_Fórmula 1

En una guerra siempre se pierde

Abraham Marqués @AbrahamMarques_ 26-04-2021

Mercedes tenía un pequeño problema. Como no hacía mucho ruido fue dejándolo pasar. Todo empezó a agravarse a finales de la temporada pasada y ha terminado de explotar este año. Sí, hablo de George Russell y Valtteri Bottas.

El bajo nivel del finlandés no es nuevo. Lleva varias temporadas desaprovechando el mejor monoplaza de la parrilla, pero como a Mercedes le han bastado los puntos de Hamilton para ganar los títulos esto no les ha preocupado mucho. Todo tiene su límite y el de esta situación parece que ya ha llegado.

En primer lugar, independientemente de Russell, los alemanes este año necesitan a un buen segundo piloto y Bottas sigue bastante perdido. El nivel de Red Bull es muy similar al de las flechas de plata y ya con Hamilton solo no basta para batirlos. La renovación de Valtteri por un año más es entendible hasta cierto punto, aunque como se está planteando el año se puede tornar en error.

La guerra entre Bottas y Russell ya es oficial. Al principio, fue en la distancia, ya que estaban en el mejor y peor monoplaza de la parrilla respectivamente. Su primera batalla cuerpo a cuerpo fue en el Gran Premio de Sakhir. A Mercedes le sentó realmente mal que Hamilton causara baja por Covid. Subieron a Russell y los puso en evidencia. Sin experiencia previa, fue mejor que Bottas, el cual lleva desde 2017 en el equipo.

Tras esta primera contienda, en Imola vivimos el estallido de la situación. Pasamos por un punto de no retorno. Dejando de lado si el accidente pudo ser evitable o no -matizo que creo que Russell se pasó de optimista- la situación mostró una estampa que deja en un horroroso lugar a Valtteri Bottas. Tampoco deja bien parado a George Russell.

El finlandés fue incapaz durante toda la carrera de adelantar al Aston Martin de Stroll. Ya sabemos de él que verle adelantar a alguien es casi un imposible. Lo peor llegó cuando George Russell, con el penúltimo monoplaza de la parrilla, quiso adelantarle. ¿Qué hacía Bottas al nivel de un Williams? Con todo el respeto para los de Grove, los cuales son el segundo equipo con más títulos de constructores, menuda forma de desperdiciar un Mercedes.

Que Russell fuese superior a él en Sakhir con el mismo monoplaza le dejó herido grave. Lo de Imola ya fue herida de muerte. Pero Bottas, cual gato, parece que todavía tiene alguna vida. Y esta se la ha dado, por increíble que parezca, el propio George Russell.

El británico es joven y parece claro que está cansado de pilotar para el último equipo de la parrilla. Más aún cuando Bottas está mostrando este nivel tan pésimo. Sabe perfectamente que podría estar compartiendo box con Hamilton, pero el equipo no quiere que sea así todavía. Al igual que pertenecer al programa de Mercedes le da acceso a un asiento en el futuro que todos desearían, debe saber también que tiene que esperar y aguantar por mucho que se vea en una situación injusta.

Y digo que Russell le ha dado una vida extra a Bottas porque el británico, desde el momento en el que le lanzó el ataque al piloto de Mercedes, lo hizo todo mal. En primer lugar, arriesgó contra un monoplaza amigo y le salió mal. Es piloto de Mercedes, aunque pilote en Williams, y mandó el monoplaza de los alemanes contra el muro. Se entiende que quiera arriesgar para mostrar su valía, pero le salió mal la jugada.

Mercedes de Valteri Bottas tras el accidente en Imola. (ImagoImages)

En segundo lugar, y por donde ha perdido crédito George, es por todo lo que aconteció una vez que se bajaron del monoplaza. Fue a buscar el enfrentamiento con Bottas y las cámaras lo cazaron. Después, sus declaraciones fueron muy poco acertadas.

Me sorprende su postura conociendo cómo trabajan en Mercedes. Es piloto de Fórmula 1 y tendría la adrenalina al máximo, pero sabe perfectamente cómo es Toto Wolff y, si se hubiese mostrado de forma diplomática y no atacando a Bottas habría ganado mucho. Finalmente, lo que ha sucedido es que no ha ganado tanto como podría. Es más, ha perdido en ciertos aspectos. Para ser piloto de Mercedes no basta con ser rápido, hay que ser inteligente tanto dentro como fuera de la pista y el británico no lo fue en esta ocasión.

Sinceramente, no sé que pasará con el segundo asiento de Mercedes. En realidad, con ninguno de los dos ya que Hamilton también está en el aire. Lo más probable es que Russell termine siendo piloto de las flechas de plata, pero su actitud en Imola le ha hecho perder puntos con Toto Wolff. Bottas, como ya he comentado anteriormente, poco tiene que le salve.

