_Otros

Estrellas de primera, tres escalones más abajo

Aldo Vázquez @ 23-11-2018

etiquetas:

¿Os imagináis a un
campeón de Europa con su país, un doble ganador de la Champions, un pichichi de
la liga española o un ganador del Mundial jugando en tercera división? Encontrar
a grandes jugadores en las segundas divisiones europeas es una tarea
relativamente sencilla. Futbolistas de la talla de Adrián Ramos, Krohn-Dehli,
Timo Horn, Jonas Hector, Bolasie, Butland o Joe Allen son solo algunos ejemplos
de la enorme calidad que hay en ligas como la Championship, la Liga 123 o la
Bundesliga 2. Lo difícil es encontrar este tipo de jugadores en ligas semiprofesionales,
como la Segunda B española. En este artículo os contaré algunos casos.

En el tercer escalón del
fútbol europeo hay muchos futbolistas con amplia experiencia en la élite. En
ligas donde muchos jugadores tienen que compaginar los entrenamientos con otro
trabajo para poder poder pagarse los gastos, hay un selecto número de jugadores
que disfrutaron de lo mejor del deporte rey, ganando títulos y jugando en
equipos de primer nivel. Estrellas que, tras alcanzar la gloria, están jugando
en el tercer escalafón de las cinco grandes ligas europeas: la League One
inglesa, la 3.Liga alemana, Segunda B española, Serie C italiana o el
Championat National francés.

Empezaremos por
Inglaterra, la cuna del fútbol. Ahí, debido a los grandes presupuestos con los
que cuenta el país, es normal ver a jugadores de primer nivel en divisiones
inferiores. Además, este año se han juntado en League One varios equipos
históricos como el Portsmouth, Sunderland, Blackpool o Charlton Athletic,
equipos que estuvieron en la Premier durante este siglo. Resalta el caso del
Sunderland, un equipo que hace dos temporadas estaba en la Premier pero una
crisis deportiva le ha llevado a tocar fondo. En este club destacan jugadores
como Aiden McGeady, toda una leyenda del Celtic (144 partidos) y con
experiencia en conjuntos como el Sprtak de Moscú o el Everton. También resalta
en ese equipo el portero Ruiter, con 138 partidos en la Eredivise, en las filas
del Utrecht, y Glen Loovens, otro ex del Celtic que gozó de oportunidades en el
Feyenoord holandés y el Zaragoza español.

Como es lógico, hay
varios futbolistas en esta liga que tuvieron su oportunidad en la Premier
League. Dos exjugadores de QPR, como son James Perch y Jamie Mackie,
actualmente juegan en el Scunthorpe y el Oxford. Sorprende ver a jugadores como
Sebastien Bassong en esta competición. El central, que se encuentra en las
filas del Peterboroguh jugó casi 200 partidos en la Premier, vistiendo la
camiseta de equipos como Norwich, Wolves, Spurs y Newcastle, llegando a marcar
seis goles. Por si fuera poco, estuvo varias temporadas en Ligue 1 con el Metz
francés.

Justamente vamos a hablar
ahora de la liga francesa: el Championat National. Aquí resaltan dos
futbolistas. El primero, un portero: Elana, del Tours. El internacional por
Martinica jugó más de cien partidos en la primera división gala en las filas
del Stade Brestois, SM Caen y Lille. También resalta Obbadi, del Stade Laval,
que jugó en Lille, Mónaco, Niza, Troyes y en el Hellas Verona, este último en
la Serie A. Otros son el centrocampista N´Gosso, del Quevily, con experiencia
en el Amiens y el Angers o el interior Alexy Bosetti, con 75 partidos en el
Niza.

Uno de los equipos que
más llama la atención es el Uerdingen, de la 3. Liga alemana. En él juegan tres
veteranos de la Bundesliga. El central Maroh (133 partidos), que el año pasado
estaba en la primera división del país germano, vistiendo la camiseta del
Colonia, es uno de ellos. Su compañero, el delantero Stefan Aigner, es uno de
los que mejores números tiene en la primera alemana: 126 partidos, 25 goles y
25 asistencias en las filas del Eintracht y el Arminia. También estuvo en la
MLS, concretamente en el Colorado Rapids. Finalmente, la joya de la corona del
equipo alemán es Kevin Grosskreutz, excapitán del Dortmund, campeón del mundo
con Alemania y varios títulos en su palmarés, como dos Bundesligas. Más de 180
partidos, 23 goles y 28 asistencias son los números del mediocentro defensivo
del Dortmund que fue reconvertido a lateral. 
Acabamos este repaso por la 3. Liga hablando de otro campeón de la Bundesliga:
Rangelov, futbolista del Cottbus, que jugó en Dortmund y en el Konyaspor de la
SuperLig turca.

