_Otros

El producto español sigue de moda en el Calcio

Enrique Julián Gómez @EnriqueJulian23 06-08-2014

etiquetas:

Enrique JULIÁN

Enrique JULIÁN GÓMEZ – No fue una moda pasajera. En los últimos años, con la victoria de España en el Mundial de 2010 disputado en Sudáfrica, se disparó la contratación de jugadores españoles en el fútbol italiano. Fenómeno extraño, puesto que en el Calcio el producto español se ha vendido históricamente poco -Luis Suárez, Peiró, Del Sol, Martín Vázquez-  y mal -De la Peña, Farinós, Javi Moreno, José Mari, Mendieta-.

Los escasos precedentes, de mal recuerdo, no echaron hacia atrás a los equipos italianos. Tampoco el escaso nivel demostrado en Italia por jugadores que llegaron en 2010 y 2011, como Zapater, Javier Garrido, Chico, Fernando Marqués, Toni Calvo o Víctor Ruíz, en las primeras oleadas de este nuevo boom. Sin embargo, la llegada en el verano de 2012 y éxito inmediato de Borja Valero en la Fiorentina, donde se ha convertido en el líder sobre el campo y eventualmente capitán, ha terminado de convencer al resto de clubes italianos para seguir esta línea.

Actualmente hay más futbolistas españoles que nunca enrolados en conjuntos italianos. A la espera de que se cierre la época de calciomercato, tanto entrada como en salida, hasta 23 jugadores forman para de las plantillas del calcio, 15 de ellos en equipos de Serie A. Algunos de ellos han continuado la senda marcada por Valero la última temporada, con la buena entrada en el Calcio de Fernando Llorente en la Juventus, José Callejón, Raúl Albiol y Pepe Reina -que ya dejó el club- en el Napoli y Joaquín también en la Fiorentina.

Este verano, otros cinco futbolistas españoles han firmado ya por equipos italianos. Michu se unirá al clan español en el Napoli, cedido por el Swansea; Álvaro Morata jugará en el ataque de la Juventus junto a Llorente previo pago de 20 millones al Real Madrid; Rubén Pérez tratará de hacerse un hueco en la dirección del Torino europeo; el mediapunta Iago Falqué tratará de relanzar su carrera en el Genoa tras su fracaso en el Tottenham y el exbético Juande reforzará la medular del Spezia, en Serie B, entrenado por el exjugador de Betis, Albacete y Las Palmas en los años '90 Nenad Bjelica.

A través de las categorías inferiores también se han consolidado jugadores de nacionalidad española en Serie A: es el caso de Pedro Obiang, que desde hace ya algunas temporadas aporta fuerza y equilibrio como pieza clave de la Sampdoria; y más recientemente de Keita Baldé, el explosivo extremo de origen senegalés que brilló especialmente en la segunda mitad de la temporada. Menos mediático, el delantero Álex Rodríguez de Miguel, goleador del Cesena que el año pasado anotó 8 goles en Serie B y ascendió de categoría. 

La Juventus, por su parte, ya tiene hasta cuatro futbolistas en su equipo Primavera: el central Pol García ya es el capitán del filial bianconero, mientras los atacantes zaragozanos Héctor Otín y Sergio Buenacasa también jugaron la temporada pasada, anotando uno y cuatro goles respectivamente. Este verano se les une Carlos Blanco, otro prometedor central desvinculado del Barcelona.

Otros no han tenido tanto éxito como los anteriormente referidos, aunque siguen formando parte de equipos del Calcio. Es el caso de Marcos Alonso (Fiorentina), Dídac Vilà (Milan), Martì Riverola (Bologna), José Ángel Crespo (Bologna, también jugó en Padova y Verona), Manu Gavilán (Bologna, también jugó en Piacenza, Nocerina y San Marino) o Jaime Romero (Udinese, también jugó en Bari). También con más pena que gloria abandonaron en los últimos meses el fútbol italiano el extremo Keko (Catania), el portero Adán (Cagliari) y el delantero Rafa Jordà (Siena). 

Con mayor o menor fortuna, los 23 futbolistas españoles en el Calcio suponen un récord y un fenómeno sin precedentes. Una relación entre España e Italia en el mundo del fútbol que apenas se ha dado en sentido contrario, siendo escasos los ejemplos de jugadores italianos que han hecho carrera en la liga española. Es más, esta temporada solo hay un futbolista transalpino en la Liga BBVA, el preciso mediocentro Fausto Rossi, cedido en el Córdoba por la Juventus, que la temporada pasada jugó en Valladolid.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Enrique JULIÁN GÓMEZ – No fue una moda pasajera. En los últimos años, con la victoria de España en el Mundial de 2010 disputado en Sudáfrica, se disparó la contratación de jugadores españoles en el fútbol italiano. Fenómeno extraño, puesto que en el Calcio el producto español se ha vendido históricamente poco -Luis Suárez, Peiró, Del Sol, Martín Vázquez-  y mal -De la Peña, Farinós, Javi Moreno, José Mari, Mendieta-.

