_Otros

EL VUELO DE NIKO KOVAC

José Roberto Núñez @https://www.twitter.com/joseronu 20-04-2018

etiquetas:

Nacido en
Berlín, aunque de padres croatas, el destino le tenía a Niko Kovac una doble
nacionalidad que viviría de una forma muy especial. Su familia llegó a Alemania para ser unos de los primeros
Gastarbeiter, personas que
fueron reclutadas de varias naciones para reencaminar el aparato económico
germano luego de la Segunda Guerra Mundial.

A pesar de
desarrollarse en territorio alemán, Niko siempre tuvo claro cuáles eran sus
orígenes, mismos que nunca ocultó y por el contrario siempre expresó con
orgullo. Su carrera como futbolista la ejerció casi en su totalidad en Alemania, debutó como profesional en
1990 con el Hertha 03 Zehlendorf Berlin,
su estancia allí sería corta, ya que el grande de la capital, el Hertha Berlin, notó su capacidad y
rápidamente lo llevó a sus filas.

En
territorio del Olympiastadion continuó su evolución constante como jugador, ahí
ya se hacía notar su carácter y seguridad en el centro del campo, ese mismo
estilo lo encaminó a subir un nivel y fichar por el Bayer Leverkusen. Con las aspirinas se convirtió en un jugador
completo, con visión e inteligencia dentro del terreno de juego, en su seno
vivió grandes momentos y anhelos, durante su estancia en Leverkusen el club
estuvo cerca de coronarse campeón, pero el dominio bávaro se hacía manifiesto,
orgullo y desilusión a partes iguales.

De
Leverkusen emigró con destino a Hamburgo, desde ahí daría el gran salto, al Bayer München. Con los bávaros
obtendría sus primeros títulos, nada más fichar obtuvo la Copa Intercontinental en el año 2001,
luego obtendría el doblete nacional en el año 2003 bajo la dirección de Ottmar Hitzfeld. Volvería a casa ese
mismo año, al Hertha Berlin,
para luego terminar su carrera en el Red
Bull Salzburg
austriaco.

Aunque el
gol no era su principal atributo, con la selección croata marcó catorce goles
en ochenta y tres apariciones. Participó en los Mundiales de 2002 y 2006,
además de las Eurocopas de 2004 y 2008, en esta última sería la única ocasión
en donde lograría clasificarse de fase de grupos cayendo en penales ante el
combinado turco.

Inicio su
carrera profesional en los banquillos como seleccionador de su país, Croacia, luego de pasar por las
inferiores del RB Salzburg y la U21 de la misma selección croata. Con la
selección absoluta logró clasificarse al Mundial de Brasil 2014 por la vía del repechaje. En la cita
sudamericana no logró avanzar de fase de grupos, posteriormente fue cesado tras
una serie de malos resultados en el camino clasificatorio de su selección a la Eurocopa de 2016.

Tras su
debacle con la selección croata, su deseo era volver a ese fútbol que conocía y
en donde tuvo tantas vivencias, la Bundesliga.
Seis meses después de su destitución, una cadena de malos resultados llevaron
al Eintracht Frankfurt a cesar
al experimentado técnico Armin Veh y
tras barajar varias opciones eligieron a Kovac como el nuevo timonel. El croata
logró salvar a ‘las águilas’ del descenso venciendo en el duelo de relegation
al Nürnberg. La siguiente
campaña tuvo al equipo en los puestos de vanguardia, pero no pudieron mantener
ese nivel de competitividad y culminaron en la casilla once de la tabla, esa
misma temporada alcanzaron la final de la Copa de Alemania en donde cayeron ante el Borussia Dortmund, su primer final, su primera gran derrota.

Jupp Heynckes volvió
del retiro para ayudar a su amado Bayern
Müchen
, pero como él siempre sostuvo, esa relación solo sería hasta
final de esta campaña, tras tenerlo muy claro, el cuadro rojo se puso manos a
la obra para ir en búsqueda de un personaje que pudiera mantener al club en un
nivel óptimo y tras barajar y ver descartados varios nombres sorprendieron a
muchos con la elección, Niko Kovac.
El actual entrenador del Eintracht
Frankfurt
es un hombre que conoce bien el entorno bávaro, pero por su corta
experiencia a nivel de clubes, además de no contar con títulos en su haber, se
hizo lógico que varios sectores se sumergieran en un debate si era o no el
idóneo para el puesto. Lo cierto es, que de los disponibles y probables, él era
una de las mejores opciones.

