_África

El nivel de las selecciones africanas

Marcos Pimentel @PimenMarcos77 17-11-2022

Las selecciones africanas son otras de las grandes tapadas en esta Copa del Mundo y en el panorama futbolístico internacional en general. Es un caso similar a los combinados nacionales de los países asiáticos: grandes diferencias entre los mejores y los peores países, pocos o ningún logro a nivel global… En este Mundial 2022 África volverá a tener cinco representantes, de lo mejorcito del continente. Marruecos, Senegal, Camerún, Túnez y Ghana estarán en Qatar tratando de dejar lo más arriba posible el nombre de su país y de su continente. Pero más allá de reconocimientos por haber llegado hasta aquí o por su papel en el Mundial, ¿hay argumentos para creer que alguna de ellas puede llegar lejos?

Marruecos es una selección muy potente. Seguramente no la mejor de su continente, pero sí un equipo muy a tener en cuenta. Nombres como Hakimi, Bono, En-Nesyri, Abde o Mazraoui son algunos de los que podemos encontrar en su convocatoria y que seguro darán mucho de qué hablar durante el Mundial. Además, la selección marroquí vuelve a contar con Hakim Ziyech, extremo del Chelsea que estaba apartado de las llamadas de Vahid Halilhodžić por problemas personales entre ellos. Con el nuevo entrenador, el joven Walid Regragui (ex jugador del Racing de Santander) el jugador ‘blue’ ha vuelto dispuesto a demostrar por qué se merece un puesto. Sin ir más lejos, en el amistoso pre Mundial ante Georgia anotó un golazo desde su propio campo que ya pone las expectativas por las nubes tras no estar teniendo su mejor temporada en Londres. La desgracia de los marroquíes fue caer en el que seguramente es el grupo más difícil del Mundial, el Grupo F, compartido con Bélgica, Croacia y Canadá.

Por otro lado, Ghana disputa su cuarto Mundial. Se ausentó en Rusia 2018 pero sus otras tres participaciones fueron en 2006, 2010 y 2014. También cuentan con nombres muy interesantes como Partey, Aidoo, Salisu o el hermano mayor de los Williams, Iñaki. Los ‘Black Stars’ tienen una cuenta personal pendiente en los Mundiales que el destino quiso darles la oportunidad de resolver: el duelo contra Uruguay. El episodio de 2010 es recordado por todos, la mano salvadora de Luis Suárez y el penalti fallado por Gyan ya son historia de este nuestro deporte. En su grupo no son favoritos para pasar a octavos pues tienen por delante a Portugal y Uruguay, pero ya sabemos que puede pasar de todo así que habrá que estar atentos.

Por su parte, Senegal llega a Qatar como la mejor selección del continente. Fue campeón de la Copa África venciendo a Egipto en la final y le arrebató, también a Egipto, el billete para el Mundial en una agónica final a todo o nada. Su gran estrella, Sadio Mané, llega lesionado. La diferencia entre la Senegal con o sin Mané es muchísima por lo que será clave su estado de forma. Además del jugador del Bayern, los senegaleses cuentan con otros nombres como Mendy en portería, Koulibaly, Diallo o Gueye, futbolistas con experiencia en la élite y que son la base y cadena vertebral del equipo. Comparten grupo con Qatar, Ecuador y Países bajos por lo que hay opciones más que realistas de verlos en la segunda fase. Después ya dependerá de los cruces pero no verlos, como mínimo, en octavos de final sería una decepción.

Camerún parte como una de las peores entre las cinco selecciones africanas. Pese a ello, está en un grupo en el que tres selecciones se pelearán por el segundo puesto si asumimos que Brasil será primera. Los de Rigobert Song deberán rifarse un puesto en octavos con Serbia y Suiza, dos equipos muy capaces. En la selección de Camerún podemos encontrar nombres como André Onana, Zambo Anguissa o Maxim Choupo-Moting. Este último está en un momento de forma increíble en el Bayern Munich así que también hay que tener mucho cuidado.

Por último, Túnez. Es la selección con menos expectativas de las cinco, y menos en un grupo con Francia, actual campeona del mundo, Dinamarca y Australia. Si bien no es el más complicado, las opciones de los tunecinos son más bien pocas. No me atrevo a decir ninguna porque esto es fútbol y sabemos que todo puede pasar. Wahbi Khazri es la figura y capitán de la selección. Pasó por equipos de la Ligue 1 como Rennes, Saint-Étienne o Montpellier, donde juega actualmente. Con todo y ello, tienen un nivel bastante inferior al estándar de una Copa del Mundo.