De Alemania pasamos a
España. La Segunda B española cuenta con cuatro grupos. En el Grupo I nos
encontramos a Cata Diaz, del Fuenlabrada. Un mítico de la Primera división con
174 partidos entre Getafe y Atlético. En ese mismo grupo también nos
encontramos a dos de los héroes del ascenso del Eibar a primera división,
Irureta, en Sanse, y Aurrabarrena en Pontevedra.

En el grupo II tenemos
mucha experiencia en La Liga y varios de ellos en un histórico como el Racing
de Santander. Ambos jugadores estuvieron en otro equipo, el Real Betis Balompié.
Estos son Cejudo, con 155 partidos en primera, y Jordi Figueras, con 60. Otros que
están en el selecto grupo con más de 100 partidos son Jon Aurtenexte, con
experiencia en el Celta y Athletic; y Garrido, en Las Palmas y Real Sociedad.
Este último, por si fuera poco, cuenta con 90 partidos en Premier, donde jugó en
el Norwich y tuvo una breve experiencia en la Lazio. Por último Javi Flaño, ex
de Osasuna, entre otros, da sus últimos pasos en el Logroñés.

Pasamos al tercer grupo,
donde resalta un jugador: el internacional angoleño Manucho, vistiendo la
camiseta del Cornellá. Un delantero que jugó en el Manchester United, ganando
una Copa y la Premier, y llegó al Valladolid dejando una frase para el
recuerdo: “Soy un goleador, mi meta es marcar 30 o 40 goles”. Se quedó lejos de
esa cifra, ya que solo ha marcado 24 en todos estos años, pero aún así le
sirvió para jugar 144 partidos en Primera División en el Valladolid y el Rayo.
Cerca de Cornellá, en Olot, encontramos a Xumetra, ex del Levante.

Finalmente, el grupo IV
es el de más nivel. O, al menos, el más mediático. Marco Borriello, delantero
italiano con una amplia experiencia en Serie A , jugando casi 400 partidos, y
ganador de dos Champions con el Milán, fichó este verano por el Ibiza. Casi 100
goles en la élite en equipos como Milán, Regina, Empoli, Treviso, Genoa, Roma,
Juventus, Carpi, Atlanta, SPAL o Cagliari. Casi nada. Probó fortuna en el West
Ham pero allí nunca dio el nivel esperado. En su mismo equipo también está
Armenteros, con 114 partidos entre Sevilla, Rayo y Osasuna.

Por si fuera poco, en
este grupo seguramente estén los dos mejores delanteros de la categoría. Tras
Borriello, en el Atlético Sanluqueño, juega Dani Güiza, pichichi de la primera
división española con el Mallorca, marcando 27 goles, y campeón de la Eurocopa
de 2008 con España. Jugó en Getafe, Mallorca y Recreativo o en históricos como
el Fenerbahce, donde estuvo tres años. También resaltan dos centenarios en
primera como Amaya, en UCAM, y Pedro Ríos, en San Fernando.

Acabamos este pequeño
análisis en Italia, en la Serie C. La tercera división el fútbol italiano
cuenta con tres grupos. En el grupo A tenemos a futbolistas con una amplia
experiencia, donde muchos de ellos han superado los 200 partidos en la élite.
Maccarone, del Carrese, jugó 271 partidos en Serie A, en las filas del Empoli,
Parma, Palermo, Siena o Sampdoria, donde marcó 79 goles. Además, estuvo 4
temporadas en la Premier, en las filas del Middlesbrough. Aún así, los números
del delantero italiano están aún lejos de una de las estrellas del Pro Picenza:
Ledesma, quien ha jugado la friolera de 356 partidos en Serie A entre Lazio y
Leece. Gazzi (Alessandria), con 220 partidos entre Torino, Siena, Regina, Bari
y Palermo; o Pisano (Olbia), con 231 partidos en Cagliari, son otros de los
experimentados de la categoría.

Maninni, del Pontedera,
163 partidos en Napoli, Siena y Sampodria, Marco Rossi (Siena), centenario con
el Parma, Rossini (Albisola), Moscardelli (Pisa), autor de una docena de goles
en la élite, un ex del Napoli como Santacrocce (Cuneo)  o un ex del Valencia como Tavano, del
Carrarese, son otros ejemplos de un Grupo A plagado de estrellas.

