_Otros

Gasolina con hielo: Reflexiones del GP de Gran Bretaña

Nacho GONZÁLEZLlegaba Silverstone, la carrera del morbo. Después de la derrota de Marc Márquez en Brno, y con el recuerdo aún fresco de la batalla que libró con Jorge Lorenzo hace un año en el trazado británico -resuelta en favor del balear-; la duda de si el líder retomaría la senda de la victoria pululaba sobre el paddock.

Los entrenamientos invitaban a pensar que sí, pero en carrera fue el propio Lorenzo el encargado de cuestionar el orden establecido por Marc viernes y sábado. Con una salida ‘made in Jorge’, tomaba la cabeza. Márquez no salió mal, y desde el principio cogió su rueda, en una especie de regresión a 2013, cuya primera mitad pasó aprendiendo a la estela de sus rivales.

Aun así, la sensación general era la de control absoluto por parte del 93, al que se veía esperando su momento. Por detrás, la Open de Aleix Espargaró le impedía prolongar la bonita batalla que mantuvo con Valentino Rossi; que poco después superó a Andrea Dovizioso para ponerse tercero. Dani Pedrosa siguió sus pasos en persecución del dúo cabecero.

Marc seguía cómodamente instalado a rueda de Jorge; mientras Dani rebasaba a Vale ante la atenta mirada de Dovi. Con dos peleas distintas, la carrera entraba en sus diez últimos giros. Dos después, un pequeño error de Pedrosa permitía a Rossi recuperar la tercera plaza.

Marc no quiso esperar más. A siete del final llegó el hachazo. Tan sigiloso como contundente. Había pasado toda la carrera estudiando al balear, y parecía que podía soltar a su rival. Por detrás, Dovi hacía lo propio superando a Pedrosa.

Lejos de resignarse, Lorenzo aguantó el tirón y aprovechó un pequeño error de Márquez para recuperar la cabeza de la prueba. Las comparaciones con lo sucedido en 2013 ya eran inevitables, sólo faltaba por ver si se repetía el desenlace o si Marc lograba cambiar el guion.

A tres del final empezó la guerra. Roces de carenados, trazadas cruzadas, todo menos conformismo. La batalla fue todo lo limpia que puede ser una contienda entre dos monstruos que se niegan a perder, hasta que Márquez cogió medio segundo ya irrecuperable para el de Yamaha.

Rossi completó el podio resistiendo a Dani, con Dovi a su estela pero incapaz de participar en la pelea. Más atrás, Pol Espargaró se hizo con la sexta plaza, por delante de Stefan Bradl, Andrea Iannone y Aleix Espargaró. Scott Redding cerró el ‘top ten’, gracias a que Álvaro Bautista se cayó a dos del final, cuando rodaba séptimo.

En la general, Marc vuelve a gozar de 89 puntos sobre Dani, dando otro paso de gigante rumbo al título. El segundo de Lorenzo y el tercero de Rossi aprietan el subcampeonato.

Moto2: Brillante triunfo de Tito
Tito Rabat se ha hecho con su sexta victoria del año tras imponerse en la última vuelta a sus dos grandes rivales por el título: Mika Kallio y Maverick Viñales. El líder rubricó una gran victoria en una carrera preciosa, y amplía la ventaja con Kallio a 17 puntos.

Moto3: Rins resucita a lo grande
Álex Rins ha logrado su primera victoria del año con un impresionante final en el que se impuso por 11 milésimas a Álex Márquez, con Enea Bastianini a menos de una décima. Jack Miller sólo pudo ser séptimo y su ventaja con Márquez se reduce a 13 puntos.

GRANIZADO DE IDEAS
.:: No tendrá el encanto de Donington, pero si hay algo que no se le puede negar a Silverstone es su capacidad para albergar carreras épicas. Lo fue un año atrás y lo ha vuelto a ser, con idénticos protagonistas y diferente final.

.:: Llegó la undécima de Márquez, la que le sitúa a la altura de Rossi y Giacomo Agostini, y le deja a una del récord absoluto de Mick Doohan. Y la que devolvió al imaginario colectivo la percepción que se vio distorsionada en Brno: el estado normal del actual MotoGP es la victoria de Márquez. Lo excepcional es lo contrario.

