_Tenis

El tenis vuelve a El Espinar

Tras un año de ausencia obligada por la pandemia, La Estación de El Espinar ha vuelto a acoger, por 35ª vez, el Open Castilla y León – Villa de El Espinar. Una edición que celebrará el torneo ATP Challenger, pero se deja por el camino el ITF femenino en la que sería su sexta celebración. Además, el torneo se disputa por primera vez con la ausencia de su creador, fundador, ideólogo y presidente de Honor, Pedro Muñoz, fallecido el pasado enero.

El Challenger más antiguo de España y el que fuera considerado ‘Mejor Challenger del mundo’ ha resistido un año de inactividad para volver a la palestra del segundo circuito ATP. Si para todos los torneos que se han vuelto a celebrar tras la pandemia ha sido una edición especial, para el torneo segoviano mucho más, pero por un triste motivo.

El pasado 30 de enero de 2021, el hombre que creó, construyó, fundó, creyó y llevó el torneo hasta lo que es hoy, Pedro Muñoz Asenjo, fallecía a causa del COVID-19. Su recuerdo, el de un hombre que lo dio todo por su torneo, ha estado presente desde el primer día en las instalaciones del torneo.

Para comenzar, se ha cambiado la denominación del lugar en que se ubican las instalaciones. El Complejo Deportivo Pedro Muñoz se llama así desde este lunes incluyendo la instalación de una placa, cortesía del ayuntamiento, instalada a la entrada del club.

En esta edición tan especial, el cuadro principal cuenta como gran protagonista de la competición con Feliciano López, primer favorito y único top100 que regresa por primera vez desde que fuese campeón en 2009 y lo disputará por 11ª vez.

Pese a ser el único top100, Feliciano tendrá que pelear en un torneo con unas condiciones especiales (altura, pista dura y calor) por ser el tercer tenista que lo gana dos veces tras Pepo Clavet (1986 y 1988) y Rodolphe Gilbert (1994 y 1995). El francés Gilbert es el único que ha defendido su título al año siguiente de ganarlo.

Este 2021 el tenis vuelve al Espinar, aunque lo hace a medias ya que solo se está disputando el cuadro Challenger. Por protocolos sanitarios, el cuadro ITF de 25k dólares no se podrá celebrar en la que iba a ser su sexta edición, ya consolidado dentro de la estructura del torneo. En sus primeras cinco ediciones el torneo ha visto cinco campeonas diferentes: Rocío de la Torre, Jessika Ponchet (Francia), Paula Badosa, Liudmila Samsonova (Rusia) y Arantxa Rus (Países Bajos). Solo una tenista ha jugado dos finales: De la Torre, campeona en 2015 y finalista en 2016.

Mientras la edición de 2021 progresa ya se confía en que para 2022 la situación sanitaria haya mejorado lo suficiente como para que el Open Castilla y León – Villa de El Espinar se celebre al completo: torneo ATP Challenger masculino, torneo ITF femenino de 25k dólares y torneo cadete. Sería la normalidad deportiva recuperada por completo. Y, siempre, con el recuerdo a quien hizo que todo esto fuera posible: Pedro Muñoz.

Imagen de cabecera: @Tenis_Espinar

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Tras un año de ausencia obligada por la pandemia, La Estación de El Espinar ha vuelto a acoger, por 35ª vez, el Open Castilla y León – Villa de El Espinar. Una edición que celebrará el torneo ATP Challenger, pero se deja por el camino el ITF femenino en la que sería su sexta celebración. Además, el torneo se disputa por primera vez con la ausencia de su creador, fundador, ideólogo y presidente de Honor, Pedro Muñoz, fallecido el pasado enero.

El Challenger más antiguo de España y el que fuera considerado ‘Mejor Challenger del mundo’ ha resistido un año de inactividad para volver a la palestra del segundo circuito ATP. Si para todos los torneos que se han vuelto a celebrar tras la pandemia ha sido una edición especial, para el torneo segoviano mucho más, pero por un triste motivo.

El pasado 30 de enero de 2021, el hombre que creó, construyó, fundó, creyó y llevó el torneo hasta lo que es hoy, Pedro Muñoz Asenjo, fallecía a causa del COVID-19. Su recuerdo, el de un hombre que lo dio todo por su torneo, ha estado presente desde el primer día en las instalaciones del torneo.

Para comenzar, se ha cambiado la denominación del lugar en que se ubican las instalaciones. El Complejo Deportivo Pedro Muñoz se llama así desde este lunes incluyendo la instalación de una placa, cortesía del ayuntamiento, instalada a la entrada del club.

En esta edición tan especial, el cuadro principal cuenta como gran protagonista de la competición con Feliciano López, primer favorito y único top100 que regresa por primera vez desde que fuese campeón en 2009 y lo disputará por 11ª vez.

Pese a ser el único top100, Feliciano tendrá que pelear en un torneo con unas condiciones especiales (altura, pista dura y calor) por ser el tercer tenista que lo gana dos veces tras Pepo Clavet (1986 y 1988) y Rodolphe Gilbert (1994 y 1995). El francés Gilbert es el único que ha defendido su título al año siguiente de ganarlo.

Este 2021 el tenis vuelve al Espinar, aunque lo hace a medias ya que solo se está disputando el cuadro Challenger. Por protocolos sanitarios, el cuadro ITF de 25k dólares no se podrá celebrar en la que iba a ser su sexta edición, ya consolidado dentro de la estructura del torneo. En sus primeras cinco ediciones el torneo ha visto cinco campeonas diferentes: Rocío de la Torre, Jessika Ponchet (Francia), Paula Badosa, Liudmila Samsonova (Rusia) y Arantxa Rus (Países Bajos). Solo una tenista ha jugado dos finales: De la Torre, campeona en 2015 y finalista en 2016.

Mientras la edición de 2021 progresa ya se confía en que para 2022 la situación sanitaria haya mejorado lo suficiente como para que el Open Castilla y León – Villa de El Espinar se celebre al completo: torneo ATP Challenger masculino, torneo ITF femenino de 25k dólares y torneo cadete. Sería la normalidad deportiva recuperada por completo. Y, siempre, con el recuerdo a quien hizo que todo esto fuera posible: Pedro Muñoz.

Imagen de cabecera: @Tenis_Espinar