En resumen, es más que probable ver a alguna selección africana en octavos y, dependiendo de los cruces, quizá en cuartos también. Las semifinales parecen algo lejanas ya que, a nivel personal, dudo que ninguna de estas selecciones se clasifique entre las cuatro mejores del mundo. Pese a ello, como sucede con cualquier selección en un Mundial, mucho cuidado porque aquí todos son buenos.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Las selecciones africanas son otras de las grandes tapadas en esta Copa del Mundo y en el panorama futbolístico internacional en general. Es un caso similar a los combinados nacionales de los países asiáticos: grandes diferencias entre los mejores y los peores países, pocos o ningún logro a nivel global… En este Mundial 2022 África volverá a tener cinco representantes, de lo mejorcito del continente. Marruecos, Senegal, Camerún, Túnez y Ghana estarán en Qatar tratando de dejar lo más arriba posible el nombre de su país y de su continente. Pero más allá de reconocimientos por haber llegado hasta aquí o por su papel en el Mundial, ¿hay argumentos para creer que alguna de ellas puede llegar lejos?

Marruecos es una selección muy potente. Seguramente no la mejor de su continente, pero sí un equipo muy a tener en cuenta. Nombres como Hakimi, Bono, En-Nesyri, Abde o Mazraoui son algunos de los que podemos encontrar en su convocatoria y que seguro darán mucho de qué hablar durante el Mundial. Además, la selección marroquí vuelve a contar con Hakim Ziyech, extremo del Chelsea que estaba apartado de las llamadas de Vahid Halilhodžić por problemas personales entre ellos. Con el nuevo entrenador, el joven Walid Regragui (ex jugador del Racing de Santander) el jugador ‘blue’ ha vuelto dispuesto a demostrar por qué se merece un puesto. Sin ir más lejos, en el amistoso pre Mundial ante Georgia anotó un golazo desde su propio campo que ya pone las expectativas por las nubes tras no estar teniendo su mejor temporada en Londres. La desgracia de los marroquíes fue caer en el que seguramente es el grupo más difícil del Mundial, el Grupo F, compartido con Bélgica, Croacia y Canadá.

Por otro lado, Ghana disputa su cuarto Mundial. Se ausentó en Rusia 2018 pero sus otras tres participaciones fueron en 2006, 2010 y 2014. También cuentan con nombres muy interesantes como Partey, Aidoo, Salisu o el hermano mayor de los Williams, Iñaki. Los ‘Black Stars’ tienen una cuenta personal pendiente en los Mundiales que el destino quiso darles la oportunidad de resolver: el duelo contra Uruguay. El episodio de 2010 es recordado por todos, la mano salvadora de Luis Suárez y el penalti fallado por Gyan ya son historia de este nuestro deporte. En su grupo no son favoritos para pasar a octavos pues tienen por delante a Portugal y Uruguay, pero ya sabemos que puede pasar de todo así que habrá que estar atentos.

Por su parte, Senegal llega a Qatar como la mejor selección del continente. Fue campeón de la Copa África venciendo a Egipto en la final y le arrebató, también a Egipto, el billete para el Mundial en una agónica final a todo o nada. Su gran estrella, Sadio Mané, llega lesionado. La diferencia entre la Senegal con o sin Mané es muchísima por lo que será clave su estado de forma. Además del jugador del Bayern, los senegaleses cuentan con otros nombres como Mendy en portería, Koulibaly, Diallo o Gueye, futbolistas con experiencia en la élite y que son la base y cadena vertebral del equipo. Comparten grupo con Qatar, Ecuador y Países bajos por lo que hay opciones más que realistas de verlos en la segunda fase. Después ya dependerá de los cruces pero no verlos, como mínimo, en octavos de final sería una decepción.

Camerún parte como una de las peores entre las cinco selecciones africanas. Pese a ello, está en un grupo en el que tres selecciones se pelearán por el segundo puesto si asumimos que Brasil será primera. Los de Rigobert Song deberán rifarse un puesto en octavos con Serbia y Suiza, dos equipos muy capaces. En la selección de Camerún podemos encontrar nombres como André Onana, Zambo Anguissa o Maxim Choupo-Moting. Este último está en un momento de forma increíble en el Bayern Munich así que también hay que tener mucho cuidado.

Por último, Túnez. Es la selección con menos expectativas de las cinco, y menos en un grupo con Francia, actual campeona del mundo, Dinamarca y Australia. Si bien no es el más complicado, las opciones de los tunecinos son más bien pocas. No me atrevo a decir ninguna porque esto es fútbol y sabemos que todo puede pasar. Wahbi Khazri es la figura y capitán de la selección. Pasó por equipos de la Ligue 1 como Rennes, Saint-Étienne o Montpellier, donde juega actualmente. Con todo y ello, tienen un nivel bastante inferior al estándar de una Copa del Mundo.

En resumen, es más que probable ver a alguna selección africana en octavos y, dependiendo de los cruces, quizá en cuartos también. Las semifinales parecen algo lejanas ya que, a nivel personal, dudo que ninguna de estas selecciones se clasifique entre las cuatro mejores del mundo. Pese a ello, como sucede con cualquier selección en un Mundial, mucho cuidado porque aquí todos son buenos.

_África

Mamá leona

Cristina Caparrós @criscaparros
22-12-2022