_Fórmula 1

GP Azerbaiyán

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 30-04-2018

etiquetas:

Carrera de emociones fuertes la vivida en Bakú. El Gran
Premio de Azerbaiyán no decepciona y vuelve a dejarnos un fin de semana muy
emocionante. Estas son las cinco reflexiones que nos deja y las notas que le
ponemos a los equipos y pilotos.

Incendio en Red Bull

Los roces entre Daniel Ricciardo y Max Verstappen siempre
han existido, aunque estos han sido puntuales y sin graves consecuencias en la
mayoría de los casos. Pero el ambiente esta tenso esta temporada en Red Bull.
Daniel no termina de renovar, Max está cometiendo muchos errores y el equipo no
consigue dar caza a Mercedes y Ferrari. Tener dos gallos en un mismo corral
siempre trae problemas, y es lo que ha evidenciado el Gran Premio de
Azerbaiyán. Ambos pilotos quieren demostrar que son el mejor en una temporada
clave para ellos. El holandés porque necesita recuperarse de todos los errores
cometidos en este inicio de año. El australiano, porque está viendo que el
preferido de Red Bull es su compañero y quiere demostrar que él también es muy
bueno. El accidente en la recta de Bakú le ha dado mucho oxígeno a un fuego que
va a pasar a incendio. Y todo esto, en un monoplaza que no puede luchar por el
campeonato. Si esa posibilidad existiera, el incendio podría pasar a ser un
desastre de dimensiones catastróficas.

Inextinguible Alonso

Ni tener solo dos ruedas en buen estado en su monoplaza fue
motivo para que el español bajara la cabeza y se rindiera. Consiguió llevar su
muy dañado MCL33 a boxes cuando todo hacía indicar que tenía que abandonar.
Regresó a pista en penúltima posición y comenzó la escalada teniendo el fondo
plano dañado. Tras este percance parecía que, si Alonso conseguía cruzar la
línea de meta, sería fuera de los puntos en una de las últimas posiciones. Pero
el piloto de McLaren no se dio por vencido en ningún momento y mantuvo un ritmo
muy bueno teniendo su monoplaza bastante afectado por los daños. Su buen ritmo
de carrera, unido a los percances sufridos por los pilotos que estaban por
delante suya -Hülkenberg, Verstappen, Ricciardo, Grosjean, Bottas-, hicieron
que el español terminara la carrera en séptima posición, algo casi impensable
después de ver como acabó su coche en el incidente de la primera vuelta.
Demostración de ambición y ganas por parte de Fernando.

El principito pide
paso

Su gran resultado en clasificación, en el que marcó el 14º
mejor crono con su Sauber, fue más que destacado y sorprendente. Pero el
monegasco tenía preparado algo mejor aún para la carrera. Cuando todo hacía
pensar que iba a perder posiciones con el paso de las vueltas hasta luchar por
los últimos puestos, Leclerc rindió a un gran nivel, escalando posiciones en la
tabla. Su rendimiento fue muy bueno durante toda la carrera, no saliendo nunca
de la zona de puntos. Al final, vio recompensado su trabajo con un inimaginable
sexto puesto. Se espera mucho del principito en la categoría. De momento, hemos
visto su primera gran carrera en la Fórmula 1. Consigue ocho puntos muy
valiosos para su equipo.

Demasiadas vueltas
con el safety car en pista

El accidente entre los dos Red Bull hizo que el safety car
entrara en acción. Cuando se iba a relanzar la carrera, Grosjean se fue contra
el muro al calentar sus neumáticos, haciendo que el coche de seguridad
permaneciera en la pista. En un circuito urbano como el de Bakú, y con un
monoplaza accidentado contra las protecciones, no habría estado mal sacar una
bandera roja. Por dos motivos. El primero, que resulta muy peligroso tener una
grúa dentro de la pista en un circuito tan estrecho, con muchos operarios
trabajando en la zona para sacar al monoplaza. El segundo, que eran ya muchas
vueltas detrás del coche de seguridad y quedaban muy pocas por disputarse. Se
acumularon muchos kilómetros en régimen de safety car cuando más emocionante
estaba el Gran Premio. No habría estado de más una bandera roja, haciendo que
se relanzara la carrera desde la parrilla de salida.

