_Destacado

Exceso de calendario

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 03-02-2020

etiquetas:

Fórmula 1

La Fórmula 1 afronta en 2020 su primer calendario con 22 Grandes Premios. La 71ª temporada de la competición será la más larga de la historia. Dará comienzo en Melbourne y tendrá su ocaso en Abu Dabi como viene siendo habitual en los últimos años. La llegada de Vietnam y Holanda al campeonato y la única salida de Alemania han dado lugar a un extenso calendario, muy al gusto de los actuales dirigentes, pero poco del gusto de los equipos.

Es más, Liberty Media quiere ampliar aún más el campeonato hasta los 25 Grandes Premios, y para ello ya busca nuevas vías. Miami, Arabia Saudí y Argentina ya han mostrado su interés en albergar citas de Fórmula 1. Tienen varias negociaciones en curso y parece que las 25 carreras por temporada llegarán más pronto que tarde.

Este rumbo que está tomando la categoría no está gustando mucho a los equipos. Una temporada de Fórmula 1 requiere un gran esfuerzo humano por parte de un inmenso equipo de personas. Competir en la categoría va mucho más allá de llevar un monoplaza a un circuito durante un fin de semana. Requiere de mucho trabajo en la fábrica durante todo el año y el calendario ya está muy apretado.

Un año natural empieza a quedarse corto en una competición donde el desarrollo tecnológico es vital. Los equipos necesitan tener listos sus nuevos diseños para los tests de pretemporada en febrero y durante el año lo van desarrollando para poder competir con sus rivales. Una vez terminado el calendario, o incluso antes, los recursos se destinan 100% al desarrollo del monoplaza de la próxima temporada. Si esta termina en diciembre, como ocurrió en 2019, dejas a los equipos con muy poco margen.

Los dirigentes, como es lógico, miran por el ritmo de competición. Quieren brindarle los máximos fines de semana posibles de carreras a sus espectadores. Pero, por otro lado, se encuentran los equipos que empiezan a estar completamente desbordados ante las exigencias del calendario.

Viajar cada semana a lugares muy diferentes del mundo requiere de un esfuerzo que acaba desgastando a los equipos. Los ingenieros de Fórmula 1 son los primeros que disfrutan de su profesión, pero también tienen familia y necesitan vivir tiempo apartados de la competición.

Max Verstappen ya se posicionó en contra de esta ampliación de calendario en declaraciones para Motorsport: “Para los pilotos está bien, a nosotros nos encanta correr, pero para los mecánicos no está bien, ya que hacen un gran trabajo para poner el coche a punto cada carrera. Ellos también tienen familia e hijos”. De forma similar salió Sergio Pérez en defensa de su equipo de trabajo: Estoy preocupado por los mecánicos e ingenieros, van a tener muy poco tiempo para tener vida social”.

Para 2021 se ha adoptado una medida para reducir la carga de trabajo durante los Grandes Premios. La actividad pasa a concentrarse de viernes a domingo. Actualmente, el Gran Premio para los equipos comienza en las ruedas de prensa de los jueves. En 2021, los entrenos del viernes pasarán de ser por la mañana a por la tarde. En realidad, casi no se le ha recortado nada al trabajo de los ingenieros, ya que el monoplaza tendrá que seguir estando listo para el viernes. Es un buen paso reducir un día, pero hay que seguir buscando una vía que ayude a los miles de ingenieros que trabajan en esta competición.

Si Liberty Media sigue ampliando el calendario, la situación será insostenible para los equipos. No habrá terminado una temporada cuando ya casi estará empezando la siguiente y durante el calendario apenas habrá habido fines de semana de descanso. Lo hacen por dar espectáculo, pero también una exhibición gana glamour cuando es exclusiva. Hacer habitual los domingos de Gran Premio puede ser contraproducente. Esperemos que, por el bien de todos, se pueda encontrar una solución que sea beneficiosa para los equipos y para la competición.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La Fórmula 1 afronta en 2020 su primer calendario con 22 Grandes Premios. La 71ª temporada de la competición será la más larga de la historia. Dará comienzo en Melbourne y tendrá su ocaso en Abu Dabi como viene siendo habitual en los últimos años. La llegada de Vietnam y Holanda al campeonato y la única salida de Alemania han dado lugar a un extenso calendario, muy al gusto de los actuales dirigentes, pero poco del gusto de los equipos.

