_Tenis

El séptimo mejor equipo del mundo

Alejandro Pérez @aperezgom 23-05-2019

etiquetas:

“Hace 10 días me dices que quedamos séptimos, que me sentiré cada vez mejor del cuello e iré a más y lo habría firmado sin dudas”.

“Estoy muy contento con mi actuación personal como la del equipo. Me sentí mejor a medida que pasaba la semana. Ahora tengo una confianza plena”.

“Estoy muy feliz porque Ana (Salas, la capitana en Israel) haya confiado en mí desde el principio. Estar junto a Dani y Martín es un lujo”.

Son Daniel Caverzaschi (Madrid, 1993), Martín de la Puente (Vigo, 1999) y Kike Siscar (Torre Pacheco, Murcia, 1983), los integrantes del equipo español de tenis en silla que ha quedado en la séptima posición en la Copa del Mundo celebrada en Israel. La mejor posición histórica del equipo, igualando la posición del año pasado en Holanda. Los tres atienden a Sphera Sports tras volver de Israel y analizan ese séptimo puesto de España.

“Estaba cogido con pinzas cuando llegué a Israel. Llevaba apenas dos semanas entrenando. Tenía muchos dolores. En el primer partido tuve un amago de tirón en el cuello que me asustó. Ana me decía que teníamos el visto bueno de los médicos, que esos tirones eran normales”, comienza explicando Dani Caverzaschi. El madrileño volvía a la competición sin rodaje tras las lesiones que le han parado en este inicio de año.

Martín de la Puente destaca el hecho de jugar con y para un equipo: “Fui sintiéndome mejor con el paso de los días. La primera jornada con Sri Lanka (3-0 para España) me costó un poco más, quizás por los nervios del inicio. Todos fuimos con espíritu de equipo que nos caracteriza. Pese a que el tenis es individual y estás solo en pista, tener al equipo detrás ayudándote es un plus. Pese a los resultados, las derrotas ante las mejores selecciones, dimos la imagen de selección difícil de ganar”.

Kike piensa incluso en ir a más el año que viene en Portugal: “Estamos muy contentos en el plano general, de conseguir la permanencia. Estamos en buena línea. Si apretamos un poco más, por qué no podemos luchar por meternos entre los cuatro primeros o mejorar nuestra clasificación”.

En un grupo complicado con Sri Lanka, Brasil y Francia, sobre el papel, el primer puesto sería para Francia y el segundo, a pelear entre España y Brasil. Las victorias contundentes ante Sri Lanka y Brasil (3-0) permitieron afrontar a los franceses con opciones de semifinales. La actual subcampeona superó a España (2-1) y mandó al equipo dirigido por Ana Salas a jugarse del 5º al 8º puesto ante Holanda. Una victoria ante los Países Bajos suponía mejorar la mejor clasificación de siempre (7º).

“En el partido que perdí ante Holanda me fui metiendo poco a poco y estuve a punto de engancharlo y ganar, pero no pudo ser”, asegura Caverzaschi, que mira más allá del puesto obtenido: “El objetivo no era un resultado, era mantenerse en el grupo. Lo conseguimos, mejoramos el puesto del año pasado”.

Martín se queda con la imagen dada como equipo: “Estamos preparados para superar las adversidades con Dani llegando al límite o el papel de seleccionador algo complicado porque hubo cambios. Estamos preparados para superar las adversidades. Lo mejor es la imagen que dimos como selección. Conseguimos ganar ante EEUU por el 7º puesto. Ojalá que el año que viene en Portugal podamos repetir o hacer algo mejor”.

Ana ha sido la capitana en Israel, sustituyendo a Alejandro Sánchez, seleccionador nacional de tenis en silla hasta la reincorporación de Mico Margets.

Daniel, Martín y Kike coinciden en destacar el papel del equipo. “Con Kike y Martín, es un equipo humilde y trabajador y así salen las cosas”, defiende Dani. “Todos fuimos con el espíritu de equipo que nos caracteriza”, señala Martín. “Somos un equipo joven. Con Dani sin competir teníamos que ver dónde estábamos y hasta que no comenzó la competición no vimos que estábamos en buena línea”, concluye Kike.

En Israel, Kike Siscar jugó su primer partido ante un TOP8, un paso más en el crecimiento tenístico: “Ante Francia, para lograr la gesta de entrar en semifinales, jugué mi primer partido ante un TOP8 (Nicolás Peifer). Me encontré muy bien y estoy muy contento por mi partido”.

Madrileño, vigués y murciano han dejado a España en la élite del tenis en silla con el séptimo puesto en Israel, igualando su mejor clasificación histórica. Peleando con los mejores de tú a tú. El año que viene, en Portugal, buscarán superarse a sí mismos. En Israel han escrito una página importantísima en el desarrollo del tenis en silla de ruedas en España.