Vettel debe coger la
calculadora

El error de Sebastian en Bakú es de los que pueden costar
mundiales a la larga. Se lanzó a adelantar a Bottas para recuperar el liderato,
teniendo a Hamilton justo detrás de él. Se pasó de frenada y la maniobra que
iba a convertirle en líder de carrera hizo que perdiera dos posiciones hasta
colocarse cuarto, perdiendo puntos respecto a Lewis. El exceso de ambición pudo
con Vettel, que vio como el británico de Mercedes terminó ganando la carrera,
arrebatándole el liderato del campeonato. En estos casos Sebastian debería
coger la calculadora, ya que, en algunas ocasiones, es mejor asegurar un
segundo puesto que lanzarse a por un primero. Podría haberse ido de Azerbaiyán
con tres puntos más de diferencia sobre Hamilton. El resultado real es que este
le ha recortado 13 y se ha colocado líder de la clasificación de pilotos.

NOTAS

-Mercedes (8): Hamilton (7), Bottas (9)

-Ferrari (9): Vettel (7), Räikkönen (7)

-Red Bull (8): Ricciardo (3), Verstappen (3)

-Force India (8): Sergio Pérez (9), Ocon (7)

-Williams (8):
Stroll (4), Sirotkin (5)

-Renault
(9): Hülkenberg (3), Sainz (9)

-Toro Rosso
(6): Gasly (6), Hartley (6)

-Haas (6):
Grosjean (4), Magnussen (6)

-McLaren (6): Alonso (10), Vandoorne (6)

-Sauber (8): Ericsson (5), Leclerc (10)

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Carrera de emociones fuertes la vivida en Bakú. El Gran
Premio de Azerbaiyán no decepciona y vuelve a dejarnos un fin de semana muy
emocionante. Estas son las cinco reflexiones que nos deja y las notas que le
ponemos a los equipos y pilotos.

Incendio en Red Bull

Los roces entre Daniel Ricciardo y Max Verstappen siempre
han existido, aunque estos han sido puntuales y sin graves consecuencias en la
mayoría de los casos. Pero el ambiente esta tenso esta temporada en Red Bull.
Daniel no termina de renovar, Max está cometiendo muchos errores y el equipo no
consigue dar caza a Mercedes y Ferrari. Tener dos gallos en un mismo corral
siempre trae problemas, y es lo que ha evidenciado el Gran Premio de
Azerbaiyán. Ambos pilotos quieren demostrar que son el mejor en una temporada
clave para ellos. El holandés porque necesita recuperarse de todos los errores
cometidos en este inicio de año. El australiano, porque está viendo que el
preferido de Red Bull es su compañero y quiere demostrar que él también es muy
bueno. El accidente en la recta de Bakú le ha dado mucho oxígeno a un fuego que
va a pasar a incendio. Y todo esto, en un monoplaza que no puede luchar por el
campeonato. Si esa posibilidad existiera, el incendio podría pasar a ser un
desastre de dimensiones catastróficas.

Inextinguible Alonso

Ni tener solo dos ruedas en buen estado en su monoplaza fue
motivo para que el español bajara la cabeza y se rindiera. Consiguió llevar su
muy dañado MCL33 a boxes cuando todo hacía indicar que tenía que abandonar.
Regresó a pista en penúltima posición y comenzó la escalada teniendo el fondo
plano dañado. Tras este percance parecía que, si Alonso conseguía cruzar la
línea de meta, sería fuera de los puntos en una de las últimas posiciones. Pero
el piloto de McLaren no se dio por vencido en ningún momento y mantuvo un ritmo
muy bueno teniendo su monoplaza bastante afectado por los daños. Su buen ritmo
de carrera, unido a los percances sufridos por los pilotos que estaban por
delante suya -Hülkenberg, Verstappen, Ricciardo, Grosjean, Bottas-, hicieron
que el español terminara la carrera en séptima posición, algo casi impensable
después de ver como acabó su coche en el incidente de la primera vuelta.
Demostración de ambición y ganas por parte de Fernando.

