_Italia

El omnipresente Sergej

Andrea Lapegna @andrelapegna 08-06-2018

etiquetas:

Cuando Lotito y Tare
ficharon a un joven serbio del Genk para la Lazio, la mayor parte de los
periodistas deportivos se esforzaba por buscar la pequeña ciudad belga en un
mapa, ignorando probablemente que el Genk es uno de las mejores canteras de
Europa. Tres años después, ese joven futbolista es uno de los mediocampistas
más deseados del mundo.

Tras un velocísimo
proceso de madurez, la enorme potencia física y técnica de Milinkovic-Savic ya
está preparada para asaltar la titularidad de algunos de los grandes equipos de
Europa, además de poder convertirse en el traspaso más caro de la historia del
fútbol italiano. Pero, ¿dónde seguirá su carrera Milinkovic-Savic?

JUVENTUS

La hipótesis más
conservadora es que Sergej pueda llevar a Turín esa calidad que han perdido
desde hace algún tiempo. No cambiaría el campeonato, no necesitaría tiempo de
adaptación y sería la pieza que le falta al puzzle del mediocampo de Allegri.

En un mediocampo a tres,
Milinkovic-Savic ocuparía la posición de volante izquierdo, vacante desde la
salida de Paul Pogba. Desde que el francés volvió a Manchester, el mediocampo
nunca ha recuperado la capacidad técnica para acompañar a Pjanic. El serbio
daría opciones de salida de la presión rival -talón de Aquiles este año del
equipo- gracias a su capacidad para desmarcarse, y también por su capacidad
para recibir balones en largo, como hace en la Lazio. Sabría dar velocidad a
los tiempos de juego del equipo, a menudos demasiado lentos, jugando a uno o
dos toques. Además reforzaría la capacidad física del equipo para garantizar un
mayo dominio sobre el rival, multiplicando opciones de pase y poniendo sus
centímetros al servicio del equipo.

Esta última
característica podría ser útil también en un 4-2-3-1, aprovechando a
Milinkovic-Savic en banda igual que a Mandzukic, para mortificar a los
laterales rivales y poner en práctica un esquema simple pero difícil de
defender. Acerca a Sergej al área rival y apostar sin pudor por los balones
altos nunca es una mala idea.

CHELSEA

El mediocampo del Chelsea
aun no se ha recuperado de la salida de Matic, ni táctica ni psicológicamente.
A pesar de los progresos mostrados por Kanté con balón, demasiadas veces las
jugadas del equipo de Conte debía saltarse a los jugadores en la medular. Sin
la calidad necesaria, Conte intentó desarrollar las jugadas desde las bandas o
buscando en vertical a Morata, que sin embargo ha mostrado alarmantes
limitaciones en el juego de espaldas a portería.

Más allá de quién será el
futuro entrenador blue (Conte, Sarri,
Blanc) el mediocampo del Chelsea necesita jugadores de capaces de jugar el
balón. Sergej podría jugar como volante izquierdo (en un 4-3-3) y como volante
en un mediocampo a dos. Sus internadas serían letales en un equipo que estaba
aprendiendo a aprovechar la amplitud del terreno de juego. Sobre todo,
Milinkovic-Savic llevaría su capacidad de combinación junto a su poder físico,
que en Inglaterra nunca sobra. Un perfecto compañero para Kanté. Además, el
laziale ha mostrado una gran mejora con Inzaghi en la defensa posicional,
adaptando oleadas de presión con un rígido mantenimiento de la posición,
habilidad clave para cualquiera que sea el próximo entrenador del club.

MANCHESTER UNITED

Al inicio de su aventura
italiana, Milinkovic-Savic era denominado ‘el Pogba blanco’. Similar al francés
por su físico y control, el serbio ha enamorado por su capacidad para influir
en los partidos en cualquier momento.

En el fútbol reactivo de
Mourinho, ningún jugador es mejor acogido que aquellos capaces de cambiar la
inercia de los partidos individualmente. Durante su carrera como entrenador, el
portugués ha concentrado mucho su trabajo en permitir al equipo interpretar los
momentos claves de los partidos. Su Manchester United es una mezcla de
resiliencia física y capacidad de golpear al rival.