“El Bayern
ha tomado una muy buena decisión. Kovac estaba predestinado a tomar las riendas
del Bayern” palabras de Jupp Heynckes. La leyenda lo avala y eso debe ser
suficiente para que zanjar el debate.

Kovac ha
trabajado esta campaña en el Eintracht
Frankfurt
con dos sistemas, ambos con una misma similitud, una línea de
tres defensores. Dependiendo del rival el cuadro de las águilas ha formado con
un 3-4-3 o un 3-5-2, así que desde ya tenemos curiosidad por ver si buscará
implantar dichos esquemas en el Bayern, claro está, tendrá jugadores aptos para
tal faena.

Como
técnico se ha caracterizado por hacer énfasis en la parte mental y motivacional
de sus jugadores, además de una gestión excepcional de su plantilla, sabe lo
que es trabajar y desarrollar jugadores jóvenes, puesto que en Frankfurt han
visto llegar e ir un número considerable de jugadores con juventud y mucha
proyección en su anatomía, además de la nombrada experiencia en divisiones
inferiores. Sus equipos tienden a ser sólidos en todas sus líneas, además de
mostrar una flexibilidad notable en el sector ofensivo, propensión por
descubrir que ataque armara con armamento de primer nivel mundial como el que
ostentan en el multicampeón de la Bundesliga.

Heynckes ha
sido uno de los más grandes, en sus salidas de Baviera
siempre ha dejado la vara muy alta a sus sucesores, actualmente sigue en
carrera por el triplete, por lo que Niko
Kovac
tendrá un peso extra en su estancia en Múnich, el suplir a uno de
los más grandes de la historia del fútbol alemán, nada fácil, aunque algo si
está claro, el croata tiene el temple y el carácter para afrontarlo.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Nacido en
Berlín, aunque de padres croatas, el destino le tenía a Niko Kovac una doble
nacionalidad que viviría de una forma muy especial. Su familia llegó a Alemania para ser unos de los primeros
Gastarbeiter, personas que
fueron reclutadas de varias naciones para reencaminar el aparato económico
germano luego de la Segunda Guerra Mundial.

A pesar de
desarrollarse en territorio alemán, Niko siempre tuvo claro cuáles eran sus
orígenes, mismos que nunca ocultó y por el contrario siempre expresó con
orgullo. Su carrera como futbolista la ejerció casi en su totalidad en Alemania, debutó como profesional en
1990 con el Hertha 03 Zehlendorf Berlin,
su estancia allí sería corta, ya que el grande de la capital, el Hertha Berlin, notó su capacidad y
rápidamente lo llevó a sus filas.

En
territorio del Olympiastadion continuó su evolución constante como jugador, ahí
ya se hacía notar su carácter y seguridad en el centro del campo, ese mismo
estilo lo encaminó a subir un nivel y fichar por el Bayer Leverkusen. Con las aspirinas se convirtió en un jugador
completo, con visión e inteligencia dentro del terreno de juego, en su seno
vivió grandes momentos y anhelos, durante su estancia en Leverkusen el club
estuvo cerca de coronarse campeón, pero el dominio bávaro se hacía manifiesto,
orgullo y desilusión a partes iguales.

De
Leverkusen emigró con destino a Hamburgo, desde ahí daría el gran salto, al Bayer München. Con los bávaros
obtendría sus primeros títulos, nada más fichar obtuvo la Copa Intercontinental en el año 2001,
luego obtendría el doblete nacional en el año 2003 bajo la dirección de Ottmar Hitzfeld. Volvería a casa ese
mismo año, al Hertha Berlin,
para luego terminar su carrera en el Red
Bull Salzburg
austriaco.