Imagen de cabecera: Kike Siscar

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

“Hace 10 días me dices que quedamos séptimos, que me sentiré cada vez mejor del cuello e iré a más y lo habría firmado sin dudas”.

“Estoy muy contento con mi actuación personal como la del equipo. Me sentí mejor a medida que pasaba la semana. Ahora tengo una confianza plena”.

“Estoy muy feliz porque Ana (Salas, la capitana en Israel) haya confiado en mí desde el principio. Estar junto a Dani y Martín es un lujo”.

Son Daniel Caverzaschi (Madrid, 1993), Martín de la Puente (Vigo, 1999) y Kike Siscar (Torre Pacheco, Murcia, 1983), los integrantes del equipo español de tenis en silla que ha quedado en la séptima posición en la Copa del Mundo celebrada en Israel. La mejor posición histórica del equipo, igualando la posición del año pasado en Holanda. Los tres atienden a Sphera Sports tras volver de Israel y analizan ese séptimo puesto de España.

“Estaba cogido con pinzas cuando llegué a Israel. Llevaba apenas dos semanas entrenando. Tenía muchos dolores. En el primer partido tuve un amago de tirón en el cuello que me asustó. Ana me decía que teníamos el visto bueno de los médicos, que esos tirones eran normales”, comienza explicando Dani Caverzaschi. El madrileño volvía a la competición sin rodaje tras las lesiones que le han parado en este inicio de año.

Martín de la Puente destaca el hecho de jugar con y para un equipo: “Fui sintiéndome mejor con el paso de los días. La primera jornada con Sri Lanka (3-0 para España) me costó un poco más, quizás por los nervios del inicio. Todos fuimos con espíritu de equipo que nos caracteriza. Pese a que el tenis es individual y estás solo en pista, tener al equipo detrás ayudándote es un plus. Pese a los resultados, las derrotas ante las mejores selecciones, dimos la imagen de selección difícil de ganar”.

Kike piensa incluso en ir a más el año que viene en Portugal: “Estamos muy contentos en el plano general, de conseguir la permanencia. Estamos en buena línea. Si apretamos un poco más, por qué no podemos luchar por meternos entre los cuatro primeros o mejorar nuestra clasificación”.

En un grupo complicado con Sri Lanka, Brasil y Francia, sobre el papel, el primer puesto sería para Francia y el segundo, a pelear entre España y Brasil. Las victorias contundentes ante Sri Lanka y Brasil (3-0) permitieron afrontar a los franceses con opciones de semifinales. La actual subcampeona superó a España (2-1) y mandó al equipo dirigido por Ana Salas a jugarse del 5º al 8º puesto ante Holanda. Una victoria ante los Países Bajos suponía mejorar la mejor clasificación de siempre (7º).

“En el partido que perdí ante Holanda me fui metiendo poco a poco y estuve a punto de engancharlo y ganar, pero no pudo ser”, asegura Caverzaschi, que mira más allá del puesto obtenido: “El objetivo no era un resultado, era mantenerse en el grupo. Lo conseguimos, mejoramos el puesto del año pasado”.

Martín se queda con la imagen dada como equipo: “Estamos preparados para superar las adversidades con Dani llegando al límite o el papel de seleccionador algo complicado porque hubo cambios. Estamos preparados para superar las adversidades. Lo mejor es la imagen que dimos como selección. Conseguimos ganar ante EEUU por el 7º puesto. Ojalá que el año que viene en Portugal podamos repetir o hacer algo mejor”.

Ana ha sido la capitana en Israel, sustituyendo a Alejandro Sánchez, seleccionador nacional de tenis en silla hasta la reincorporación de Mico Margets.

Daniel, Martín y Kike coinciden en destacar el papel del equipo. “Con Kike y Martín, es un equipo humilde y trabajador y así salen las cosas”, defiende Dani. “Todos fuimos con el espíritu de equipo que nos caracteriza”, señala Martín. “Somos un equipo joven. Con Dani sin competir teníamos que ver dónde estábamos y hasta que no comenzó la competición no vimos que estábamos en buena línea”, concluye Kike.

En Israel, Kike Siscar jugó su primer partido ante un TOP8, un paso más en el crecimiento tenístico: “Ante Francia, para lograr la gesta de entrar en semifinales, jugué mi primer partido ante un TOP8 (Nicolás Peifer). Me encontré muy bien y estoy muy contento por mi partido”.

Madrileño, vigués y murciano han dejado a España en la élite del tenis en silla con el séptimo puesto en Israel, igualando su mejor clasificación histórica. Peleando con los mejores de tú a tú. El año que viene, en Portugal, buscarán superarse a sí mismos. En Israel han escrito una página importantísima en el desarrollo del tenis en silla de ruedas en España.

Imagen de cabecera: Kike Siscar

etiquetas: