_Fútbol femenino

Gemma Davies, la entrenadora más joven de WSL

Mª Valentina Vega @mvalentinavs 01-10-2020

Milan Kundera dijo que la edad solo nos afecta en algunos aspectos, pero que respecto a otros es indiferente. Sin duda, en el fútbol está presente. Cada vez se habla de más cuerpos técnicos donde estamos viendo cómo muchos jóvenes se instalan en la élite, quienes no continuaron con su carrera profesional sobre el césped por lesión, o alguna otra razón. Se dedicaron a la enseñanza y al estudio del juego. En el femenino inglés tenemos el caso de Gemma Davies.  A sus 28 años se ha convertido en la entrenadora más joven de la Women’s Super League.

En la 19/20 consiguió el título de Championship y ascender con el Aston Villa, siendo elegida la mejor entrenadora de la temporada en su categoría. Consiguió el puesto 18 meses antes. Buen momento para el club, que el año anterior en el masculino regresó a Premier League con Dean Smith. Para afianzar el proyecto femenino han incorporado a la recién retirada Eniola Aluko como directora deportiva, figura del femenino inglés; internacional y con títulos en varios clubes, destacando su participación en los del Chelsea durante el tiempo que estuvo en sus filas.   

Sus inicios

Su carrera comenzó con solo dieciséis años en un nuevo club, las Erdington Ladies. Allí encontró su vocación, una que la obligó a hacer muchos sacrificios para llegar a estrenar la temporada 20/21 en un estadio clásico de Inglaterra: Villa Park. Meses antes, cuando se supo de su ascenso, en uno de los partidos del masculino pudimos ver una pancarta felicitándolas. Aunque, por la situación actual, fue sin público. Normalmente, suelen acudir entre cuatro y cinco mil espectadores, cifra que continúa creciendo. Aunque los partidos celebrados en estadios del masculino, de más fácil acceso para los aficionados de las ciudades, han rondado los treinta mil espectadores de media.

Pasó mucho tiempo hablando con otros entrenadores, yendo a ver sus partidos y aprendiendo de ellos. Fue así cómo se encontró en su camino con Bernard Day, quien contó con ella para entrenar a las chicas de las escuelas de Sutton Coldfield; o con Jenny Sugarman, con quien estuvo en Derby y le aconsejó que se presentara a un puesto en la Universidad de Birmingham, donde ha sido la directora de la sección de fútbol femenino. Desde 2011 hasta 2018 estuvo en la academia del Birmingham City – uno de los pioneros del femenino inglés, fundado en el 1968 –, además de estar un tiempo de asistente en el Coventry United Ladies.

En los primeros años el apoyo de su familia fue muy importante, comprendiendo que esta carrera de inicio no iba a dar beneficios económicos. Como la gran mayoría de los entrenadores que comienzan en Europa y las Islas, lo hizo como voluntaria; y teniendo que renunciar a gran parte de su vida social, viajando cada fin de semana por diversos lugares del país. Compaginó varios trabajos mientras estudiaba los cursos de entrenadora y la carrera de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Llegar a los entrenamientos y ver el escudo de un club histórico – que en el femenino se originó en el 1989 como Villa Aztecs, unido de manera no oficial desde entonces hasta que consiguieron la licencia en 1996 – es estar cumpliendo un sueño. Pero la primera temporada no fue sencilla. Recibieron una goleada del Manchester United de Casey Stoney – con mucha mejor plantilla – quienes acabaron ascendiendo. A su equipo le quedaba un año para hacerlo. Y lo hicieron estando invictas en trece partidos, empatando uno.

Estilo: creación y puntos fuertes

Vio que por gritar más no iba a conseguir nada. Es una persona calmada, y trata a sus jugadoras con empatía, de quienes dice que son personas antes que futbolistas. Esa conexión y unión especial ha hecho que vayan todas en la misma dirección para conseguir sus objetivos. Sus sesiones – donde la acompaña su pizarra, de la que no se separa –, tienen un claro elemento analítico. Incide en observar al rival para poder aprovechar sus puntos débiles y desarrollar los fuertes de su sistema.

