_Real Madrid

El motor alemán del juego blanco

Alberto López Frau @alberlopezfrau 29-11-2021

etiquetas:

Real Madrid Toni Kroos

Toni Kroos llegó al Real Madrid en el verano de 2014, tras sufrir serias desavenencias con la cúpula directiva del Bayern Múnich. En un club tan jerarquizado como el Bayern, siempre se pone delante a la institución en detrimento del jugador, pese a que su técnico del momento, Pep Guardiola, estaba como loco porque renovase con el club bávaro.  

En el Real Madrid existía, en el momento de su llegada, un profundo sentimiento de orfandad por la sorprendente marcha de su buque insignia el lustro anterior en el mediocampo, como fue Xabi Alonso. Su despedida y viaje a la inversa, precisamente a Múnich, unos días antes de acabar el mercado veraniego y tras conquistar Copa y Champions con el Real Madrid, supuso un enorme jarro de agua fría para la afición blanca. 

Kroos se incorporó al Real Madrid con la naturalidad y sencillez con la que juega normalmente. A día de hoy podemos afirmar, sin riesgo a equivocarnos, que ya está entre los mejores centrocampistas de la historia del club de Chamartín. 

Siendo un jugador lento, es capaz que su equipo juegue rápido y eso solo lo consiguen los que son muy buenos. Kroos maneja de maravilla el control orientado con ambas piernas y eso le otorga un segundo de ventaja muy valioso sobre los rivales. Con el paso de los años fue retrasando su posición en el campo, para convertirse en un interior organizador de juego, ideal para acompañar a un mediocentro más posicional en el campo como puede ser Casemiro y formar una sociedad perfecta con otro interior de leyenda como es Luka Modric. 

En el actual Real Madrid y como reconoció Carlo Ancelotti, magnífico centrocampista en su día de Roma y Milan, los automatismos entre los tres son intocables hasta para su propio entrenador. Del Kroos mediapunta del Leverkusen, aún queda su calidad en la definición cuando asoma por el área rival. Sus disparos acomodando el cuerpo y deslizando el interior de su pie derecho, son pases a la red. Pero su principal virtud es la capacidad para aglutinar la organización del juego, acostándose sobre el perfil izquierdo, para desde allí poner en marcha motor alemán del juego blanco. 

Sus problemas de pubis le hicieron parar tras la Euro 2020, disputada en 2021, y probablemente acelerar su despedida voluntaria de la selección alemana. Su problema físico y la ausencia en Alemania de un “Casemiro”, le han privado quizá de jugar unos años más en la selección por decisión propia. 

Salvó un momento delicado en el Madrid en el verano de 2019, cuando mucha gente pedía su marcha tras una temporada muy difícil sin títulos tras la despedida de Cristiano Ronaldo. Como me dijo una vez un ex jugador del club blanco y actual entrenador en la élite, “cuando el Madrid no gana hay que cambiar algunas piezas, aunque tú no seas responsable”. El club confió en él y le renovó. Toni respondió con creces a esa confianza

Por ese mediocampo pasaron compatriotas del nivel de Paul Breitner, Günter Netzer, Uli Stielike y Bernd Schuster. Toni ya se ha puesto en cabeza de todos ellos y será difícil que alguien llegue a desbancarle. 

Capaz de jugar con maestría en largo y en corto y hacer fácil lo difícil, tiene cuerda para rato a sus 31 años. Casemiro, Kroos y Modric están marcando una época en el Real Madrid. Dentro de muchos años se recordará como un centro del campo de leyenda. La CKM tiene en su K, un elemento indispensable. 

Imagen de cabecera: Real Madrid

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Toni Kroos llegó al Real Madrid en el verano de 2014, tras sufrir serias desavenencias con la cúpula directiva del Bayern Múnich. En un club tan jerarquizado como el Bayern, siempre se pone delante a la institución en detrimento del jugador, pese a que su técnico del momento, Pep Guardiola, estaba como loco porque renovase con el club bávaro.  

En el Real Madrid existía, en el momento de su llegada, un profundo sentimiento de orfandad por la sorprendente marcha de su buque insignia el lustro anterior en el mediocampo, como fue Xabi Alonso. Su despedida y viaje a la inversa, precisamente a Múnich, unos días antes de acabar el mercado veraniego y tras conquistar Copa y Champions con el Real Madrid, supuso un enorme jarro de agua fría para la afición blanca. 

Kroos se incorporó al Real Madrid con la naturalidad y sencillez con la que juega normalmente. A día de hoy podemos afirmar, sin riesgo a equivocarnos, que ya está entre los mejores centrocampistas de la historia del club de Chamartín. 

Siendo un jugador lento, es capaz que su equipo juegue rápido y eso solo lo consiguen los que son muy buenos. Kroos maneja de maravilla el control orientado con ambas piernas y eso le otorga un segundo de ventaja muy valioso sobre los rivales. Con el paso de los años fue retrasando su posición en el campo, para convertirse en un interior organizador de juego, ideal para acompañar a un mediocentro más posicional en el campo como puede ser Casemiro y formar una sociedad perfecta con otro interior de leyenda como es Luka Modric. 

En el actual Real Madrid y como reconoció Carlo Ancelotti, magnífico centrocampista en su día de Roma y Milan, los automatismos entre los tres son intocables hasta para su propio entrenador. Del Kroos mediapunta del Leverkusen, aún queda su calidad en la definición cuando asoma por el área rival. Sus disparos acomodando el cuerpo y deslizando el interior de su pie derecho, son pases a la red. Pero su principal virtud es la capacidad para aglutinar la organización del juego, acostándose sobre el perfil izquierdo, para desde allí poner en marcha motor alemán del juego blanco. 

Sus problemas de pubis le hicieron parar tras la Euro 2020, disputada en 2021, y probablemente acelerar su despedida voluntaria de la selección alemana. Su problema físico y la ausencia en Alemania de un “Casemiro”, le han privado quizá de jugar unos años más en la selección por decisión propia. 

Salvó un momento delicado en el Madrid en el verano de 2019, cuando mucha gente pedía su marcha tras una temporada muy difícil sin títulos tras la despedida de Cristiano Ronaldo. Como me dijo una vez un ex jugador del club blanco y actual entrenador en la élite, “cuando el Madrid no gana hay que cambiar algunas piezas, aunque tú no seas responsable”. El club confió en él y le renovó. Toni respondió con creces a esa confianza

Por ese mediocampo pasaron compatriotas del nivel de Paul Breitner, Günter Netzer, Uli Stielike y Bernd Schuster. Toni ya se ha puesto en cabeza de todos ellos y será difícil que alguien llegue a desbancarle. 

Capaz de jugar con maestría en largo y en corto y hacer fácil lo difícil, tiene cuerda para rato a sus 31 años. Casemiro, Kroos y Modric están marcando una época en el Real Madrid. Dentro de muchos años se recordará como un centro del campo de leyenda. La CKM tiene en su K, un elemento indispensable. 

Imagen de cabecera: Real Madrid

etiquetas:

Real Madrid Toni Kroos

_Real Madrid

Fallece Paco Gento

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
18-01-2022

_Real Madrid

Ancelotti lo sabe

Alberto López Frau @alberlopezfrau
17-01-2022