_Otros

El trío de ases charrúa

Javier Siñeriz @jsineriz96 17-01-2019

etiquetas:

El 9 de diciembre de 2018 ocurrió algo excepcional en Madrid. No solo me refiero a la vuelta de la final de la Copa Libertadores que se celebró en el Santiago Bernabéu, sino que hablo de algo que también ocurrió en aquel estadio. En el coliseo blanco estuvieron tres futbolistas que están llamados a ser grandes estrellas del fútbol. Los tres pertenecían al mismo bando, el de Boca Juniors, pero solo uno estaba sobre el césped. Ese último es Nahitan Nández, uno de los grandes baluartes de Boca. Los otros dos estaban en la grada. Uno era Lucas Torreira, el otro Rodrigo Bentancur. Y sí, los tres son uruguayos.

Es curioso cómo un país de tan solo 3,5 millones de habitantes tiene dos mundiales de fútbol y le ha dado tantos y tantos talentos a este deporte. Parece que ese vivero de grandes futbolistas no cesa, algo que se puede ver con este trío de centrocampistas. Los tres son de generaciones consecutivas, Nández de la de 1995, Torreira de la de 1996 y Bentancur de la de 1997. A los tres se les vio juntos en el pasado Mundial de Rusia, donde destacaron, pero no tanto como lo están haciendo en la actual temporada. Por ello, es necesario analizar cómo son estos centrocampistas.

Lucas Torreira es uno de los mejores fichajes de la historia reciente del Arsenal. A día de hoy, no se entiende el equipo de Unai Emery sin este menudo centrocampista nacido en Fray Bentos, a orillas del río Uruguay. Torreira ya se destapó como un gran futbolista la pasada temporada en la Sampdoria, lo reafirmó en el Mundial y sigue haciéndolo cada fin de semana en la Premier League. En muchas de sus habilidades se le podría comparar con Kanté, ambos son menudos, ambos son incansables y ambos son jugadores de ida y vuelta.

Además, el del Arsenal se ha adaptado a las mil maravillas al equipo londinense. Se ha vuelto capital para Emery tanto en el ámbito defensivo, donde destaca por esa garra tan típica de Uruguay, como en el ofensivo, donde muestra su inteligencia a la hora de colocarse y donde es capital en la salida de balón de los suyos. Esto deja muy a las claras la polivalencia de Torreira, se puede adaptar a diferentes circunstancias de partido y a diferentes posiciones en el campo. Si sigue con su gran campaña no sería extraño verle en un equipo de mayor dimensión en un futuro muy cercano.

Rodrigo Bentancur es, posiblemente, el jugador más fantasioso de los que se van a analizar en estas líneas. Paradójicamente, ha jugado varios partidos como pivote, aunque donde más luce es como interior en un 4-3-3. Al igual que su compatriota Torreira, Bentancur es un jugador muy completo y que le aporta muchas variantes a su equipo, llega a posiciones adelantadas, crea juego y equilibra a su equipo, algo que Allegri valora mucho de él. Otro punto importante es su personalidad, esto lo demuestra en cada partido que juega, ya son 15 en Serie A y cuatro en Champions esta campaña, mostrando su calidad y su tranquilidad a la hora de distribuir el esférico.

Asimismo, Bentancur comparte equipo con centrocampistas de muchísimo nivel como Pjanic, Matuidi, Emre Can y Sami Khedira. Pese a esto, se ha ganado un hueco en las alineaciones de la Juventus con esa personalidad mencionada anteriormente. Pese a ser más fantasioso que Torreira, Bentancur no se escaquea de las tareas defensivas. Es un jugador muy sacrificado y que hace un gran derroche físico en cada partido. Una vez más, esa garra charrúa sale a relucir.

El último de los nombres propios de este texto es el de Nahitan Nández, jugador de Boca Juniors en el momento en el que se escriben estas líneas, pero con su futuro cercano ligado al fútbol europeo. Quizá, Nández es el máximo exponente de la tan mencionada garra charrúa si tenemos en cuenta a los futbolistas que aquí se mencionan. Esto se pudo ver de forma muy clara en la vuelta de la Final de la Copa Libertadores que se celebró en Madrid. Nahitan se pasó corriendo los 120 minutos que duró el partido. Demostró que a garra no le gana nadie y que es un jugador de ida y vuelta.

Nández es un futbolista muy completo y con la capacidad de adaptarse a diferentes contextos. No solo es un jugador aguerrido y que corre todo el partido. También es un jugador con clase y con una gran capacidad asociativa. Algo que también comparte con Torreira y Bentancur es su gran inteligencia a la hora de posicionarse, casi siempre sabe lo que hacer tanto en la fase defensiva como en la ofensiva.

Torreira, Bentancur y Nández están llamados a ser la columna vertebral de la selección uruguaya en el presente y en el futuro. Es cierto que aparecen otros talentos jóvenes de gran calidad como Fede Valverde, pero, a día de hoy, ese trío está por encima. Son muy similares en ciertas cosas, los tres son jugadores de calidad, pero no tienen problema a la hora de trabajar y de correr en el aspecto defensivo. Pero, el rasgo más característico y que más llama la atención del espectador es la tan característica garra charrúa, algo que también comparten y algo que les hace ser diferenciales y estar más cerca de la cima del fútbol mundial.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El 9 de diciembre de 2018 ocurrió algo excepcional en Madrid. No solo me refiero a la vuelta de la final de la Copa Libertadores que se celebró en el Santiago Bernabéu, sino que hablo de algo que también ocurrió en aquel estadio. En el coliseo blanco estuvieron tres futbolistas que están llamados a ser grandes estrellas del fútbol. Los tres pertenecían al mismo bando, el de Boca Juniors, pero solo uno estaba sobre el césped. Ese último es Nahitan Nández, uno de los grandes baluartes de Boca. Los otros dos estaban en la grada. Uno era Lucas Torreira, el otro Rodrigo Bentancur. Y sí, los tres son uruguayos.

Es curioso cómo un país de tan solo 3,5 millones de habitantes tiene dos mundiales de fútbol y le ha dado tantos y tantos talentos a este deporte. Parece que ese vivero de grandes futbolistas no cesa, algo que se puede ver con este trío de centrocampistas. Los tres son de generaciones consecutivas, Nández de la de 1995, Torreira de la de 1996 y Bentancur de la de 1997. A los tres se les vio juntos en el pasado Mundial de Rusia, donde destacaron, pero no tanto como lo están haciendo en la actual temporada. Por ello, es necesario analizar cómo son estos centrocampistas.

Lucas Torreira es uno de los mejores fichajes de la historia reciente del Arsenal. A día de hoy, no se entiende el equipo de Unai Emery sin este menudo centrocampista nacido en Fray Bentos, a orillas del río Uruguay. Torreira ya se destapó como un gran futbolista la pasada temporada en la Sampdoria, lo reafirmó en el Mundial y sigue haciéndolo cada fin de semana en la Premier League. En muchas de sus habilidades se le podría comparar con Kanté, ambos son menudos, ambos son incansables y ambos son jugadores de ida y vuelta.

Además, el del Arsenal se ha adaptado a las mil maravillas al equipo londinense. Se ha vuelto capital para Emery tanto en el ámbito defensivo, donde destaca por esa garra tan típica de Uruguay, como en el ofensivo, donde muestra su inteligencia a la hora de colocarse y donde es capital en la salida de balón de los suyos. Esto deja muy a las claras la polivalencia de Torreira, se puede adaptar a diferentes circunstancias de partido y a diferentes posiciones en el campo. Si sigue con su gran campaña no sería extraño verle en un equipo de mayor dimensión en un futuro muy cercano.

Rodrigo Bentancur es, posiblemente, el jugador más fantasioso de los que se van a analizar en estas líneas. Paradójicamente, ha jugado varios partidos como pivote, aunque donde más luce es como interior en un 4-3-3. Al igual que su compatriota Torreira, Bentancur es un jugador muy completo y que le aporta muchas variantes a su equipo, llega a posiciones adelantadas, crea juego y equilibra a su equipo, algo que Allegri valora mucho de él. Otro punto importante es su personalidad, esto lo demuestra en cada partido que juega, ya son 15 en Serie A y cuatro en Champions esta campaña, mostrando su calidad y su tranquilidad a la hora de distribuir el esférico.

Asimismo, Bentancur comparte equipo con centrocampistas de muchísimo nivel como Pjanic, Matuidi, Emre Can y Sami Khedira. Pese a esto, se ha ganado un hueco en las alineaciones de la Juventus con esa personalidad mencionada anteriormente. Pese a ser más fantasioso que Torreira, Bentancur no se escaquea de las tareas defensivas. Es un jugador muy sacrificado y que hace un gran derroche físico en cada partido. Una vez más, esa garra charrúa sale a relucir.

El último de los nombres propios de este texto es el de Nahitan Nández, jugador de Boca Juniors en el momento en el que se escriben estas líneas, pero con su futuro cercano ligado al fútbol europeo. Quizá, Nández es el máximo exponente de la tan mencionada garra charrúa si tenemos en cuenta a los futbolistas que aquí se mencionan. Esto se pudo ver de forma muy clara en la vuelta de la Final de la Copa Libertadores que se celebró en Madrid. Nahitan se pasó corriendo los 120 minutos que duró el partido. Demostró que a garra no le gana nadie y que es un jugador de ida y vuelta.

Nández es un futbolista muy completo y con la capacidad de adaptarse a diferentes contextos. No solo es un jugador aguerrido y que corre todo el partido. También es un jugador con clase y con una gran capacidad asociativa. Algo que también comparte con Torreira y Bentancur es su gran inteligencia a la hora de posicionarse, casi siempre sabe lo que hacer tanto en la fase defensiva como en la ofensiva.

Torreira, Bentancur y Nández están llamados a ser la columna vertebral de la selección uruguaya en el presente y en el futuro. Es cierto que aparecen otros talentos jóvenes de gran calidad como Fede Valverde, pero, a día de hoy, ese trío está por encima. Son muy similares en ciertas cosas, los tres son jugadores de calidad, pero no tienen problema a la hora de trabajar y de correr en el aspecto defensivo. Pero, el rasgo más característico y que más llama la atención del espectador es la tan característica garra charrúa, algo que también comparten y algo que les hace ser diferenciales y estar más cerca de la cima del fútbol mundial.

etiquetas:

_Otros

Aunque solo uno fuera

Borja Pardo @Borja_Pardo
09-06-2020

_Otros

En tiempo de crisis, cantera y recámara

Diego G. Argota @Diego21Garcia
05-05-2020