En el Grupo B resalta un
jugador que tuvo recientemente un breve paso por el fútbol español,
concretamente en el Deportivo de La Coruña: Mobido Diakité. El central, campeón
de dos copas de Italia con la Lazio, supera la centena de partidos en Serie A,
donde también jugó en la Fiorentina, Cagliari, Frosinone y Sampdoria. Para
completar aún más su curriculum: una temporada en el Sunderland inglés.

Si Diakité ganó la Copa,
Lazzari, actualmente en el Fano, fue el máximo goleador de la competición en la
temporada 2004/2005, con nueve goles. Más de 200 partidos entre Fiorentina,
Cagliari, Udinese y Carpi. Guissipe Vives, del Ternana, y Reginaldo, del Monza,
otros jugadores que superaron los 100 partidos en equipos de la talla de
Torino, Parma o Fiorentina.

Para poner punto y final,
el grupo C. Si antes empezábamos hablando de un jugador de que tuvo experiencia
en España, ahora no íbamos a ser menos: Antonio Floro Flores, del Casertana,
disputó diez partidos con el Granada. ¿Su experiencia? 275 partidos en Seria A
con Napoli, Sampdoria, Udinese, Genoa, Sassuolo y Chievo. ¿Sus números? 52
goles.

Aquí también resalta Lodi
(Catania) que fue Campeón de Europa Sub-19 con Italia en 2003 y que cuenta con
casi 200 partidos en primera entre Empoli, Udinese, Catania, Genoa y Parma. En
el mismo equipo también encontramos a futbolistas con gran experiencia como
Llama o Marchese. El colofón final lo dejamos con Juanito Gómez, del Sicula, que
dejó un gran rendimeinto en el Hellas Verona, donde jugó más de 200 partidos,
89 de ellos en primera y 12 goles en la élite.

Pasan los años, el cuerpo
se resiente pero la calidad nunca se pierde. Algunos por pasión, otros por amor
al equipo que les vio nacer, por acercarse a la familia, por vivir una nueva
experiencia o por seguir sintiéndose importantes en un equipo, buscan dar sus
últimos coletazos como futbolistas en el futbol semiprofesional y disfrutar sus
últimos años en el deporte rey. Estrellas de primera, tres escalones más abajo.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

¿Os imagináis a un
campeón de Europa con su país, un doble ganador de la Champions, un pichichi de
la liga española o un ganador del Mundial jugando en tercera división? Encontrar
a grandes jugadores en las segundas divisiones europeas es una tarea
relativamente sencilla. Futbolistas de la talla de Adrián Ramos, Krohn-Dehli,
Timo Horn, Jonas Hector, Bolasie, Butland o Joe Allen son solo algunos ejemplos
de la enorme calidad que hay en ligas como la Championship, la Liga 123 o la
Bundesliga 2. Lo difícil es encontrar este tipo de jugadores en ligas semiprofesionales,
como la Segunda B española. En este artículo os contaré algunos casos.

En el tercer escalón del
fútbol europeo hay muchos futbolistas con amplia experiencia en la élite. En
ligas donde muchos jugadores tienen que compaginar los entrenamientos con otro
trabajo para poder poder pagarse los gastos, hay un selecto número de jugadores
que disfrutaron de lo mejor del deporte rey, ganando títulos y jugando en
equipos de primer nivel. Estrellas que, tras alcanzar la gloria, están jugando
en el tercer escalafón de las cinco grandes ligas europeas: la League One
inglesa, la 3.Liga alemana, Segunda B española, Serie C italiana o el
Championat National francés.

Empezaremos por
Inglaterra, la cuna del fútbol. Ahí, debido a los grandes presupuestos con los
que cuenta el país, es normal ver a jugadores de primer nivel en divisiones
inferiores. Además, este año se han juntado en League One varios equipos
históricos como el Portsmouth, Sunderland, Blackpool o Charlton Athletic,
equipos que estuvieron en la Premier durante este siglo. Resalta el caso del
Sunderland, un equipo que hace dos temporadas estaba en la Premier pero una
crisis deportiva le ha llevado a tocar fondo. En este club destacan jugadores
como Aiden McGeady, toda una leyenda del Celtic (144 partidos) y con
experiencia en conjuntos como el Sprtak de Moscú o el Everton. También resalta
en ese equipo el portero Ruiter, con 138 partidos en la Eredivise, en las filas
del Utrecht, y Glen Loovens, otro ex del Celtic que gozó de oportunidades en el
Feyenoord holandés y el Zaragoza español.

Como es lógico, hay
varios futbolistas en esta liga que tuvieron su oportunidad en la Premier
League. Dos exjugadores de QPR, como son James Perch y Jamie Mackie,
actualmente juegan en el Scunthorpe y el Oxford. Sorprende ver a jugadores como
Sebastien Bassong en esta competición. El central, que se encuentra en las
filas del Peterboroguh jugó casi 200 partidos en la Premier, vistiendo la
camiseta de equipos como Norwich, Wolves, Spurs y Newcastle, llegando a marcar
seis goles. Por si fuera poco, estuvo varias temporadas en Ligue 1 con el Metz
francés.

Justamente vamos a hablar
ahora de la liga francesa: el Championat National. Aquí resaltan dos
futbolistas. El primero, un portero: Elana, del Tours. El internacional por
Martinica jugó más de cien partidos en la primera división gala en las filas
del Stade Brestois, SM Caen y Lille. También resalta Obbadi, del Stade Laval,
que jugó en Lille, Mónaco, Niza, Troyes y en el Hellas Verona, este último en
la Serie A. Otros son el centrocampista N´Gosso, del Quevily, con experiencia
en el Amiens y el Angers o el interior Alexy Bosetti, con 75 partidos en el
Niza.

Uno de los equipos que
más llama la atención es el Uerdingen, de la 3. Liga alemana. En él juegan tres
veteranos de la Bundesliga. El central Maroh (133 partidos), que el año pasado
estaba en la primera división del país germano, vistiendo la camiseta del
Colonia, es uno de ellos. Su compañero, el delantero Stefan Aigner, es uno de
los que mejores números tiene en la primera alemana: 126 partidos, 25 goles y
25 asistencias en las filas del Eintracht y el Arminia. También estuvo en la
MLS, concretamente en el Colorado Rapids. Finalmente, la joya de la corona del
equipo alemán es Kevin Grosskreutz, excapitán del Dortmund, campeón del mundo
con Alemania y varios títulos en su palmarés, como dos Bundesligas. Más de 180
partidos, 23 goles y 28 asistencias son los números del mediocentro defensivo
del Dortmund que fue reconvertido a lateral. 
Acabamos este repaso por la 3. Liga hablando de otro campeón de la Bundesliga:
Rangelov, futbolista del Cottbus, que jugó en Dortmund y en el Konyaspor de la
SuperLig turca.

De Alemania pasamos a
España. La Segunda B española cuenta con cuatro grupos. En el Grupo I nos
encontramos a Cata Diaz, del Fuenlabrada. Un mítico de la Primera división con
174 partidos entre Getafe y Atlético. En ese mismo grupo también nos
encontramos a dos de los héroes del ascenso del Eibar a primera división,
Irureta, en Sanse, y Aurrabarrena en Pontevedra.

En el grupo II tenemos
mucha experiencia en La Liga y varios de ellos en un histórico como el Racing
de Santander. Ambos jugadores estuvieron en otro equipo, el Real Betis Balompié.
Estos son Cejudo, con 155 partidos en primera, y Jordi Figueras, con 60. Otros que
están en el selecto grupo con más de 100 partidos son Jon Aurtenexte, con
experiencia en el Celta y Athletic; y Garrido, en Las Palmas y Real Sociedad.
Este último, por si fuera poco, cuenta con 90 partidos en Premier, donde jugó en
el Norwich y tuvo una breve experiencia en la Lazio. Por último Javi Flaño, ex
de Osasuna, entre otros, da sus últimos pasos en el Logroñés.

Pasamos al tercer grupo,
donde resalta un jugador: el internacional angoleño Manucho, vistiendo la
camiseta del Cornellá. Un delantero que jugó en el Manchester United, ganando
una Copa y la Premier, y llegó al Valladolid dejando una frase para el
recuerdo: “Soy un goleador, mi meta es marcar 30 o 40 goles”. Se quedó lejos de
esa cifra, ya que solo ha marcado 24 en todos estos años, pero aún así le
sirvió para jugar 144 partidos en Primera División en el Valladolid y el Rayo.
Cerca de Cornellá, en Olot, encontramos a Xumetra, ex del Levante.

Finalmente, el grupo IV
es el de más nivel. O, al menos, el más mediático. Marco Borriello, delantero
italiano con una amplia experiencia en Serie A , jugando casi 400 partidos, y
ganador de dos Champions con el Milán, fichó este verano por el Ibiza. Casi 100
goles en la élite en equipos como Milán, Regina, Empoli, Treviso, Genoa, Roma,
Juventus, Carpi, Atlanta, SPAL o Cagliari. Casi nada. Probó fortuna en el West
Ham pero allí nunca dio el nivel esperado. En su mismo equipo también está
Armenteros, con 114 partidos entre Sevilla, Rayo y Osasuna.

Por si fuera poco, en
este grupo seguramente estén los dos mejores delanteros de la categoría. Tras
Borriello, en el Atlético Sanluqueño, juega Dani Güiza, pichichi de la primera
división española con el Mallorca, marcando 27 goles, y campeón de la Eurocopa
de 2008 con España. Jugó en Getafe, Mallorca y Recreativo o en históricos como
el Fenerbahce, donde estuvo tres años. También resaltan dos centenarios en
primera como Amaya, en UCAM, y Pedro Ríos, en San Fernando.

Acabamos este pequeño
análisis en Italia, en la Serie C. La tercera división el fútbol italiano
cuenta con tres grupos. En el grupo A tenemos a futbolistas con una amplia
experiencia, donde muchos de ellos han superado los 200 partidos en la élite.
Maccarone, del Carrese, jugó 271 partidos en Serie A, en las filas del Empoli,
Parma, Palermo, Siena o Sampdoria, donde marcó 79 goles. Además, estuvo 4
temporadas en la Premier, en las filas del Middlesbrough. Aún así, los números
del delantero italiano están aún lejos de una de las estrellas del Pro Picenza:
Ledesma, quien ha jugado la friolera de 356 partidos en Serie A entre Lazio y
Leece. Gazzi (Alessandria), con 220 partidos entre Torino, Siena, Regina, Bari
y Palermo; o Pisano (Olbia), con 231 partidos en Cagliari, son otros de los
experimentados de la categoría.

Maninni, del Pontedera,
163 partidos en Napoli, Siena y Sampodria, Marco Rossi (Siena), centenario con
el Parma, Rossini (Albisola), Moscardelli (Pisa), autor de una docena de goles
en la élite, un ex del Napoli como Santacrocce (Cuneo)  o un ex del Valencia como Tavano, del
Carrarese, son otros ejemplos de un Grupo A plagado de estrellas.

En el Grupo B resalta un
jugador que tuvo recientemente un breve paso por el fútbol español,
concretamente en el Deportivo de La Coruña: Mobido Diakité. El central, campeón
de dos copas de Italia con la Lazio, supera la centena de partidos en Serie A,
donde también jugó en la Fiorentina, Cagliari, Frosinone y Sampdoria. Para
completar aún más su curriculum: una temporada en el Sunderland inglés.

Si Diakité ganó la Copa,
Lazzari, actualmente en el Fano, fue el máximo goleador de la competición en la
temporada 2004/2005, con nueve goles. Más de 200 partidos entre Fiorentina,
Cagliari, Udinese y Carpi. Guissipe Vives, del Ternana, y Reginaldo, del Monza,
otros jugadores que superaron los 100 partidos en equipos de la talla de
Torino, Parma o Fiorentina.

Para poner punto y final,
el grupo C. Si antes empezábamos hablando de un jugador de que tuvo experiencia
en España, ahora no íbamos a ser menos: Antonio Floro Flores, del Casertana,
disputó diez partidos con el Granada. ¿Su experiencia? 275 partidos en Seria A
con Napoli, Sampdoria, Udinese, Genoa, Sassuolo y Chievo. ¿Sus números? 52
goles.

Aquí también resalta Lodi
(Catania) que fue Campeón de Europa Sub-19 con Italia en 2003 y que cuenta con
casi 200 partidos en primera entre Empoli, Udinese, Catania, Genoa y Parma. En
el mismo equipo también encontramos a futbolistas con gran experiencia como
Llama o Marchese. El colofón final lo dejamos con Juanito Gómez, del Sicula, que
dejó un gran rendimeinto en el Hellas Verona, donde jugó más de 200 partidos,
89 de ellos en primera y 12 goles en la élite.

Pasan los años, el cuerpo
se resiente pero la calidad nunca se pierde. Algunos por pasión, otros por amor
al equipo que les vio nacer, por acercarse a la familia, por vivir una nueva
experiencia o por seguir sintiéndose importantes en un equipo, buscan dar sus
últimos coletazos como futbolistas en el futbol semiprofesional y disfrutar sus
últimos años en el deporte rey. Estrellas de primera, tres escalones más abajo.

etiquetas:

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021