_Destacado

El ‘virus FIFA’ contagia al Barcelona

Si los parones de selecciones en mitad de la temporada liguera ya crea controversia cada vez que toca, el rechazo a los mismos va a más. Los principales argumentos son la sobrecarga de partidos a los futbolistas, la desconexión mental que suponen los largos viajes, cambio de ambiente, compañeros y entrenador… De todo un poco. Es un hecho que cada vez que hay uno de estos parones, multitud de jugadores regresan a sus equipos lesionados, con molestias o con algún tipo de inconveniente físico que les impide disputar algún partido. Tanto es así que incluso tiene nombre: el «virus FIFA». Esta vez es el Barcelona el equipo que está sufriendo su ira.

Ayer jueves, Jules Koundé tenía que abandonar el partido entre Francia y Austria alrededor del minuto 23 de partido por una lesión muscular en los isquiotibiales. Francia terminó ganando el partido 2-0, pero el precio a pagar fueron las 2 o 3 semanas que estará Koundé de baja, según revelaban los primeros análisis. El central ya regresó a Barcelona para hacerse más pruebas y determinar con exactitud el alcance de la lesión. Cabe destacar que también se informó que Ousmane Dembélé terminó el partido con una sobrecarga muscular que, según se dice, no son más que unas molestias. Francia vuelve a jugar este domingo, esta vez ante Dinamarca en un partido crucial para no descender a la Liga B de la Nations League. Veremos.

Al mismo tiempo, en Varsovia, se disputaba un Polonia vs Países Bajos con Frenkie De Jong y Memphis Depay como titulares, por supuesto. Dos de dos, ambos cayeron lesionados. La lesión muscular de Memphis se confirmó poco después de terminar el partido, pues tuvo que ser forzosamente sustituido en el minuto 52. A falta de exámenes exhaustivos, estará de baja alrededor de un mes. Todo esto justo después de declarar que tenía ganas de más en el Barça, de jugar más minutos y demostrar sus cualidades. Por su parte, Frenkie De Jong fue sustituido en el descanso del partido. La preocupación por el centrocampista era real, pero se dijo que solo eran unas molestias. Menos de 24 horas después salta la noticia de que Frenkie está de camino a Barcelona, abandonando así la concentración con su selección y, por tanto, estando ausente en el siguiente partido de los orange contra Bélgica el próximo domingo.

Por si no era poco, ahora hay que sumar a Ronald Araújo. Uruguay se enfrentaba a Irán en un partido amistoso de preparación para el Mundial y, como no podía ser de otra forma, el central cayó lesionado. Apenas tardó 30 segundos desde que comenzó el partido y tuvo que ser sustituido. En estos momentos, la lesión es demasiado reciente como para saber el alcance, pero para que tuviese que salir del campo en el primer minuto, suena preocupante.

Más preocupante es todavía cuando analizamos el mes de octubre que tiene el Barça por delante. En un solo mes debe afrontar 9 partidos, una media de más de dos por semana. Y no son unos partidos cualquiera que digamos: visita al Mallorca, visita al Inter en Champions, en casa contra el Celta, en casa contra el Inter, ‘El Clásico’ en el Bernabéu, en casa contra el Villarreal, en casa contra el Athletic Club, en casa contra el Bayern de Múnich y de visita contra el Valencia. Un mes de octubre cargadito con choques de la talla del ‘Clásico’ -uno de esos partidos que potencialmente deciden ligas- y tres enfrentamientos de Champions contra rivales de primer escalón europeo. Por suerte, el Barça brilla por la profundidad de su plantilla y no tendrá que hacer parches como otros equipos sí les tocaría hacer. Aun así, las pérdidas son graves, sobre todo en los casos de Koundé y Araújo, que estaban siendo indiscutibles para Xavi. Desde luego, el entrenador catalán tiene trabajo por delante, aunque más todavía los médicos del club.

Ah, y todavía faltan varios partidos por disputarse en los que participan jugadores culés. Crucen los dedos.

