_Huesca

El Marcelo de Badajoz

Joel Sierra @_JoeLSierra_ 27-01-2021

Cuando surgió en el primer equipo del Badajoz y todavía jugaba en regional preferente, se le conocía futbolísticamente con el curioso apodo de ‘Rooney’, más por su aspecto físico que por sus características como jugador, pero Javi Galán es en la actualidad, tras dar el clásico paso atrás desde el extremo a la línea defensiva, un lateral zurdo que tiene mucho más que ver con lo que siempre ha representado Marcelo que con el recientemente retirado atacante inglés.

Como el talentoso defensor brasileño, que ha marcado una época gloriosa en el Real Madrid, Galán es un lateral con la maravillosa, valiosísima y poco frecuente aptitud de ocupar toda la banda, ya sea pegado a la cal o atacando pasillos interiores, uno de sus movimientos predilectos y más peligrosos para el equipo rival y constituir una salida desde atrás por sí mismo. Una manera de iniciar el juego y de progresar hacia la mitad contraria del campo que ni le pide nada ni depende del sistema por su enorme autosuficiencia y capacidad regateadora para eliminar rivales del mismo modo que un parabrisas quita las gotas de lluvia de la luna del coche.

Javi Galán, en 2019, con el Huesca. (Imago)

El defensa del Huesca, a pesar del mal momento a nivel de resultados que lleva atravesando su equipo a lo largo de la temporada, se ha convertido en este curso, a sus 26 años, en una de las más nítidas sensaciones de La Liga. Galán también posee un buen cambio de orientación y un notable pie para el centro, sobre todo cuando lo ejecuta desde distancias un poco más alejadas del pico del área, es técnico, tiene un sentido asociativo muy interesante, apenas falla o duda en las entregas y tiene unos primeros pasos muy potentes y una carrera sostenida muy rápida.

Este conjunto de virtudes ha hecho que Pacheta, recién aterrizado en El Alcoraz, haya decidido darle la totalidad del carril exterior izquierdo con su cambio de sistema a un 3-4-2-1. Una nueva estructura táctica motivada precisamente por la autosuficiencia ya comentada de Galán para ser un puñal y un factor individual de desequilibrio en fase ofensiva y porque de esta manera, con un jugador con esa inusitada facilidad para el desborde en campo rival partiendo desde el propio como él, puede proteger mejor el carril central tras pérdida y cerrar con más efectivos el área. Todo ello a través de un plan sensiblemente más reactivo, con el que intentar reforzar el equilibrio de los altoaragoneses y afilarse en ataque a partir del robo y transición por su banda.

Como a todo el Huesca en general, a Galán le está costando hacer cifras, pero si atendemos a las estadísticas en los aspectos más destacados de su juego —la capacidad para dar profundidad a su equipo partiendo desde muy atrás, la conducción, el regate y los centros—, sus números son abrumadores. El lateral pacense es el 4º futbolista de La Liga que más centros rematados sirve, el 9º en pases totales al área, el 6º que más faltas recibe, el 6º que más metros gana en conducción y el 2º que más regates exitosos realiza, solo superado y por poco por Leo Messi y con un porcentaje de éxito del 80%, muy alto para ese volumen. Desequilibrio puro y duro.

Al contrario de lo que suele pasar con este tipo de laterales tan generadores a nivel ofensivo, también es un seguro defensivamente, muy sólido atrás y, por lo tanto, completísimo. Es el futbolista que más tackles ganadores realiza de todo el campeonato, el que más duelos individuales no aéreos vence gracias a su habilidad y rapidez para meter el pie con acierto y el 9º que más pases bloquea. Y por si no fuese suficiente, Galán es asimismo un activo muy importante en la presión, erigiéndose como el 6º jugador de La Liga que más presiones exitosas ejecuta sobre los rivales, por lo que su concentración, su tensión competitiva y su aportación al juego son globales y constantes y explican el rendimiento tan sensacional al que está rayando.

No sabemos si el nuevo Huesca de Pacheta será capaz de revertir la situación en la segunda vuelta para ir asomando progresivamente la cabeza en la clasificación desde el farolillo rojo que ocupa desde hace varias fechas y si conseguirá mantenerse finalmente en Primera, pero lo que sí ha quedado meridianamente claro es que Javi Galán, el futbolista anteriormente conocido como ‘Rooney’, el Marcelo de Badajoz, el defensa más regateador de Europa, jugará en ella pase lo que pase, ya que su nivel pertenece rotundamente a la máxima categoría del fútbol español.

Imagen de cabecera: Alex Caparros/Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Cuando surgió en el primer equipo del Badajoz y todavía jugaba en regional preferente, se le conocía futbolísticamente con el curioso apodo de ‘Rooney’, más por su aspecto físico que por sus características como jugador, pero Javi Galán es en la actualidad, tras dar el clásico paso atrás desde el extremo a la línea defensiva, un lateral zurdo que tiene mucho más que ver con lo que siempre ha representado Marcelo que con el recientemente retirado atacante inglés.

Como el talentoso defensor brasileño, que ha marcado una época gloriosa en el Real Madrid, Galán es un lateral con la maravillosa, valiosísima y poco frecuente aptitud de ocupar toda la banda, ya sea pegado a la cal o atacando pasillos interiores, uno de sus movimientos predilectos y más peligrosos para el equipo rival y constituir una salida desde atrás por sí mismo. Una manera de iniciar el juego y de progresar hacia la mitad contraria del campo que ni le pide nada ni depende del sistema por su enorme autosuficiencia y capacidad regateadora para eliminar rivales del mismo modo que un parabrisas quita las gotas de lluvia de la luna del coche.

Javi Galán, en 2019, con el Huesca. (Imago)

El defensa del Huesca, a pesar del mal momento a nivel de resultados que lleva atravesando su equipo a lo largo de la temporada, se ha convertido en este curso, a sus 26 años, en una de las más nítidas sensaciones de La Liga. Galán también posee un buen cambio de orientación y un notable pie para el centro, sobre todo cuando lo ejecuta desde distancias un poco más alejadas del pico del área, es técnico, tiene un sentido asociativo muy interesante, apenas falla o duda en las entregas y tiene unos primeros pasos muy potentes y una carrera sostenida muy rápida.

Este conjunto de virtudes ha hecho que Pacheta, recién aterrizado en El Alcoraz, haya decidido darle la totalidad del carril exterior izquierdo con su cambio de sistema a un 3-4-2-1. Una nueva estructura táctica motivada precisamente por la autosuficiencia ya comentada de Galán para ser un puñal y un factor individual de desequilibrio en fase ofensiva y porque de esta manera, con un jugador con esa inusitada facilidad para el desborde en campo rival partiendo desde el propio como él, puede proteger mejor el carril central tras pérdida y cerrar con más efectivos el área. Todo ello a través de un plan sensiblemente más reactivo, con el que intentar reforzar el equilibrio de los altoaragoneses y afilarse en ataque a partir del robo y transición por su banda.

Como a todo el Huesca en general, a Galán le está costando hacer cifras, pero si atendemos a las estadísticas en los aspectos más destacados de su juego —la capacidad para dar profundidad a su equipo partiendo desde muy atrás, la conducción, el regate y los centros—, sus números son abrumadores. El lateral pacense es el 4º futbolista de La Liga que más centros rematados sirve, el 9º en pases totales al área, el 6º que más faltas recibe, el 6º que más metros gana en conducción y el 2º que más regates exitosos realiza, solo superado y por poco por Leo Messi y con un porcentaje de éxito del 80%, muy alto para ese volumen. Desequilibrio puro y duro.

Al contrario de lo que suele pasar con este tipo de laterales tan generadores a nivel ofensivo, también es un seguro defensivamente, muy sólido atrás y, por lo tanto, completísimo. Es el futbolista que más tackles ganadores realiza de todo el campeonato, el que más duelos individuales no aéreos vence gracias a su habilidad y rapidez para meter el pie con acierto y el 9º que más pases bloquea. Y por si no fuese suficiente, Galán es asimismo un activo muy importante en la presión, erigiéndose como el 6º jugador de La Liga que más presiones exitosas ejecuta sobre los rivales, por lo que su concentración, su tensión competitiva y su aportación al juego son globales y constantes y explican el rendimiento tan sensacional al que está rayando.

No sabemos si el nuevo Huesca de Pacheta será capaz de revertir la situación en la segunda vuelta para ir asomando progresivamente la cabeza en la clasificación desde el farolillo rojo que ocupa desde hace varias fechas y si conseguirá mantenerse finalmente en Primera, pero lo que sí ha quedado meridianamente claro es que Javi Galán, el futbolista anteriormente conocido como ‘Rooney’, el Marcelo de Badajoz, el defensa más regateador de Europa, jugará en ella pase lo que pase, ya que su nivel pertenece rotundamente a la máxima categoría del fútbol español.

Imagen de cabecera: Alex Caparros/Getty Images

_Huesca

La confirmación de una promesa

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
17-05-2021

_Huesca

No le llames Dios, llámale Pacheta

Borja Palomar @borja_palomar
25-02-2021