Los 191 centímetros del
serbio vienen acompañados por una técnica fina, y un mediocampo con él y Pogba
sería irresistible en transición y en balones altos. El mediocampo de los Red Devils se conformaría con una línea
de tres con Herrera como trabajador para dar el balón a los dos creativos. Un
perfil tan fuerte físicamente y con tal técnica es rarísimo incluso en el
polivalente fútbol actual. El Manchester se aseguraría así a los únicos dos
jugadores de nivel mundial que con estas características.

PARIS SAINT GERMAIN

Tuchel dejó entender que
el mediocampo es la parcela que necesita más refuerzos en París. Y no podía ser
de otro modo: Thiago Motta se marcha, Verratti nunca ha cumplido todo lo que prometía
y Rabiot -aunque parezca el único intocable- aun no es suficientemente maduro
para tomar el liderazgo del equipo. Aunque el club ha dejado entender que
quiere seguir gastando en el ataque, está claro que Milinkovic-Savic
representaría el fichaje ideal para el PSG.

Si Tuchel mantiene el
4-1-4-1 ‘guardiolesco’ que mostró en Dortmund, Milinkovic-Savic podría ser
indistintamente volante por la derecha o por la izquierda. El serbio está
cómodo cerca de la portería y lo ha demostrado cuando Inzaghi en la Lazio lo ha
situado como segundo mediapunta junto a Luis Alberto. Partiendo desde más
arriba y con defensa posicional, puede aprovechar su capacidad en el tiro y
asociativa -aun más con Neymar al lado-.

Si el entrenador apostase por un 3-4-3 híbrido, el serbio formaría una
gran pareja de mediocampo con Verratti. Hoy por hoy el PSG no tiene un lateral
zurdo capaz de apoyar físicamente a Milinkovic-Savic, pero un fichaje en este
rol (¿Alex Sandro?) garantizaría un prisma de opciones a largo y corto plazo capaces
de dar frescura a un equipo a menudo prisionero de su monodimensionalidad
táctica. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Cuando Lotito y Tare
ficharon a un joven serbio del Genk para la Lazio, la mayor parte de los
periodistas deportivos se esforzaba por buscar la pequeña ciudad belga en un
mapa, ignorando probablemente que el Genk es uno de las mejores canteras de
Europa. Tres años después, ese joven futbolista es uno de los mediocampistas
más deseados del mundo.

Tras un velocísimo
proceso de madurez, la enorme potencia física y técnica de Milinkovic-Savic ya
está preparada para asaltar la titularidad de algunos de los grandes equipos de
Europa, además de poder convertirse en el traspaso más caro de la historia del
fútbol italiano. Pero, ¿dónde seguirá su carrera Milinkovic-Savic?

JUVENTUS

La hipótesis más
conservadora es que Sergej pueda llevar a Turín esa calidad que han perdido
desde hace algún tiempo. No cambiaría el campeonato, no necesitaría tiempo de
adaptación y sería la pieza que le falta al puzzle del mediocampo de Allegri.

En un mediocampo a tres,
Milinkovic-Savic ocuparía la posición de volante izquierdo, vacante desde la
salida de Paul Pogba. Desde que el francés volvió a Manchester, el mediocampo
nunca ha recuperado la capacidad técnica para acompañar a Pjanic. El serbio
daría opciones de salida de la presión rival -talón de Aquiles este año del
equipo- gracias a su capacidad para desmarcarse, y también por su capacidad
para recibir balones en largo, como hace en la Lazio. Sabría dar velocidad a
los tiempos de juego del equipo, a menudos demasiado lentos, jugando a uno o
dos toques. Además reforzaría la capacidad física del equipo para garantizar un
mayo dominio sobre el rival, multiplicando opciones de pase y poniendo sus
centímetros al servicio del equipo.

Esta última
característica podría ser útil también en un 4-2-3-1, aprovechando a
Milinkovic-Savic en banda igual que a Mandzukic, para mortificar a los
laterales rivales y poner en práctica un esquema simple pero difícil de
defender. Acerca a Sergej al área rival y apostar sin pudor por los balones
altos nunca es una mala idea.

