gran ovación y por la puerta grande,
pero sin duda alguna donde más huella ha dejado en el BM Logroño La Rioja,
Rubén llegó al club franjivino en 2010, cuando aún era un equipo recién
ascendido a ASOBAL y cuando poca gente confiaba en este proyecto. La llegada de
Garabaya  al equipo riojano supuso un
gran cambio en el plano deportivo, ha sido el «kaiser» del entrenado
defensivo y con él en la pista se lograron los mayores logros del club, como
jugar la Champions League, ser subcampeones de Liga o llegar a la finales de
Copa. La única espinita que queda clavada es no haber levantado un trofeo con
la camiseta franjivino.

Esta semana
Logroño anunciaba que retiraba, al estilo NBA, el dorsal nª17 en honor a Rubén,
algo que refleja claramente lo que ha significado él para este humilde, pero a
la vez gran, equipo. 100% seguro que este sábado en el Palacio de los Deportes
de Logroño, la afición riojana con la Peña Orgullo Franjivino a la cabeza le
brinda una grandísima despedida.

Puede que
Rubén Garabaya no haya sido el jugador más mediático ni el que más títulos haya
conseguido, pero sí ha sido ese jugador que todo entrenador quiere en su equipo
y que toda afición desea verlo con su camiseta.

Gracias Rubén por darnos tanto y perdónanos por darte
tan poco.  

Imagen de cabecera: BM Logroño La Rioja

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Este sábado
el mítico e inigualable Rubén Garabaya Arenas jugará su último partido como
jugador profesional de balonmano.

Nacido en
Avilés hace 40 años, Garabaya ha pasado por clubes como Corvera, Ademar León,
Cangas, BM Valladolid, Barça o Logroño, además de ha sido internacional con los
#Hispanos en 168 ocasiones.

Bien es
cierto que Rubén tiene un gran palmarés deportivo, cuatro Copas del Rey, tres
Copas ASOBAL, dos Supercopas de España y una Recopa de Europa, aunque su mayor
logro deportivo fue de la mano de la selección española consiguiendo el oro en
el Mundial de Túnez 2005, con los #Hispanos también consiguió el bronce en los
JJOO de Pekín, una plata europea en 2006 y un bronce mundial en 2011. Pero si
por algo ha destacado Rubén no ha sido por los trofeos, ha sido por su
profesionalidad, su entrega y su coraje, siendo el claro ejemplo de lo que debe
ser un deportista de élite dentro y fuera de la cancha. Nunca ha tenido una
palabra mala para los múltiples aficionados que se acercaban para pedirle
autógrafos y fotos, ni siquiera con la prensa en sus peores momentos
deportivos.

En todos los
equipos que ha estado se ha ido con una gran ovación y por la puerta grande,
pero sin duda alguna donde más huella ha dejado en el BM Logroño La Rioja,
Rubén llegó al club franjivino en 2010, cuando aún era un equipo recién
ascendido a ASOBAL y cuando poca gente confiaba en este proyecto. La llegada de
Garabaya  al equipo riojano supuso un
gran cambio en el plano deportivo, ha sido el «kaiser» del entrenado
defensivo y con él en la pista se lograron los mayores logros del club, como
jugar la Champions League, ser subcampeones de Liga o llegar a la finales de
Copa. La única espinita que queda clavada es no haber levantado un trofeo con
la camiseta franjivino.

Esta semana
Logroño anunciaba que retiraba, al estilo NBA, el dorsal nª17 en honor a Rubén,
algo que refleja claramente lo que ha significado él para este humilde, pero a
la vez gran, equipo. 100% seguro que este sábado en el Palacio de los Deportes
de Logroño, la afición riojana con la Peña Orgullo Franjivino a la cabeza le
brinda una grandísima despedida.

Puede que
Rubén Garabaya no haya sido el jugador más mediático ni el que más títulos haya
conseguido, pero sí ha sido ese jugador que todo entrenador quiere en su equipo
y que toda afición desea verlo con su camiseta.

Gracias Rubén por darnos tanto y perdónanos por darte
tan poco.  

Imagen de cabecera: BM Logroño La Rioja

etiquetas: