_Otros

Gasolina con hielo: reflexiones del GP de Indianápolis

Nacho GONZÁLEZ.- Vuelta al cole, y décima matrícula de honor en diez exámenes. Remontada, pelea, escapada y victoria; una serie de pasos elevada a la categoría de arte por Marc Márquez. Y, de propina, dos registros históricos para el motociclismo español: 100 victorias en la categoría reina y 500 entre todas las categorías. Ambos con su nombre.

Eso sí, suspendió en la salida. Andrea Dovizioso tomó el mando seguido por sus compatriotas Valentino Rossi y Andrea Iannone, como un flashback de una década atrás, cuando Max Biaggi y Loris Capirossi escoltaban frecuentemente a ‘Il Dottore’ en el podio.

Márquez perdía varias posiciones y se las veía con Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo antes de rebasar a Iannone. Se mantuvo tercero observando la preciosa contienda que libraron Rossi y Dovi, que entregaron la primera posición al líder al tocarse y abrirse demasiado en una curva. Tras Marc se coló Jorge, mientras Dani se las tenía tiesas para pasar a Iannone, que poco después tuvo que abandonar.

Lorenzo tenía ganas de fiesta y lo probó con Márquez, cuyas respuestas eran tanto inmediatas como contundentes. En una de ellas, acabó pasando a Rossi, envuelto en una batalla a tres que se resolvió en favor del vigente campeón. Con el cupo de espectáculo cubierto, Marc se fue a por otros 25 puntos. La única forma de sumar que conoce.

Dejó tras de sí una guerra Yamaha que se resolvió en favor de Lorenzo, cuyo ritmo era ligeramente superior al de Rossi en los compases finales de carrera. Con muchos problemas durante todo el fin de semana, Pedrosa pudo salvar los muebles con una cuarta posición.

Aprovechando los abandonos de Iannone, Aleix Espargaró y Stefan Bradl; Pol Espargaró finalizó quinto, justo por delante de su compañero, Bradley Smith. Dovi se diluyó hasta acabar séptimo, por delante de Cal Crutchlow y Scott Redding. El británico concluyo noveno y como mejor Open, por delante del japonés Hiroshi Aoyama, décimo.

Moto2: Kallio sigue de dulce
Mika Kallio se llevó una incontestable victoria en Moto2, dominando las dos partes de una carrera dividida por una bandera roja. Maverick Viñales y Dominique Aegerter subieron al podio. Tito Rabat sólo pudo ser cuarto y ve reducida su ventaja con Kallio a sólo siete puntos. Hay Mundial.

Moto3: Efrén estrena su palmarés
Efrén Vázquez ha logrado su primera victoria mundialista en su Gran Premio número 117, al imponerse con maestría en un grupo de diez aprovechando el rebufo final. Romano Fenati y Jack Miller le acompañaron en el cajón. Álex Márquez fue quinto y Álex Rins sexto.

GRANIZADO DE IDEAS
Hasta que diga Márquez. Eso es exactamente lo que dura la emoción en la lucha por la victoria en MotoGP 2014. Ni una salida horrible varía el guion, simplemente concede unos minutos más de batalla. Cuando quiere, traza una raya imaginaria perpendicular a su rueda trasera que se convierte en una barrera tan invisible como infranqueable para el resto de pilotos, que solamente pueden ejercitar su vista con un colín cada vez más pequeño.

La décima es la que más ha tardado en llegar, sí. Porque había vacaciones. El 93 no entiende de depresiones. Le gusta su trabajo, le encanta ser el mejor en su trabajo, y le fascina demostrarlo. Una y otra vez. En Indianápolis ha dado otra muestra de que su voracidad no conoce límites. 10 de 10, igualando a Mick Doohan en 1997, y ya pensando en la undécima.

Se esperaban dos efemérides patrias en Indianápolis, pero sólo una dependía de Márquez. Cuando Efrén se encontró por fin con el triunfo que tanto merecía, un único triunfo separaba al motociclismo español de su quinto centenar de victorias. Kallio impidió que fuese para Viñales, el destino la tenía reservada para Marc, que no falló y unió esa marca a la de las cien en la categoría reina 22 años después de que Álex Crivillé lograse la primera en Assen 1992.