Da diferentes opciones a sus jugadoras, pero busca que desarrollen ideas, que sean creativas. Trabaja mucho la forma de presionar y la elaboración del juego. Son capaces de crear buenas triangulaciones, aprovechan los movimientos rápidos con una presión alta, y los buenos enlaces. Pero es cierto que a pesar de los refuerzos, aún les queda mejorar y que las nuevas jugadoras encuentren los puntos fuertes. En cuanto funciona bien la medular Arthur – Ewers – Petzelberger, más las incidencias por banda, tienen mucho que ofrecer.

Gemma Davies dando instrucciones con el Aston Villa. (Foto de Harriet Lander/Getty Images)

En su primer partido, frente a un equipo del Top-3 como el Man. City, dieron muy buena imagen en ataque, pese al resultado. Falta ese acierto de cara al gol, que al final es lo que decanta la balanza. Contra Reading, Stine Larsen sí pudo marcar de penalti, pese a la derrota. Ramona Petzelberger con Follis en derecha, y Siems enviando balones largos a Silva o mediante Arthur, y subiendo como carrilera, sí están encontrando la forma de progresar. Comienzan con lo que parece un 1-4-3-3 que se transforma en un 1-4-4-2 con la unión de Silva y Larsen en última línea – dos refuerzos que están aportando mucho dinamismo – y la incidencia de Petzelberger (quien se ha adaptado muy bien) un poco detrás de ellas, o abriéndose a banda enviando buenos centros.

Ewers, centrocampista y ahora capitana, aporta equilibrio en el centro y como enganche desde la defensa. Pero aún cuesta reaccionar ante los contraataques. Haigh ha dudado en acciones decisivas, quedando la canterana N’Dow como punto algo más fuerte, y Siems (recién incorporada) aporta mucho en ataque, pero aún le queda en esta tarea. Es una jugadora joven y se espera una progresión suya. Después de los errores del primer partido de Sian Rogers, joven guardameta, en la segunda jornada optó por Lisa Weiß, portera veterana.

El conjunto claret and blue debería poder conservar la categoría. No lo van a tener fácil porque han llegado en un momento en el que el Top-3 se ha reforzado, pero también lo han hecho otros clubes haciendo que la liga cada vez sea más competitiva y la batalla por abajo se endurezca. Pero queda la confianza de que su joven entrenadora puede ser capaz de implementar sus ideas, para rugir durante un tiempo en la WSL.

Foto de portada: (Catherine Ivill/Getty Images)

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Milan Kundera dijo que la edad solo nos afecta en algunos aspectos, pero que respecto a otros es indiferente. Sin duda, en el fútbol está presente. Cada vez se habla de más cuerpos técnicos donde estamos viendo cómo muchos jóvenes se instalan en la élite, quienes no continuaron con su carrera profesional sobre el césped por lesión, o alguna otra razón. Se dedicaron a la enseñanza y al estudio del juego. En el femenino inglés tenemos el caso de Gemma Davies.  A sus 28 años se ha convertido en la entrenadora más joven de la Women’s Super League.

En la 19/20 consiguió el título de Championship y ascender con el Aston Villa, siendo elegida la mejor entrenadora de la temporada en su categoría. Consiguió el puesto 18 meses antes. Buen momento para el club, que el año anterior en el masculino regresó a Premier League con Dean Smith. Para afianzar el proyecto femenino han incorporado a la recién retirada Eniola Aluko como directora deportiva, figura del femenino inglés; internacional y con títulos en varios clubes, destacando su participación en los del Chelsea durante el tiempo que estuvo en sus filas.   

Sus inicios

Su carrera comenzó con solo dieciséis años en un nuevo club, las Erdington Ladies. Allí encontró su vocación, una que la obligó a hacer muchos sacrificios para llegar a estrenar la temporada 20/21 en un estadio clásico de Inglaterra: Villa Park. Meses antes, cuando se supo de su ascenso, en uno de los partidos del masculino pudimos ver una pancarta felicitándolas. Aunque, por la situación actual, fue sin público. Normalmente, suelen acudir entre cuatro y cinco mil espectadores, cifra que continúa creciendo. Aunque los partidos celebrados en estadios del masculino, de más fácil acceso para los aficionados de las ciudades, han rondado los treinta mil espectadores de media.

Pasó mucho tiempo hablando con otros entrenadores, yendo a ver sus partidos y aprendiendo de ellos. Fue así cómo se encontró en su camino con Bernard Day, quien contó con ella para entrenar a las chicas de las escuelas de Sutton Coldfield; o con Jenny Sugarman, con quien estuvo en Derby y le aconsejó que se presentara a un puesto en la Universidad de Birmingham, donde ha sido la directora de la sección de fútbol femenino. Desde 2011 hasta 2018 estuvo en la academia del Birmingham City – uno de los pioneros del femenino inglés, fundado en el 1968 –, además de estar un tiempo de asistente en el Coventry United Ladies.

