_Fútbol femenino

Eurocopa 2022: Las 4 claves del España-Finlandia

España inició su andadura en la Eurocopa 2022 y, pese a los nervios iniciales, cumplió con nota. Goleada ante la rival más débil antes de enfrentarse al ‘coco’ Alemania y a la actual subcampeona continental, Dinamarca.

Galones a Aitana. La baja de Alexia Putellas es la más dolorosa para España. No solo por estar considerada la mejor futbolista de mundo, también por su personalidad y carácter sobre el campo. El juego giraba en torno a su figura, y Jorge Vilda no se lo pensó dos veces a la hora de asignar ese rol a otra jugadora. Aitana Bonmatí adelantó su posición e Irene Guerrero entró en el once para formar pareja en el centro del campo junto a Guijarro. A Aitana no le tembló el pulso ni le quedó grande su nuevo papel, ni mucho menos. Dirigió al equipo en todo momento, tiró del carro cuando peor lo pasó España y marcó el tanto que certificaba la remontada (2-1) con un cabezazo portentoso. Le dieron el MVP, como no podía ser de otra manera. Hoy por hoy, es la estrella de España.

Balón parado. Famosa por su juego creativo y de toque, curiosamente España utilizó otros caminos para llevarse la victoria. Los cuatro goles llegaron con centros al área, saques de esquina o desde el punto de penalti. Efectividad máxima en cada una de las acciones. A pesar de encajar el 0-1 nada más empezar, la Roja fue dueña absoluta del encuentro: llegó a tirar 31 veces contra la portería de Korpela, por cuatro de las finesas. El gol del empate, desde el saque de esquina, llegó tras lanzar nueve córners, una bestialidad para llevar solo 25 minutos. Ahí empezó a demostrar su poderío aéreo: Irene Paredes, Aitana y Lucía García marcaron de cabeza. Y Mapi León, que tiene un guante, asistió en dos de ellos. Destacar en esta faceta puede ser clave para llegar lejos en esta Eurocopa.

Todas enchufadas. Vilda agotó los cinco cambios: entraron Laia Aleixandri, Sheila García, Athenea, Marta Cardona y Claudia Pina. Todas dejaron su huella. Sheila causó estragos en banda derecha, asistiendo a Aleixandri nada más entrar al campo, obligando a hacer un paradón a Korpela. Athenea hizo lo propio por la izquierda, desequilibrando en todo momento aprovechando el bajón físico de la defensa finesa. Cardona tuvo el gol con un cabezazo y provocó el penalti que materializó Mariona en el añadido. Y Pina, pese a que jugó unos pocos minutos, también pudo anotar.

Alexia, una más. Todos los equipos en esta Eurocopa tienen 23 jugadoras en su plantilla. Todas menos España, que disfruta de la presencia de su capitana en todo momento. La actual Balón de Oro podía haberse marchado a casa, pasar por quirófano y tratar de recuperarse pensando en la próxima temporada, pero el compromiso que mantiene con el grupo es tal que se ha mantenido en la concentración, está cerca de sus compañeras, y en la grada las anima como la más ferviente de las fans. Es un hecho que ellas mismas han confirmado: ver a Alexia con su camiseta de España y con el ’14’ de Virginia Torrecilla entre la grada, cerca del banquillo, da un extra de motivación que otras selecciones jamás podrían tener. Mayor plus, imposible.

Foto principal: @SeFutbolfem

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

España inició su andadura en la Eurocopa 2022 y, pese a los nervios iniciales, cumplió con nota. Goleada ante la rival más débil antes de enfrentarse al ‘coco’ Alemania y a la actual subcampeona continental, Dinamarca.

Galones a Aitana. La baja de Alexia Putellas es la más dolorosa para España. No solo por estar considerada la mejor futbolista de mundo, también por su personalidad y carácter sobre el campo. El juego giraba en torno a su figura, y Jorge Vilda no se lo pensó dos veces a la hora de asignar ese rol a otra jugadora. Aitana Bonmatí adelantó su posición e Irene Guerrero entró en el once para formar pareja en el centro del campo junto a Guijarro. A Aitana no le tembló el pulso ni le quedó grande su nuevo papel, ni mucho menos. Dirigió al equipo en todo momento, tiró del carro cuando peor lo pasó España y marcó el tanto que certificaba la remontada (2-1) con un cabezazo portentoso. Le dieron el MVP, como no podía ser de otra manera. Hoy por hoy, es la estrella de España.

Balón parado. Famosa por su juego creativo y de toque, curiosamente España utilizó otros caminos para llevarse la victoria. Los cuatro goles llegaron con centros al área, saques de esquina o desde el punto de penalti. Efectividad máxima en cada una de las acciones. A pesar de encajar el 0-1 nada más empezar, la Roja fue dueña absoluta del encuentro: llegó a tirar 31 veces contra la portería de Korpela, por cuatro de las finesas. El gol del empate, desde el saque de esquina, llegó tras lanzar nueve córners, una bestialidad para llevar solo 25 minutos. Ahí empezó a demostrar su poderío aéreo: Irene Paredes, Aitana y Lucía García marcaron de cabeza. Y Mapi León, que tiene un guante, asistió en dos de ellos. Destacar en esta faceta puede ser clave para llegar lejos en esta Eurocopa.

Todas enchufadas. Vilda agotó los cinco cambios: entraron Laia Aleixandri, Sheila García, Athenea, Marta Cardona y Claudia Pina. Todas dejaron su huella. Sheila causó estragos en banda derecha, asistiendo a Aleixandri nada más entrar al campo, obligando a hacer un paradón a Korpela. Athenea hizo lo propio por la izquierda, desequilibrando en todo momento aprovechando el bajón físico de la defensa finesa. Cardona tuvo el gol con un cabezazo y provocó el penalti que materializó Mariona en el añadido. Y Pina, pese a que jugó unos pocos minutos, también pudo anotar.

Alexia, una más. Todos los equipos en esta Eurocopa tienen 23 jugadoras en su plantilla. Todas menos España, que disfruta de la presencia de su capitana en todo momento. La actual Balón de Oro podía haberse marchado a casa, pasar por quirófano y tratar de recuperarse pensando en la próxima temporada, pero el compromiso que mantiene con el grupo es tal que se ha mantenido en la concentración, está cerca de sus compañeras, y en la grada las anima como la más ferviente de las fans. Es un hecho que ellas mismas han confirmado: ver a Alexia con su camiseta de España y con el ’14’ de Virginia Torrecilla entre la grada, cerca del banquillo, da un extra de motivación que otras selecciones jamás podrían tener. Mayor plus, imposible.

Foto principal: @SeFutbolfem