_Otros

El último vuelo

Edu Rodríguez @EduRodri1996 11-04-2018

etiquetas:

Hablar de Fórmula 1 es hablar de
leyendas como Ayrton Senna, Alain Prost o Juan Manuel Fangio, entre otros. Es
hablar del buen momento que vive el automovilismo actual con el talento de pilotos
de la talla de Sebastian Vettel, Lewis Hamilton y Fernando Alonso. Pero, por
encima de todo, es hablar de Michael Schumacher. La Fórmula 1 visita este fin
de semana China, lugar del último vuelo del mejor de los mejores.

1 de octubre de 2006. El
campeonato alcanza su cumbre con todo por decidirse. A falta de tres carreras,
la diferencia entre Alonso y Schumacher en el Mundial de Pilotos era de dos
puntos, mientras que entre Ferrari y Renault en el de Constructores era de
tres. La escudería italiana venía de dos victorias consecutivas –Massa en
Turquía y Schumacher en Italia– pero auguraba un fin de semana complicado en
China. Así se pudo comprobar en la clasificación: Renault conquistó el primer y
segundo escalón, mientras que Schumacher solo pudo ser sexto y Massa décimo
tercero, aunque terminaría partiendo desde la vigésima posición.

La carrera estuvo marcada por la
lluvia. Alonso, pese a un buen inicio, tuvo problemas con sus neumáticos y
problemas en la parada, lo que pasada la mitad de carrera lo retrasó al cuarto
lugar. Su rival en el campeonato, Michael Schumacher, había acertado con la
estrategia, las condiciones le eran favorables y ya rodaba líder. El asturiano
consiguió remontar y escalar hasta el segundo peldaño, pero le faltaron tres
segundos para cazar al alemán. Con dos carreras por disputarse y dos victorias
consecutivas, era difícil de prever que ese acababa de ser el último vuelo del
Rey de este deporte.

Ferrari perdió la ventaja del
Mundial de Constructores ese día, pero Schumacher era nuevo líder del de
pilotos. Eso era lo relevante. El octavo título mundial estaba más cerca. Era
posible. O eso parecía, como mínimo.

Aquel Mundial se lo acabaría
llevando Fernando Alonso. Casualidades de la vida, ni el asturiano ha vuelto a
ser campeón ni Schumacher volvió a ganar. Destinos de la vida, dos leyendas de
este deporte, una de las batallas más bonitas y un final compartido. De
momento. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Hablar de Fórmula 1 es hablar de
leyendas como Ayrton Senna, Alain Prost o Juan Manuel Fangio, entre otros. Es
hablar del buen momento que vive el automovilismo actual con el talento de pilotos
de la talla de Sebastian Vettel, Lewis Hamilton y Fernando Alonso. Pero, por
encima de todo, es hablar de Michael Schumacher. La Fórmula 1 visita este fin
de semana China, lugar del último vuelo del mejor de los mejores.

1 de octubre de 2006. El
campeonato alcanza su cumbre con todo por decidirse. A falta de tres carreras,
la diferencia entre Alonso y Schumacher en el Mundial de Pilotos era de dos
puntos, mientras que entre Ferrari y Renault en el de Constructores era de
tres. La escudería italiana venía de dos victorias consecutivas –Massa en
Turquía y Schumacher en Italia– pero auguraba un fin de semana complicado en
China. Así se pudo comprobar en la clasificación: Renault conquistó el primer y
segundo escalón, mientras que Schumacher solo pudo ser sexto y Massa décimo
tercero, aunque terminaría partiendo desde la vigésima posición.

La carrera estuvo marcada por la
lluvia. Alonso, pese a un buen inicio, tuvo problemas con sus neumáticos y
problemas en la parada, lo que pasada la mitad de carrera lo retrasó al cuarto
lugar. Su rival en el campeonato, Michael Schumacher, había acertado con la
estrategia, las condiciones le eran favorables y ya rodaba líder. El asturiano
consiguió remontar y escalar hasta el segundo peldaño, pero le faltaron tres
segundos para cazar al alemán. Con dos carreras por disputarse y dos victorias
consecutivas, era difícil de prever que ese acababa de ser el último vuelo del
Rey de este deporte.

Ferrari perdió la ventaja del
Mundial de Constructores ese día, pero Schumacher era nuevo líder del de
pilotos. Eso era lo relevante. El octavo título mundial estaba más cerca. Era
posible. O eso parecía, como mínimo.

Aquel Mundial se lo acabaría
llevando Fernando Alonso. Casualidades de la vida, ni el asturiano ha vuelto a
ser campeón ni Schumacher volvió a ganar. Destinos de la vida, dos leyendas de
este deporte, una de las batallas más bonitas y un final compartido. De
momento. 

etiquetas:

_Otros

Proyectos que suman

Sara Giménez @_SaraGimenez
22-12-2021

_Otros

La mentira de Serdar Çoban

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
17-12-2021