.:: A Lorenzo hay que agradecerle, muy mucho, su resistencia a creer en dicho axioma. Su convencimiento de que puede mirar a los ojos al mayor talento que han visto los ojos del Mundial, de que sólo es un hombre encima de una moto, igual que él. Por dar espectáculo y obligar a Marc a hacer lo mismo para ganar. Está más que recuperado para la causa, el motociclismo brinda por ello.

.:: 246. Es el número del día. Es la cifra de carreras alcanzada por Valentino Rossi en la categoría reina, más que nadie en la historia (Alex Barros se quedó en 245). ‘Il Dottore’ quería celebrarla en el podio, y volvió a demostrar que si no consigues soltarle de tu rueda, verá la bandera a cuadros antes que tú.

.:: Pedrosa y Dovizioso recordaron la lección. Dani no pudo subirse al cajón, y ve recortada su ventaja con la pareja de Yamaha. Andrea volvió a colorear de rojo Ducati los puestos de honor. Parece que el nuevo chasis funciona. Más buenas noticias.
‘Polyccio’ sigue con una gran solidez, otra vez primero de la clase media. Tiene el Rookie del año sentenciado, la batalla con su compañero encarrilada y sigue primero en la pelea por ser la mejor satélite. Sólo le falta ser el mejor Espargaró, bonita pelea que vuelve a apretarse.

.:: Discretos Bradl (no sorprende) y Iannone (esto sí), Aleix volvió a dejar el sello en los primeros giros, antes de que su Open le devolviese a la realidad. Por cierto, por primera vez en año y medio, -desde Randy de Puniet en 2012-, ha encontrado en Redding un rival digno en la subcategoría. Eso sí, sigue siendo un fijo en el parque cerrado.

.:: Cerramos destacando el primer puntito del año para Alex de Angelis en su segunda carrera sustituyendo a Colin Edwards, el 26º que puntúa. En dos semanas, Misano, donde Marc puede dejar el título a tiro para celebrarlo en Aragón. No falten.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Nacho GONZÁLEZLlegaba Silverstone, la carrera del morbo. Después de la derrota de Marc Márquez en Brno, y con el recuerdo aún fresco de la batalla que libró con Jorge Lorenzo hace un año en el trazado británico -resuelta en favor del balear-; la duda de si el líder retomaría la senda de la victoria pululaba sobre el paddock.

Los entrenamientos invitaban a pensar que sí, pero en carrera fue el propio Lorenzo el encargado de cuestionar el orden establecido por Marc viernes y sábado. Con una salida ‘made in Jorge’, tomaba la cabeza. Márquez no salió mal, y desde el principio cogió su rueda, en una especie de regresión a 2013, cuya primera mitad pasó aprendiendo a la estela de sus rivales.

Aun así, la sensación general era la de control absoluto por parte del 93, al que se veía esperando su momento. Por detrás, la Open de Aleix Espargaró le impedía prolongar la bonita batalla que mantuvo con Valentino Rossi; que poco después superó a Andrea Dovizioso para ponerse tercero. Dani Pedrosa siguió sus pasos en persecución del dúo cabecero.

Marc seguía cómodamente instalado a rueda de Jorge; mientras Dani rebasaba a Vale ante la atenta mirada de Dovi. Con dos peleas distintas, la carrera entraba en sus diez últimos giros. Dos después, un pequeño error de Pedrosa permitía a Rossi recuperar la tercera plaza.

Marc no quiso esperar más. A siete del final llegó el hachazo. Tan sigiloso como contundente. Había pasado toda la carrera estudiando al balear, y parecía que podía soltar a su rival. Por detrás, Dovi hacía lo propio superando a Pedrosa.

Lejos de resignarse, Lorenzo aguantó el tirón y aprovechó un pequeño error de Márquez para recuperar la cabeza de la prueba. Las comparaciones con lo sucedido en 2013 ya eran inevitables, sólo faltaba por ver si se repetía el desenlace o si Marc lograba cambiar el guion.