Los escasos precedentes, de mal recuerdo, no echaron hacia atrás a los equipos italianos. Tampoco el escaso nivel demostrado en Italia por jugadores que llegaron en 2010 y 2011, como Zapater, Javier Garrido, Chico, Fernando Marqués, Toni Calvo o Víctor Ruíz, en las primeras oleadas de este nuevo boom. Sin embargo, la llegada en el verano de 2012 y éxito inmediato de Borja Valero en la Fiorentina, donde se ha convertido en el líder sobre el campo y eventualmente capitán, ha terminado de convencer al resto de clubes italianos para seguir esta línea.

Actualmente hay más futbolistas españoles que nunca enrolados en conjuntos italianos. A la espera de que se cierre la época de calciomercato, tanto entrada como en salida, hasta 23 jugadores forman para de las plantillas del calcio, 15 de ellos en equipos de Serie A. Algunos de ellos han continuado la senda marcada por Valero la última temporada, con la buena entrada en el Calcio de Fernando Llorente en la Juventus, José Callejón, Raúl Albiol y Pepe Reina -que ya dejó el club- en el Napoli y Joaquín también en la Fiorentina.

Este verano, otros cinco futbolistas españoles han firmado ya por equipos italianos. Michu se unirá al clan español en el Napoli, cedido por el Swansea; Álvaro Morata jugará en el ataque de la Juventus junto a Llorente previo pago de 20 millones al Real Madrid; Rubén Pérez tratará de hacerse un hueco en la dirección del Torino europeo; el mediapunta Iago Falqué tratará de relanzar su carrera en el Genoa tras su fracaso en el Tottenham y el exbético Juande reforzará la medular del Spezia, en Serie B, entrenado por el exjugador de Betis, Albacete y Las Palmas en los años '90 Nenad Bjelica.

A través de las categorías inferiores también se han consolidado jugadores de nacionalidad española en Serie A: es el caso de Pedro Obiang, que desde hace ya algunas temporadas aporta fuerza y equilibrio como pieza clave de la Sampdoria; y más recientemente de Keita Baldé, el explosivo extremo de origen senegalés que brilló especialmente en la segunda mitad de la temporada. Menos mediático, el delantero Álex Rodríguez de Miguel, goleador del Cesena que el año pasado anotó 8 goles en Serie B y ascendió de categoría. 

La Juventus, por su parte, ya tiene hasta cuatro futbolistas en su equipo Primavera: el central Pol García ya es el capitán del filial bianconero, mientras los atacantes zaragozanos Héctor Otín y Sergio Buenacasa también jugaron la temporada pasada, anotando uno y cuatro goles respectivamente. Este verano se les une Carlos Blanco, otro prometedor central desvinculado del Barcelona.

Otros no han tenido tanto éxito como los anteriormente referidos, aunque siguen formando parte de equipos del Calcio. Es el caso de Marcos Alonso (Fiorentina), Dídac Vilà (Milan), Martì Riverola (Bologna), José Ángel Crespo (Bologna, también jugó en Padova y Verona), Manu Gavilán (Bologna, también jugó en Piacenza, Nocerina y San Marino) o Jaime Romero (Udinese, también jugó en Bari). También con más pena que gloria abandonaron en los últimos meses el fútbol italiano el extremo Keko (Catania), el portero Adán (Cagliari) y el delantero Rafa Jordà (Siena). 

Con mayor o menor fortuna, los 23 futbolistas españoles en el Calcio suponen un récord y un fenómeno sin precedentes. Una relación entre España e Italia en el mundo del fútbol que apenas se ha dado en sentido contrario, siendo escasos los ejemplos de jugadores italianos que han hecho carrera en la liga española. Es más, esta temporada solo hay un futbolista transalpino en la Liga BBVA, el preciso mediocentro Fausto Rossi, cedido en el Córdoba por la Juventus, que la temporada pasada jugó en Valladolid.

etiquetas:

Enrique JULIÁN

_Otros

Jordan Larsson, el hijo del Rey de Reyes

Diego G. Argota @DiegoGArgota21
28-05-2021

_Otros

The Breakfast

Redacción @SpheraSports
18-05-2021