Es más, Liberty Media quiere ampliar aún más el campeonato hasta los 25 Grandes Premios, y para ello ya busca nuevas vías. Miami, Arabia Saudí y Argentina ya han mostrado su interés en albergar citas de Fórmula 1. Tienen varias negociaciones en curso y parece que las 25 carreras por temporada llegarán más pronto que tarde.

Este rumbo que está tomando la categoría no está gustando mucho a los equipos. Una temporada de Fórmula 1 requiere un gran esfuerzo humano por parte de un inmenso equipo de personas. Competir en la categoría va mucho más allá de llevar un monoplaza a un circuito durante un fin de semana. Requiere de mucho trabajo en la fábrica durante todo el año y el calendario ya está muy apretado.

Un año natural empieza a quedarse corto en una competición donde el desarrollo tecnológico es vital. Los equipos necesitan tener listos sus nuevos diseños para los tests de pretemporada en febrero y durante el año lo van desarrollando para poder competir con sus rivales. Una vez terminado el calendario, o incluso antes, los recursos se destinan 100% al desarrollo del monoplaza de la próxima temporada. Si esta termina en diciembre, como ocurrió en 2019, dejas a los equipos con muy poco margen.

Los dirigentes, como es lógico, miran por el ritmo de competición. Quieren brindarle los máximos fines de semana posibles de carreras a sus espectadores. Pero, por otro lado, se encuentran los equipos que empiezan a estar completamente desbordados ante las exigencias del calendario.

Viajar cada semana a lugares muy diferentes del mundo requiere de un esfuerzo que acaba desgastando a los equipos. Los ingenieros de Fórmula 1 son los primeros que disfrutan de su profesión, pero también tienen familia y necesitan vivir tiempo apartados de la competición.

Max Verstappen ya se posicionó en contra de esta ampliación de calendario en declaraciones para Motorsport: “Para los pilotos está bien, a nosotros nos encanta correr, pero para los mecánicos no está bien, ya que hacen un gran trabajo para poner el coche a punto cada carrera. Ellos también tienen familia e hijos”. De forma similar salió Sergio Pérez en defensa de su equipo de trabajo: Estoy preocupado por los mecánicos e ingenieros, van a tener muy poco tiempo para tener vida social”.

Para 2021 se ha adoptado una medida para reducir la carga de trabajo durante los Grandes Premios. La actividad pasa a concentrarse de viernes a domingo. Actualmente, el Gran Premio para los equipos comienza en las ruedas de prensa de los jueves. En 2021, los entrenos del viernes pasarán de ser por la mañana a por la tarde. En realidad, casi no se le ha recortado nada al trabajo de los ingenieros, ya que el monoplaza tendrá que seguir estando listo para el viernes. Es un buen paso reducir un día, pero hay que seguir buscando una vía que ayude a los miles de ingenieros que trabajan en esta competición.

Si Liberty Media sigue ampliando el calendario, la situación será insostenible para los equipos. No habrá terminado una temporada cuando ya casi estará empezando la siguiente y durante el calendario apenas habrá habido fines de semana de descanso. Lo hacen por dar espectáculo, pero también una exhibición gana glamour cuando es exclusiva. Hacer habitual los domingos de Gran Premio puede ser contraproducente. Esperemos que, por el bien de todos, se pueda encontrar una solución que sea beneficiosa para los equipos y para la competición.

etiquetas:

Fórmula 1

_Destacado

Combate a los puntos por el tercer puesto

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
21-09-2020

_Destacado

Amarillo pálido

Joel Sierra @_JoeLSierra_
21-09-2020