Aunque el
gol no era su principal atributo, con la selección croata marcó catorce goles
en ochenta y tres apariciones. Participó en los Mundiales de 2002 y 2006,
además de las Eurocopas de 2004 y 2008, en esta última sería la única ocasión
en donde lograría clasificarse de fase de grupos cayendo en penales ante el
combinado turco.

Inicio su
carrera profesional en los banquillos como seleccionador de su país, Croacia, luego de pasar por las
inferiores del RB Salzburg y la U21 de la misma selección croata. Con la
selección absoluta logró clasificarse al Mundial de Brasil 2014 por la vía del repechaje. En la cita
sudamericana no logró avanzar de fase de grupos, posteriormente fue cesado tras
una serie de malos resultados en el camino clasificatorio de su selección a la Eurocopa de 2016.

Tras su
debacle con la selección croata, su deseo era volver a ese fútbol que conocía y
en donde tuvo tantas vivencias, la Bundesliga.
Seis meses después de su destitución, una cadena de malos resultados llevaron
al Eintracht Frankfurt a cesar
al experimentado técnico Armin Veh y
tras barajar varias opciones eligieron a Kovac como el nuevo timonel. El croata
logró salvar a ‘las águilas’ del descenso venciendo en el duelo de relegation
al Nürnberg. La siguiente
campaña tuvo al equipo en los puestos de vanguardia, pero no pudieron mantener
ese nivel de competitividad y culminaron en la casilla once de la tabla, esa
misma temporada alcanzaron la final de la Copa de Alemania en donde cayeron ante el Borussia Dortmund, su primer final, su primera gran derrota.

Jupp Heynckes volvió
del retiro para ayudar a su amado Bayern
Müchen
, pero como él siempre sostuvo, esa relación solo sería hasta
final de esta campaña, tras tenerlo muy claro, el cuadro rojo se puso manos a
la obra para ir en búsqueda de un personaje que pudiera mantener al club en un
nivel óptimo y tras barajar y ver descartados varios nombres sorprendieron a
muchos con la elección, Niko Kovac.
El actual entrenador del Eintracht
Frankfurt
es un hombre que conoce bien el entorno bávaro, pero por su corta
experiencia a nivel de clubes, además de no contar con títulos en su haber, se
hizo lógico que varios sectores se sumergieran en un debate si era o no el
idóneo para el puesto. Lo cierto es, que de los disponibles y probables, él era
una de las mejores opciones.

“El Bayern
ha tomado una muy buena decisión. Kovac estaba predestinado a tomar las riendas
del Bayern” palabras de Jupp Heynckes. La leyenda lo avala y eso debe ser
suficiente para que zanjar el debate.

Kovac ha
trabajado esta campaña en el Eintracht
Frankfurt
con dos sistemas, ambos con una misma similitud, una línea de
tres defensores. Dependiendo del rival el cuadro de las águilas ha formado con
un 3-4-3 o un 3-5-2, así que desde ya tenemos curiosidad por ver si buscará
implantar dichos esquemas en el Bayern, claro está, tendrá jugadores aptos para
tal faena.

Como
técnico se ha caracterizado por hacer énfasis en la parte mental y motivacional
de sus jugadores, además de una gestión excepcional de su plantilla, sabe lo
que es trabajar y desarrollar jugadores jóvenes, puesto que en Frankfurt han
visto llegar e ir un número considerable de jugadores con juventud y mucha
proyección en su anatomía, además de la nombrada experiencia en divisiones
inferiores. Sus equipos tienden a ser sólidos en todas sus líneas, además de
mostrar una flexibilidad notable en el sector ofensivo, propensión por
descubrir que ataque armara con armamento de primer nivel mundial como el que
ostentan en el multicampeón de la Bundesliga.

Heynckes ha
sido uno de los más grandes, en sus salidas de Baviera
siempre ha dejado la vara muy alta a sus sucesores, actualmente sigue en
carrera por el triplete, por lo que Niko
Kovac
tendrá un peso extra en su estancia en Múnich, el suplir a uno de
los más grandes de la historia del fútbol alemán, nada fácil, aunque algo si
está claro, el croata tiene el temple y el carácter para afrontarlo.

etiquetas:

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021