Imagen de cabecera: Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Si los parones de selecciones en mitad de la temporada liguera ya crea controversia cada vez que toca, el rechazo a los mismos va a más. Los principales argumentos son la sobrecarga de partidos a los futbolistas, la desconexión mental que suponen los largos viajes, cambio de ambiente, compañeros y entrenador… De todo un poco. Es un hecho que cada vez que hay uno de estos parones, multitud de jugadores regresan a sus equipos lesionados, con molestias o con algún tipo de inconveniente físico que les impide disputar algún partido. Tanto es así que incluso tiene nombre: el «virus FIFA». Esta vez es el Barcelona el equipo que está sufriendo su ira.

Ayer jueves, Jules Koundé tenía que abandonar el partido entre Francia y Austria alrededor del minuto 23 de partido por una lesión muscular en los isquiotibiales. Francia terminó ganando el partido 2-0, pero el precio a pagar fueron las 2 o 3 semanas que estará Koundé de baja, según revelaban los primeros análisis. El central ya regresó a Barcelona para hacerse más pruebas y determinar con exactitud el alcance de la lesión. Cabe destacar que también se informó que Ousmane Dembélé terminó el partido con una sobrecarga muscular que, según se dice, no son más que unas molestias. Francia vuelve a jugar este domingo, esta vez ante Dinamarca en un partido crucial para no descender a la Liga B de la Nations League. Veremos.

Al mismo tiempo, en Varsovia, se disputaba un Polonia vs Países Bajos con Frenkie De Jong y Memphis Depay como titulares, por supuesto. Dos de dos, ambos cayeron lesionados. La lesión muscular de Memphis se confirmó poco después de terminar el partido, pues tuvo que ser forzosamente sustituido en el minuto 52. A falta de exámenes exhaustivos, estará de baja alrededor de un mes. Todo esto justo después de declarar que tenía ganas de más en el Barça, de jugar más minutos y demostrar sus cualidades. Por su parte, Frenkie De Jong fue sustituido en el descanso del partido. La preocupación por el centrocampista era real, pero se dijo que solo eran unas molestias. Menos de 24 horas después salta la noticia de que Frenkie está de camino a Barcelona, abandonando así la concentración con su selección y, por tanto, estando ausente en el siguiente partido de los orange contra Bélgica el próximo domingo.

Por si no era poco, ahora hay que sumar a Ronald Araújo. Uruguay se enfrentaba a Irán en un partido amistoso de preparación para el Mundial y, como no podía ser de otra forma, el central cayó lesionado. Apenas tardó 30 segundos desde que comenzó el partido y tuvo que ser sustituido. En estos momentos, la lesión es demasiado reciente como para saber el alcance, pero para que tuviese que salir del campo en el primer minuto, suena preocupante.

Más preocupante es todavía cuando analizamos el mes de octubre que tiene el Barça por delante. En un solo mes debe afrontar 9 partidos, una media de más de dos por semana. Y no son unos partidos cualquiera que digamos: visita al Mallorca, visita al Inter en Champions, en casa contra el Celta, en casa contra el Inter, ‘El Clásico’ en el Bernabéu, en casa contra el Villarreal, en casa contra el Athletic Club, en casa contra el Bayern de Múnich y de visita contra el Valencia. Un mes de octubre cargadito con choques de la talla del ‘Clásico’ -uno de esos partidos que potencialmente deciden ligas- y tres enfrentamientos de Champions contra rivales de primer escalón europeo. Por suerte, el Barça brilla por la profundidad de su plantilla y no tendrá que hacer parches como otros equipos sí les tocaría hacer. Aun así, las pérdidas son graves, sobre todo en los casos de Koundé y Araújo, que estaban siendo indiscutibles para Xavi. Desde luego, el entrenador catalán tiene trabajo por delante, aunque más todavía los médicos del club.

Ah, y todavía faltan varios partidos por disputarse en los que participan jugadores culés. Crucen los dedos.

Imagen de cabecera: Getty Images

_Destacado

Hablan en el campo

Redacción @SpheraSports
25-09-2022

_Destacado

Lucho y las áreas

Adrià Campmany @campmany_adria
25-09-2022