El principito pide
paso

Su gran resultado en clasificación, en el que marcó el 14º
mejor crono con su Sauber, fue más que destacado y sorprendente. Pero el
monegasco tenía preparado algo mejor aún para la carrera. Cuando todo hacía
pensar que iba a perder posiciones con el paso de las vueltas hasta luchar por
los últimos puestos, Leclerc rindió a un gran nivel, escalando posiciones en la
tabla. Su rendimiento fue muy bueno durante toda la carrera, no saliendo nunca
de la zona de puntos. Al final, vio recompensado su trabajo con un inimaginable
sexto puesto. Se espera mucho del principito en la categoría. De momento, hemos
visto su primera gran carrera en la Fórmula 1. Consigue ocho puntos muy
valiosos para su equipo.

Demasiadas vueltas
con el safety car en pista

El accidente entre los dos Red Bull hizo que el safety car
entrara en acción. Cuando se iba a relanzar la carrera, Grosjean se fue contra
el muro al calentar sus neumáticos, haciendo que el coche de seguridad
permaneciera en la pista. En un circuito urbano como el de Bakú, y con un
monoplaza accidentado contra las protecciones, no habría estado mal sacar una
bandera roja. Por dos motivos. El primero, que resulta muy peligroso tener una
grúa dentro de la pista en un circuito tan estrecho, con muchos operarios
trabajando en la zona para sacar al monoplaza. El segundo, que eran ya muchas
vueltas detrás del coche de seguridad y quedaban muy pocas por disputarse. Se
acumularon muchos kilómetros en régimen de safety car cuando más emocionante
estaba el Gran Premio. No habría estado de más una bandera roja, haciendo que
se relanzara la carrera desde la parrilla de salida.

Vettel debe coger la
calculadora

El error de Sebastian en Bakú es de los que pueden costar
mundiales a la larga. Se lanzó a adelantar a Bottas para recuperar el liderato,
teniendo a Hamilton justo detrás de él. Se pasó de frenada y la maniobra que
iba a convertirle en líder de carrera hizo que perdiera dos posiciones hasta
colocarse cuarto, perdiendo puntos respecto a Lewis. El exceso de ambición pudo
con Vettel, que vio como el británico de Mercedes terminó ganando la carrera,
arrebatándole el liderato del campeonato. En estos casos Sebastian debería
coger la calculadora, ya que, en algunas ocasiones, es mejor asegurar un
segundo puesto que lanzarse a por un primero. Podría haberse ido de Azerbaiyán
con tres puntos más de diferencia sobre Hamilton. El resultado real es que este
le ha recortado 13 y se ha colocado líder de la clasificación de pilotos.

NOTAS

-Mercedes (8): Hamilton (7), Bottas (9)

-Ferrari (9): Vettel (7), Räikkönen (7)

-Red Bull (8): Ricciardo (3), Verstappen (3)

-Force India (8): Sergio Pérez (9), Ocon (7)

-Williams (8):
Stroll (4), Sirotkin (5)

-Renault
(9): Hülkenberg (3), Sainz (9)

-Toro Rosso
(6): Gasly (6), Hartley (6)

-Haas (6):
Grosjean (4), Magnussen (6)

-McLaren (6): Alonso (10), Vandoorne (6)

-Sauber (8): Ericsson (5), Leclerc (10)

etiquetas:

_Fórmula 1

Inercia

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
29-11-2021

_Fórmula 1

Sigue siendo mágico

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
22-11-2021