A tres del final empezó la guerra. Roces de carenados, trazadas cruzadas, todo menos conformismo. La batalla fue todo lo limpia que puede ser una contienda entre dos monstruos que se niegan a perder, hasta que Márquez cogió medio segundo ya irrecuperable para el de Yamaha.

Rossi completó el podio resistiendo a Dani, con Dovi a su estela pero incapaz de participar en la pelea. Más atrás, Pol Espargaró se hizo con la sexta plaza, por delante de Stefan Bradl, Andrea Iannone y Aleix Espargaró. Scott Redding cerró el ‘top ten’, gracias a que Álvaro Bautista se cayó a dos del final, cuando rodaba séptimo.

En la general, Marc vuelve a gozar de 89 puntos sobre Dani, dando otro paso de gigante rumbo al título. El segundo de Lorenzo y el tercero de Rossi aprietan el subcampeonato.

Moto2: Brillante triunfo de Tito
Tito Rabat se ha hecho con su sexta victoria del año tras imponerse en la última vuelta a sus dos grandes rivales por el título: Mika Kallio y Maverick Viñales. El líder rubricó una gran victoria en una carrera preciosa, y amplía la ventaja con Kallio a 17 puntos.

Moto3: Rins resucita a lo grande
Álex Rins ha logrado su primera victoria del año con un impresionante final en el que se impuso por 11 milésimas a Álex Márquez, con Enea Bastianini a menos de una décima. Jack Miller sólo pudo ser séptimo y su ventaja con Márquez se reduce a 13 puntos.

GRANIZADO DE IDEAS
.:: No tendrá el encanto de Donington, pero si hay algo que no se le puede negar a Silverstone es su capacidad para albergar carreras épicas. Lo fue un año atrás y lo ha vuelto a ser, con idénticos protagonistas y diferente final.

.:: Llegó la undécima de Márquez, la que le sitúa a la altura de Rossi y Giacomo Agostini, y le deja a una del récord absoluto de Mick Doohan. Y la que devolvió al imaginario colectivo la percepción que se vio distorsionada en Brno: el estado normal del actual MotoGP es la victoria de Márquez. Lo excepcional es lo contrario.

.:: A Lorenzo hay que agradecerle, muy mucho, su resistencia a creer en dicho axioma. Su convencimiento de que puede mirar a los ojos al mayor talento que han visto los ojos del Mundial, de que sólo es un hombre encima de una moto, igual que él. Por dar espectáculo y obligar a Marc a hacer lo mismo para ganar. Está más que recuperado para la causa, el motociclismo brinda por ello.

.:: 246. Es el número del día. Es la cifra de carreras alcanzada por Valentino Rossi en la categoría reina, más que nadie en la historia (Alex Barros se quedó en 245). ‘Il Dottore’ quería celebrarla en el podio, y volvió a demostrar que si no consigues soltarle de tu rueda, verá la bandera a cuadros antes que tú.

.:: Pedrosa y Dovizioso recordaron la lección. Dani no pudo subirse al cajón, y ve recortada su ventaja con la pareja de Yamaha. Andrea volvió a colorear de rojo Ducati los puestos de honor. Parece que el nuevo chasis funciona. Más buenas noticias.
‘Polyccio’ sigue con una gran solidez, otra vez primero de la clase media. Tiene el Rookie del año sentenciado, la batalla con su compañero encarrilada y sigue primero en la pelea por ser la mejor satélite. Sólo le falta ser el mejor Espargaró, bonita pelea que vuelve a apretarse.

.:: Discretos Bradl (no sorprende) y Iannone (esto sí), Aleix volvió a dejar el sello en los primeros giros, antes de que su Open le devolviese a la realidad. Por cierto, por primera vez en año y medio, -desde Randy de Puniet en 2012-, ha encontrado en Redding un rival digno en la subcategoría. Eso sí, sigue siendo un fijo en el parque cerrado.

.:: Cerramos destacando el primer puntito del año para Alex de Angelis en su segunda carrera sustituyendo a Colin Edwards, el 26º que puntúa. En dos semanas, Misano, donde Marc puede dejar el título a tiro para celebrarlo en Aragón. No falten.

_Destacado

Reescribir la historia

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
30-11-2021

_Otros

Daniel Norris y la vida eterna

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
26-11-2021