Jorge Lorenzo ha vuelto. Era evidente que nadie necesitaba la desconexión estival tanto como él, y ha vuelto al tajo con los deberes mentales hechos. Para ganar a Márquez primero hay que ser segundo, por fin parece haberlo entendido. Estar delante de Rossi debe ser su objetivo fundamental en la segunda mitad de temporada.

Rossi está en otros menesteres. No le hace ninguna gracia quedar por detrás de Lorenzo, pero el espectáculo que ha brindado en Indianápolis ha sido majestuoso. Primero con Dovizioso, demostrando que la bandera italiana de MotoGP la sigue portando él; después con Márquez, sin regalar ni un milímetro; y finalmente con Lorenzo. Otro podio y tres puntos recortados a Pedrosa en la lucha por el subcampeonato.

Dani ha salvado el finde. Incómodo desde el viernes, la carrera ha sido un suplicio para el 26, que se veía incapaz de estar con sus tres rivales. Aun así, supo mantener la cabeza fría para ir recogiendo a los pilotos como Iannone o Dovizioso, que tras descorchar con ímpetu el tarro de las esencias, iban perdiendo gas poco a poco.
Cara y cruz en casa Espargaró. Pol logró ser quinto en una carrera muy seria del ‘rookie’ español, que le permite auparse a la sexta posición de la general, a costa de su hermano. Aleix se quedó sin puntuar por primera vez en todo el año después de un incidente con Bradl.

Mal día para Ducati pese a la efervescencia inicial de los Andreas. Dovi, séptimo, fue el mejor por delante de Crutchlow. Y peor aún para Álvaro Bautista. Coronó unos entrenamientos para olvidar con el quinto abandono de la temporada. Toca cerrar pronto el futuro y acabar 2014 de la mejor forma posible. La alegría en el box de Gresini la dio Scott Redding con su novena plaza. Gran rendimiento del británico, el más destacado entre las Open por detrás de Aleix.

Tampoco tuvo suerte el debutante Leon Camier, que en Brno volverá a la carga. Como todos los demás. No faltéis.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Nacho GONZÁLEZ.- Vuelta al cole, y décima matrícula de honor en diez exámenes. Remontada, pelea, escapada y victoria; una serie de pasos elevada a la categoría de arte por Marc Márquez. Y, de propina, dos registros históricos para el motociclismo español: 100 victorias en la categoría reina y 500 entre todas las categorías. Ambos con su nombre.

Eso sí, suspendió en la salida. Andrea Dovizioso tomó el mando seguido por sus compatriotas Valentino Rossi y Andrea Iannone, como un flashback de una década atrás, cuando Max Biaggi y Loris Capirossi escoltaban frecuentemente a ‘Il Dottore’ en el podio.

Márquez perdía varias posiciones y se las veía con Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo antes de rebasar a Iannone. Se mantuvo tercero observando la preciosa contienda que libraron Rossi y Dovi, que entregaron la primera posición al líder al tocarse y abrirse demasiado en una curva. Tras Marc se coló Jorge, mientras Dani se las tenía tiesas para pasar a Iannone, que poco después tuvo que abandonar.

Lorenzo tenía ganas de fiesta y lo probó con Márquez, cuyas respuestas eran tanto inmediatas como contundentes. En una de ellas, acabó pasando a Rossi, envuelto en una batalla a tres que se resolvió en favor del vigente campeón. Con el cupo de espectáculo cubierto, Marc se fue a por otros 25 puntos. La única forma de sumar que conoce.

Dejó tras de sí una guerra Yamaha que se resolvió en favor de Lorenzo, cuyo ritmo era ligeramente superior al de Rossi en los compases finales de carrera. Con muchos problemas durante todo el fin de semana, Pedrosa pudo salvar los muebles con una cuarta posición.

Aprovechando los abandonos de Iannone, Aleix Espargaró y Stefan Bradl; Pol Espargaró finalizó quinto, justo por delante de su compañero, Bradley Smith. Dovi se diluyó hasta acabar séptimo, por delante de Cal Crutchlow y Scott Redding. El británico concluyo noveno y como mejor Open, por delante del japonés Hiroshi Aoyama, décimo.

