_Motociclismo

El Mundial de la igualdad

Sergio Merino Rueda @SergioMerino8 23-09-2020

etiquetas:

Joan Mir Motociclismo

Hemos superado las dos carreras en el Circuito Marco Simoncelli, en Misano, y ya son ocho los grandes premios que se han celebrado en este atípico, por decirlo de forma suave, Campeonato del Mundo 2020. En San Marino, además de contar por primera vez este año con público en las gradas del circuito, hemos asentado dos ideas, de forma definitiva, en nuestras cabezas: los pilotos de la VR46 Academy ya están aquí, y ganarán varios campeonatos del mundo en los próximos años; y Joan Mir ha llegado a MotoGP para quedarse, y para ser campeón.

La temporada ha tenido más -y tendrá- más adelantamientos que una carrera en el circuito de Nürburgring Nordschleife. El binomio de carreras en Jerez, lesión de Márquez incluida, parecía presagiar un cómodo título para Fabio Quartararo a la altura de la última etapa del Tour de Francia en los Campos Elíseos. Brno y Spielberg parecían descartar a las Yamaha por sus problemas de freno y consolidar a las KTM como la marca dominadora, a la par que, por regularidad, creer que este sería por fin el año de Dovi. Y ahora Misano, ¿qué?

En la casa de Rossi todo parecía indicar que veríamos el podio 200 del ‘dottore’ y, por qué no, todos los rossistas soñábamos con volver a ver a Valentino en lo alto del podio. Dos ideas que se evaporaron por mediación de Joan Mir y de una caída al inicio de la segunda carrera. Nos conformaremos, aunque sea, con su -casi segura- renovación con Yamaha y no perderemos la esperanza, os lo aseguro. En otro orden de cosas, Ducati y Suzuki, sobre todo Suzuki, se presentan como las mejores motos de la parrilla. Pero ambas carreras las ganaron dos Yamahas, Morbidelli y Viñales, en concreto, por lo que hacer cualquier tipo de pronóstico se antoja tan complicado una carrera en Qatar de día.

Con siete carreras por delante, la clasificación en MotoGP está comandada por Dovizioso con 84 puntos, seguido de Quartararo y Viñales, con 83 puntos cada uno, y Joan Mir, que se postula como aspirante con 80 puntos y siendo quien ha sumado más en las últimas cinco carreras. En Moto2, el título parece que se va a jugar entre los tres pilotos de la academia de Valentino: Luca Marini, con 125 puntos, Enea Bastianini, con 120 puntos, y Marco Bezzecchi con 105. Todo quedará en casa. En Moto3, el español Albert Arenas es el gran favorito y lidera la clasificación con 119 puntos, seguido de Oi Augura, con 117. John Mcphee, 98, y Celestino Vietti, 86, han demostrado ser muy rápidos cada fin de semana pero la diferencia es muy amplia.

Próximo parada, Montmeló.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Hemos superado las dos carreras en el Circuito Marco Simoncelli, en Misano, y ya son ocho los grandes premios que se han celebrado en este atípico, por decirlo de forma suave, Campeonato del Mundo 2020. En San Marino, además de contar por primera vez este año con público en las gradas del circuito, hemos asentado dos ideas, de forma definitiva, en nuestras cabezas: los pilotos de la VR46 Academy ya están aquí, y ganarán varios campeonatos del mundo en los próximos años; y Joan Mir ha llegado a MotoGP para quedarse, y para ser campeón.

La temporada ha tenido más -y tendrá- más adelantamientos que una carrera en el circuito de Nürburgring Nordschleife. El binomio de carreras en Jerez, lesión de Márquez incluida, parecía presagiar un cómodo título para Fabio Quartararo a la altura de la última etapa del Tour de Francia en los Campos Elíseos. Brno y Spielberg parecían descartar a las Yamaha por sus problemas de freno y consolidar a las KTM como la marca dominadora, a la par que, por regularidad, creer que este sería por fin el año de Dovi. Y ahora Misano, ¿qué?

En la casa de Rossi todo parecía indicar que veríamos el podio 200 del ‘dottore’ y, por qué no, todos los rossistas soñábamos con volver a ver a Valentino en lo alto del podio. Dos ideas que se evaporaron por mediación de Joan Mir y de una caída al inicio de la segunda carrera. Nos conformaremos, aunque sea, con su -casi segura- renovación con Yamaha y no perderemos la esperanza, os lo aseguro. En otro orden de cosas, Ducati y Suzuki, sobre todo Suzuki, se presentan como las mejores motos de la parrilla. Pero ambas carreras las ganaron dos Yamahas, Morbidelli y Viñales, en concreto, por lo que hacer cualquier tipo de pronóstico se antoja tan complicado una carrera en Qatar de día.

Con siete carreras por delante, la clasificación en MotoGP está comandada por Dovizioso con 84 puntos, seguido de Quartararo y Viñales, con 83 puntos cada uno, y Joan Mir, que se postula como aspirante con 80 puntos y siendo quien ha sumado más en las últimas cinco carreras. En Moto2, el título parece que se va a jugar entre los tres pilotos de la academia de Valentino: Luca Marini, con 125 puntos, Enea Bastianini, con 120 puntos, y Marco Bezzecchi con 105. Todo quedará en casa. En Moto3, el español Albert Arenas es el gran favorito y lidera la clasificación con 119 puntos, seguido de Oi Augura, con 117. John Mcphee, 98, y Celestino Vietti, 86, han demostrado ser muy rápidos cada fin de semana pero la diferencia es muy amplia.

Próximo parada, Montmeló.

etiquetas:

Joan Mir Motociclismo