_Ciclismo

Frío, desentendidos y exhibición de Quintana en el Giro

Enrique Julián Gómez @EnriqueJulian23 27-05-2014

etiquetas:

Enrique JULIÁN GÓMEZ – La semana decisiva del Giro ha comenzado que una etapa que puede ser definitiva para la general. Vuelco a la carrera en un día marcado por numerosos condicionantes, competitivos, meteorológicos y extradeportivos. La jornada que el año pasado tuvo que ser suspendida por la nieve esta vez sí se disputó, pese a que las condiciones eran poco mejores que entonces. El descomunal encadenado con Gavia y Stelvio se realizó entre el frío y la nieve en la cima y la corriente heladora en los descensos.

Con Movistar controlando el grupo desde el inicio, ya reducido en el Gavia a una cincuentena de ciclistas, los colombianos Chalapud, Arredondo y Pantano coronaron en cabeza el primer puerto. Y afrontaron el primer descenso, con nieve sobre las cabezas y ambos lados de la carretera mojada y temperaturas alrededor de los cero grados centígrados. De hecho los ciclistas tenían que parar para abrigarse lógicamente.

En el Stelvio, por su parte, coronó en cabeza la 'Cima Coppi' el italiano Dario Cataldo, que ya se había destacado en el descenso del Gavia y al pie del segundo puerto. Por detrás llegaban los franceses Vuillermoz y Dupont y el colombiano Pantano, que está realizando un gran Giro. También se destacaron en el Stelvio, sin éxito, Pellizotti, Diego Rosa, Chalapud, Niemiec, Geniez o Kiserlovski.

Luego, el caos organizativo. En Radio Corsa se anuncia que el descenso del Stelvio se realizará con motos marcando la trazada para evitar el peligro en algunas curvas. En algunos coches, como posteriormente han confirmado desde los equipos OPQS, Astana, Tinkoff, Cannondale o Trek se interpretó una neutralización del descenso, y frenaron a sus ciclistas. Además, desde la cuenta oficial de Twitter del Giro se anunciaba la neutralización del descenso, un tweet borrado y rectificado varios minutos más tarde.

No hubo motos, sin embargo, y aprovechando esta situación, Nairo Quintana y Rolland atacaron en la bajada, con sus respectivos compañeros Izagirre y Sicard, además de Hesjedal. Al final del descenso, en el llano previo a Val Martello, contaban con dos minutos de ventaja sobre el grupo del líder Rigoberto Urán y el resto de favoritos. La polémica, los desentendidos, la desorganización estaban servidas.

Ya en el ascenso final a Val Martello, Nairo Quintana marcó el ritmo, llevándose con sí a Rolland y Hesjedal, alcanzando y superando a Cataldo, que todavía estaba en cabeza, y aumentando progresivamente la distancia sobre el grupo de favoritos, donde todavía trabajaban los gregarios. Urán solo tomó la responsabilidad en primera persona a falta de cinco kilómetros, ante los ataques del resto de ciclistas destacados en la general.

En las últimas y duras curvas, Quintana se deshizo de Hesjedal -Rolland se había descolgado previamente- y venció la etapa. El francés llegó a un minuto; Kelderman, Pozzovivo y Aru a alrededor de tres minutos y medio; Majka y el líder Urán, que perdió así la maglia rosa, a cuatro minutos y Evans a cerca de cinco minutos con Kiserlovski.

En la general, Nairo Quintana vuelca la clasificación y es el nuevo líder con 1:41 sobre Rigoberto Urán; 3:21 sobre Cadel Evans que todavía mantiene el podio; 3:28 sobre Rolland, que ve por fin premiada su valentía en esta carrera; 3:28 sobre Majka; 3:34 sobre Aru; 3:41 sobre Pozzovivo y 4:09 sobre Kelderman.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Enrique JULIÁN GÓMEZ – La semana decisiva del Giro ha comenzado que una etapa que puede ser definitiva para la general. Vuelco a la carrera en un día marcado por numerosos condicionantes, competitivos, meteorológicos y extradeportivos. La jornada que el año pasado tuvo que ser suspendida por la nieve esta vez sí se disputó, pese a que las condiciones eran poco mejores que entonces. El descomunal encadenado con Gavia y Stelvio se realizó entre el frío y la nieve en la cima y la corriente heladora en los descensos.

Con Movistar controlando el grupo desde el inicio, ya reducido en el Gavia a una cincuentena de ciclistas, los colombianos Chalapud, Arredondo y Pantano coronaron en cabeza el primer puerto. Y afrontaron el primer descenso, con nieve sobre las cabezas y ambos lados de la carretera mojada y temperaturas alrededor de los cero grados centígrados. De hecho los ciclistas tenían que parar para abrigarse lógicamente.

En el Stelvio, por su parte, coronó en cabeza la 'Cima Coppi' el italiano Dario Cataldo, que ya se había destacado en el descenso del Gavia y al pie del segundo puerto. Por detrás llegaban los franceses Vuillermoz y Dupont y el colombiano Pantano, que está realizando un gran Giro. También se destacaron en el Stelvio, sin éxito, Pellizotti, Diego Rosa, Chalapud, Niemiec, Geniez o Kiserlovski.

Luego, el caos organizativo. En Radio Corsa se anuncia que el descenso del Stelvio se realizará con motos marcando la trazada para evitar el peligro en algunas curvas. En algunos coches, como posteriormente han confirmado desde los equipos OPQS, Astana, Tinkoff, Cannondale o Trek se interpretó una neutralización del descenso, y frenaron a sus ciclistas. Además, desde la cuenta oficial de Twitter del Giro se anunciaba la neutralización del descenso, un tweet borrado y rectificado varios minutos más tarde.

No hubo motos, sin embargo, y aprovechando esta situación, Nairo Quintana y Rolland atacaron en la bajada, con sus respectivos compañeros Izagirre y Sicard, además de Hesjedal. Al final del descenso, en el llano previo a Val Martello, contaban con dos minutos de ventaja sobre el grupo del líder Rigoberto Urán y el resto de favoritos. La polémica, los desentendidos, la desorganización estaban servidas.

Ya en el ascenso final a Val Martello, Nairo Quintana marcó el ritmo, llevándose con sí a Rolland y Hesjedal, alcanzando y superando a Cataldo, que todavía estaba en cabeza, y aumentando progresivamente la distancia sobre el grupo de favoritos, donde todavía trabajaban los gregarios. Urán solo tomó la responsabilidad en primera persona a falta de cinco kilómetros, ante los ataques del resto de ciclistas destacados en la general.

En las últimas y duras curvas, Quintana se deshizo de Hesjedal -Rolland se había descolgado previamente- y venció la etapa. El francés llegó a un minuto; Kelderman, Pozzovivo y Aru a alrededor de tres minutos y medio; Majka y el líder Urán, que perdió así la maglia rosa, a cuatro minutos y Evans a cerca de cinco minutos con Kiserlovski.

En la general, Nairo Quintana vuelca la clasificación y es el nuevo líder con 1:41 sobre Rigoberto Urán; 3:21 sobre Cadel Evans que todavía mantiene el podio; 3:28 sobre Rolland, que ve por fin premiada su valentía en esta carrera; 3:28 sobre Majka; 3:34 sobre Aru; 3:41 sobre Pozzovivo y 4:09 sobre Kelderman.

etiquetas: