_Polideportivo

España en la semifinal del Mundial de waterpolo

La Selección Española de Waterpolo venció ayer a Montenegro en los cuartos de final del Mundial que se está celebrando en Budapest. Con esta victoria avanzan a semifinales, donde tendrán que enfrentarse este mismo viernes a Croacia por un pase a la final de la Copa del Mundo.

El partido ante Montenegro no fue para nada un paseo. Pese a llegar a ir ganando 6-3, los nuestros terminaron sufriendo y el marcador final fue 7-6, con ocasión final incluida para los montenegrinos. El principal problema de los chicos de David Martín fueron las transiciones ofensivas, en las que se cometieron multitud de errores propios, y la falta de efectividad en las superioridades -3/10 frente a las 5/10 del rival-.

Por el contrario, defensivamente volvieron a ser una fortaleza inexpugnable, igual que frente a Italia, y esa capacidad defensiva fue la que terminó dándole la victoria a los españoles. Parece que esta selección se mueve mejor en marcadores cortos pero, si consiguen elevar el nivel en la parcela ofensiva y mantener la defensiva, las posibilidades de este equipo estarían en otra dimensión. Pese a todo, pisan de nuevo unas semifinales y entras una vez más en la lucha por las medallas. Sin ir más lejos, en el pasado Mundial, Gwangju 2019 (Corea del Sur), nuestros representantes cayeron en la final, logrando una más que meritoria medalla de plata. Ser campeones del mundo suena muy apetecible, pero por ahora el objetivo es vencer a Croacia.

Imagen de cabecera: Real Federación Española de Natación

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

La Selección Española de Waterpolo venció ayer a Montenegro en los cuartos de final del Mundial que se está celebrando en Budapest. Con esta victoria avanzan a semifinales, donde tendrán que enfrentarse este mismo viernes a Croacia por un pase a la final de la Copa del Mundo.

El partido ante Montenegro no fue para nada un paseo. Pese a llegar a ir ganando 6-3, los nuestros terminaron sufriendo y el marcador final fue 7-6, con ocasión final incluida para los montenegrinos. El principal problema de los chicos de David Martín fueron las transiciones ofensivas, en las que se cometieron multitud de errores propios, y la falta de efectividad en las superioridades -3/10 frente a las 5/10 del rival-.

Por el contrario, defensivamente volvieron a ser una fortaleza inexpugnable, igual que frente a Italia, y esa capacidad defensiva fue la que terminó dándole la victoria a los españoles. Parece que esta selección se mueve mejor en marcadores cortos pero, si consiguen elevar el nivel en la parcela ofensiva y mantener la defensiva, las posibilidades de este equipo estarían en otra dimensión. Pese a todo, pisan de nuevo unas semifinales y entras una vez más en la lucha por las medallas. Sin ir más lejos, en el pasado Mundial, Gwangju 2019 (Corea del Sur), nuestros representantes cayeron en la final, logrando una más que meritoria medalla de plata. Ser campeones del mundo suena muy apetecible, pero por ahora el objetivo es vencer a Croacia.

Imagen de cabecera: Real Federación Española de Natación