Moto2: Kallio sigue de dulce
Mika Kallio se llevó una incontestable victoria en Moto2, dominando las dos partes de una carrera dividida por una bandera roja. Maverick Viñales y Dominique Aegerter subieron al podio. Tito Rabat sólo pudo ser cuarto y ve reducida su ventaja con Kallio a sólo siete puntos. Hay Mundial.

Moto3: Efrén estrena su palmarés
Efrén Vázquez ha logrado su primera victoria mundialista en su Gran Premio número 117, al imponerse con maestría en un grupo de diez aprovechando el rebufo final. Romano Fenati y Jack Miller le acompañaron en el cajón. Álex Márquez fue quinto y Álex Rins sexto.

GRANIZADO DE IDEAS
Hasta que diga Márquez. Eso es exactamente lo que dura la emoción en la lucha por la victoria en MotoGP 2014. Ni una salida horrible varía el guion, simplemente concede unos minutos más de batalla. Cuando quiere, traza una raya imaginaria perpendicular a su rueda trasera que se convierte en una barrera tan invisible como infranqueable para el resto de pilotos, que solamente pueden ejercitar su vista con un colín cada vez más pequeño.

La décima es la que más ha tardado en llegar, sí. Porque había vacaciones. El 93 no entiende de depresiones. Le gusta su trabajo, le encanta ser el mejor en su trabajo, y le fascina demostrarlo. Una y otra vez. En Indianápolis ha dado otra muestra de que su voracidad no conoce límites. 10 de 10, igualando a Mick Doohan en 1997, y ya pensando en la undécima.

Se esperaban dos efemérides patrias en Indianápolis, pero sólo una dependía de Márquez. Cuando Efrén se encontró por fin con el triunfo que tanto merecía, un único triunfo separaba al motociclismo español de su quinto centenar de victorias. Kallio impidió que fuese para Viñales, el destino la tenía reservada para Marc, que no falló y unió esa marca a la de las cien en la categoría reina 22 años después de que Álex Crivillé lograse la primera en Assen 1992.

Jorge Lorenzo ha vuelto. Era evidente que nadie necesitaba la desconexión estival tanto como él, y ha vuelto al tajo con los deberes mentales hechos. Para ganar a Márquez primero hay que ser segundo, por fin parece haberlo entendido. Estar delante de Rossi debe ser su objetivo fundamental en la segunda mitad de temporada.

Rossi está en otros menesteres. No le hace ninguna gracia quedar por detrás de Lorenzo, pero el espectáculo que ha brindado en Indianápolis ha sido majestuoso. Primero con Dovizioso, demostrando que la bandera italiana de MotoGP la sigue portando él; después con Márquez, sin regalar ni un milímetro; y finalmente con Lorenzo. Otro podio y tres puntos recortados a Pedrosa en la lucha por el subcampeonato.

Dani ha salvado el finde. Incómodo desde el viernes, la carrera ha sido un suplicio para el 26, que se veía incapaz de estar con sus tres rivales. Aun así, supo mantener la cabeza fría para ir recogiendo a los pilotos como Iannone o Dovizioso, que tras descorchar con ímpetu el tarro de las esencias, iban perdiendo gas poco a poco.
Cara y cruz en casa Espargaró. Pol logró ser quinto en una carrera muy seria del ‘rookie’ español, que le permite auparse a la sexta posición de la general, a costa de su hermano. Aleix se quedó sin puntuar por primera vez en todo el año después de un incidente con Bradl.

Mal día para Ducati pese a la efervescencia inicial de los Andreas. Dovi, séptimo, fue el mejor por delante de Crutchlow. Y peor aún para Álvaro Bautista. Coronó unos entrenamientos para olvidar con el quinto abandono de la temporada. Toca cerrar pronto el futuro y acabar 2014 de la mejor forma posible. La alegría en el box de Gresini la dio Scott Redding con su novena plaza. Gran rendimiento del británico, el más destacado entre las Open por detrás de Aleix.

Tampoco tuvo suerte el debutante Leon Camier, que en Brno volverá a la carga. Como todos los demás. No faltéis.

_Otros

Jordan Larsson, el hijo del Rey de Reyes

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
28-05-2021

_Otros

The Breakfast

Redacción @SpheraSports
18-05-2021