CHELSEA

El mediocampo del Chelsea
aun no se ha recuperado de la salida de Matic, ni táctica ni psicológicamente.
A pesar de los progresos mostrados por Kanté con balón, demasiadas veces las
jugadas del equipo de Conte debía saltarse a los jugadores en la medular. Sin
la calidad necesaria, Conte intentó desarrollar las jugadas desde las bandas o
buscando en vertical a Morata, que sin embargo ha mostrado alarmantes
limitaciones en el juego de espaldas a portería.

Más allá de quién será el
futuro entrenador blue (Conte, Sarri,
Blanc) el mediocampo del Chelsea necesita jugadores de capaces de jugar el
balón. Sergej podría jugar como volante izquierdo (en un 4-3-3) y como volante
en un mediocampo a dos. Sus internadas serían letales en un equipo que estaba
aprendiendo a aprovechar la amplitud del terreno de juego. Sobre todo,
Milinkovic-Savic llevaría su capacidad de combinación junto a su poder físico,
que en Inglaterra nunca sobra. Un perfecto compañero para Kanté. Además, el
laziale ha mostrado una gran mejora con Inzaghi en la defensa posicional,
adaptando oleadas de presión con un rígido mantenimiento de la posición,
habilidad clave para cualquiera que sea el próximo entrenador del club.

MANCHESTER UNITED

Al inicio de su aventura
italiana, Milinkovic-Savic era denominado ‘el Pogba blanco’. Similar al francés
por su físico y control, el serbio ha enamorado por su capacidad para influir
en los partidos en cualquier momento.

En el fútbol reactivo de
Mourinho, ningún jugador es mejor acogido que aquellos capaces de cambiar la
inercia de los partidos individualmente. Durante su carrera como entrenador, el
portugués ha concentrado mucho su trabajo en permitir al equipo interpretar los
momentos claves de los partidos. Su Manchester United es una mezcla de
resiliencia física y capacidad de golpear al rival.

Los 191 centímetros del
serbio vienen acompañados por una técnica fina, y un mediocampo con él y Pogba
sería irresistible en transición y en balones altos. El mediocampo de los Red Devils se conformaría con una línea
de tres con Herrera como trabajador para dar el balón a los dos creativos. Un
perfil tan fuerte físicamente y con tal técnica es rarísimo incluso en el
polivalente fútbol actual. El Manchester se aseguraría así a los únicos dos
jugadores de nivel mundial que con estas características.

PARIS SAINT GERMAIN

Tuchel dejó entender que
el mediocampo es la parcela que necesita más refuerzos en París. Y no podía ser
de otro modo: Thiago Motta se marcha, Verratti nunca ha cumplido todo lo que prometía
y Rabiot -aunque parezca el único intocable- aun no es suficientemente maduro
para tomar el liderazgo del equipo. Aunque el club ha dejado entender que
quiere seguir gastando en el ataque, está claro que Milinkovic-Savic
representaría el fichaje ideal para el PSG.

Si Tuchel mantiene el
4-1-4-1 ‘guardiolesco’ que mostró en Dortmund, Milinkovic-Savic podría ser
indistintamente volante por la derecha o por la izquierda. El serbio está
cómodo cerca de la portería y lo ha demostrado cuando Inzaghi en la Lazio lo ha
situado como segundo mediapunta junto a Luis Alberto. Partiendo desde más
arriba y con defensa posicional, puede aprovechar su capacidad en el tiro y
asociativa -aun más con Neymar al lado-.

Si el entrenador apostase por un 3-4-3 híbrido, el serbio formaría una
gran pareja de mediocampo con Verratti. Hoy por hoy el PSG no tiene un lateral
zurdo capaz de apoyar físicamente a Milinkovic-Savic, pero un fichaje en este
rol (¿Alex Sandro?) garantizaría un prisma de opciones a largo y corto plazo capaces
de dar frescura a un equipo a menudo prisionero de su monodimensionalidad
táctica. 

etiquetas:

_Destacado

La dulce transición

Joel Sierra @_JoeLSierra_
26-11-2021

_Italia

Fantasmas

Joel Sierra @_JoeLSierra_
19-11-2021