Imagen de cabecera: ImagoImages

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Mercedes tenía un pequeño problema. Como no hacía mucho ruido fue dejándolo pasar. Todo empezó a agravarse a finales de la temporada pasada y ha terminado de explotar este año. Sí, hablo de George Russell y Valtteri Bottas.

El bajo nivel del finlandés no es nuevo. Lleva varias temporadas desaprovechando el mejor monoplaza de la parrilla, pero como a Mercedes le han bastado los puntos de Hamilton para ganar los títulos esto no les ha preocupado mucho. Todo tiene su límite y el de esta situación parece que ya ha llegado.

En primer lugar, independientemente de Russell, los alemanes este año necesitan a un buen segundo piloto y Bottas sigue bastante perdido. El nivel de Red Bull es muy similar al de las flechas de plata y ya con Hamilton solo no basta para batirlos. La renovación de Valtteri por un año más es entendible hasta cierto punto, aunque como se está planteando el año se puede tornar en error.

La guerra entre Bottas y Russell ya es oficial. Al principio, fue en la distancia, ya que estaban en el mejor y peor monoplaza de la parrilla respectivamente. Su primera batalla cuerpo a cuerpo fue en el Gran Premio de Sakhir. A Mercedes le sentó realmente mal que Hamilton causara baja por Covid. Subieron a Russell y los puso en evidencia. Sin experiencia previa, fue mejor que Bottas, el cual lleva desde 2017 en el equipo.

Tras esta primera contienda, en Imola vivimos el estallido de la situación. Pasamos por un punto de no retorno. Dejando de lado si el accidente pudo ser evitable o no -matizo que creo que Russell se pasó de optimista- la situación mostró una estampa que deja en un horroroso lugar a Valtteri Bottas. Tampoco deja bien parado a George Russell.

El finlandés fue incapaz durante toda la carrera de adelantar al Aston Martin de Stroll. Ya sabemos de él que verle adelantar a alguien es casi un imposible. Lo peor llegó cuando George Russell, con el penúltimo monoplaza de la parrilla, quiso adelantarle. ¿Qué hacía Bottas al nivel de un Williams? Con todo el respeto para los de Grove, los cuales son el segundo equipo con más títulos de constructores, menuda forma de desperdiciar un Mercedes.

Que Russell fuese superior a él en Sakhir con el mismo monoplaza le dejó herido grave. Lo de Imola ya fue herida de muerte. Pero Bottas, cual gato, parece que todavía tiene alguna vida. Y esta se la ha dado, por increíble que parezca, el propio George Russell.

El británico es joven y parece claro que está cansado de pilotar para el último equipo de la parrilla. Más aún cuando Bottas está mostrando este nivel tan pésimo. Sabe perfectamente que podría estar compartiendo box con Hamilton, pero el equipo no quiere que sea así todavía. Al igual que pertenecer al programa de Mercedes le da acceso a un asiento en el futuro que todos desearían, debe saber también que tiene que esperar y aguantar por mucho que se vea en una situación injusta.

Y digo que Russell le ha dado una vida extra a Bottas porque el británico, desde el momento en el que le lanzó el ataque al piloto de Mercedes, lo hizo todo mal. En primer lugar, arriesgó contra un monoplaza amigo y le salió mal. Es piloto de Mercedes, aunque pilote en Williams, y mandó el monoplaza de los alemanes contra el muro. Se entiende que quiera arriesgar para mostrar su valía, pero le salió mal la jugada.

Mercedes de Valteri Bottas tras el accidente en Imola. (ImagoImages)

En segundo lugar, y por donde ha perdido crédito George, es por todo lo que aconteció una vez que se bajaron del monoplaza. Fue a buscar el enfrentamiento con Bottas y las cámaras lo cazaron. Después, sus declaraciones fueron muy poco acertadas.

Me sorprende su postura conociendo cómo trabajan en Mercedes. Es piloto de Fórmula 1 y tendría la adrenalina al máximo, pero sabe perfectamente cómo es Toto Wolff y, si se hubiese mostrado de forma diplomática y no atacando a Bottas habría ganado mucho. Finalmente, lo que ha sucedido es que no ha ganado tanto como podría. Es más, ha perdido en ciertos aspectos. Para ser piloto de Mercedes no basta con ser rápido, hay que ser inteligente tanto dentro como fuera de la pista y el británico no lo fue en esta ocasión.

Sinceramente, no sé que pasará con el segundo asiento de Mercedes. En realidad, con ninguno de los dos ya que Hamilton también está en el aire. Lo más probable es que Russell termine siendo piloto de las flechas de plata, pero su actitud en Imola le ha hecho perder puntos con Toto Wolff. Bottas, como ya he comentado anteriormente, poco tiene que le salve.

Imagen de cabecera: ImagoImages

_Fórmula 1

Un invierno demasiado largo

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
24-01-2022

_Fórmula 1

Sueño cumplido

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
17-01-2022