En los primeros años el apoyo de su familia fue muy importante, comprendiendo que esta carrera de inicio no iba a dar beneficios económicos. Como la gran mayoría de los entrenadores que comienzan en Europa y las Islas, lo hizo como voluntaria; y teniendo que renunciar a gran parte de su vida social, viajando cada fin de semana por diversos lugares del país. Compaginó varios trabajos mientras estudiaba los cursos de entrenadora y la carrera de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

Llegar a los entrenamientos y ver el escudo de un club histórico – que en el femenino se originó en el 1989 como Villa Aztecs, unido de manera no oficial desde entonces hasta que consiguieron la licencia en 1996 – es estar cumpliendo un sueño. Pero la primera temporada no fue sencilla. Recibieron una goleada del Manchester United de Casey Stoney – con mucha mejor plantilla – quienes acabaron ascendiendo. A su equipo le quedaba un año para hacerlo. Y lo hicieron estando invictas en trece partidos, empatando uno.

Estilo: creación y puntos fuertes

Vio que por gritar más no iba a conseguir nada. Es una persona calmada, y trata a sus jugadoras con empatía, de quienes dice que son personas antes que futbolistas. Esa conexión y unión especial ha hecho que vayan todas en la misma dirección para conseguir sus objetivos. Sus sesiones – donde la acompaña su pizarra, de la que no se separa –, tienen un claro elemento analítico. Incide en observar al rival para poder aprovechar sus puntos débiles y desarrollar los fuertes de su sistema.

Da diferentes opciones a sus jugadoras, pero busca que desarrollen ideas, que sean creativas. Trabaja mucho la forma de presionar y la elaboración del juego. Son capaces de crear buenas triangulaciones, aprovechan los movimientos rápidos con una presión alta, y los buenos enlaces. Pero es cierto que a pesar de los refuerzos, aún les queda mejorar y que las nuevas jugadoras encuentren los puntos fuertes. En cuanto funciona bien la medular Arthur – Ewers – Petzelberger, más las incidencias por banda, tienen mucho que ofrecer.

Gemma Davies dando instrucciones con el Aston Villa. (Foto de Harriet Lander/Getty Images)

En su primer partido, frente a un equipo del Top-3 como el Man. City, dieron muy buena imagen en ataque, pese al resultado. Falta ese acierto de cara al gol, que al final es lo que decanta la balanza. Contra Reading, Stine Larsen sí pudo marcar de penalti, pese a la derrota. Ramona Petzelberger con Follis en derecha, y Siems enviando balones largos a Silva o mediante Arthur, y subiendo como carrilera, sí están encontrando la forma de progresar. Comienzan con lo que parece un 1-4-3-3 que se transforma en un 1-4-4-2 con la unión de Silva y Larsen en última línea – dos refuerzos que están aportando mucho dinamismo – y la incidencia de Petzelberger (quien se ha adaptado muy bien) un poco detrás de ellas, o abriéndose a banda enviando buenos centros.

Ewers, centrocampista y ahora capitana, aporta equilibrio en el centro y como enganche desde la defensa. Pero aún cuesta reaccionar ante los contraataques. Haigh ha dudado en acciones decisivas, quedando la canterana N’Dow como punto algo más fuerte, y Siems (recién incorporada) aporta mucho en ataque, pero aún le queda en esta tarea. Es una jugadora joven y se espera una progresión suya. Después de los errores del primer partido de Sian Rogers, joven guardameta, en la segunda jornada optó por Lisa Weiß, portera veterana.

El conjunto claret and blue debería poder conservar la categoría. No lo van a tener fácil porque han llegado en un momento en el que el Top-3 se ha reforzado, pero también lo han hecho otros clubes haciendo que la liga cada vez sea más competitiva y la batalla por abajo se endurezca. Pero queda la confianza de que su joven entrenadora puede ser capaz de implementar sus ideas, para rugir durante un tiempo en la WSL.

Foto de portada: (Catherine Ivill/Getty Images)

_Destacado

Cosas que no entiendo

Sara Giménez @_SaraGimenez
19-01-2022