_Real Madrid

El listón para Sergio Ramos

Sergio Ramos, mito del madridismo reciente. Superhéroe dotado de capa invisible que le catapulta y sostiene en vuelos eternos de extraordinarias consecuencias. Exponente fiel de los éxitos merengues del siglo XXI, tradicional torero de capote ligero, artista contemporáneo, noble liderazgo. Jamás sobre figura tan determinante recayeron sombras tan extensas.

Y es que los superhéroes poseen capa aunque, como el central sevillano, también se protegen con máscara. Esa que el capitán madridista portaba en San Mamés, la noche en que superó a Alfaro y Aguado como futbolistas con más expulsiones en la historia de La Liga. Ya son 19 las que acumula el camero, colocando su nombre en las reseñas históricas, como ya lo había hecho por sus determinantes goles postreros o por un currículum inmaculado, un palmarés a la altura de pocos.

A Ramos, además, aún le queda cuerda para engrosar ambos registros, alargando su leyenda a base de títulos y oscureciendo su fama a través del régimen disciplinario.

(Getty)

El listón para aquellos que en el futuro puedan llegar a superar el dudoso honor de convertirse en el futbolista más expulsado en la historia de la competición doméstica quedará realmente alto. Opuestamente elevado es el listón que se ha colocado al central precisamente en nuestras fronteras a la hora de mostrarle prematuramente el camino de vestuarios, alcanzando hasta las 19 expulsiones, en cerca de 500 encuentros. Realmente curioso resulta el opuesto dato que arrojan sus actuaciones con la selección española, en las que no fue expulsado jamás, o en competiciones europeas, en las que el número de expulsiones se ve reducido a tres.

Tenaz, expeditivo, rudo, contundente y pasional. Adjetivos que definen el carácter futbolístico de un jugador como Sergio Ramos, visceral, impulsivo, decisivo, vital. Alguien que no escatima esfuerzos en defensa de los intereses de su equipo, líder natural, con dotes de mando inherentes y adquiridos en una plaza de enjundia como lo es el Real Madrid. Sin embargo, de su carácter se alejan calificativos como violento o antideportivo.

De ahí que el listón para Sergio Ramos en España se encuentre, quizá, situado a un nivel excesivamente bajo de acuerdo a sus características, en base a los hechos, en comparación con el listón que soportan el resto de jugadores. Límites establecidos que asemejan aplicarse con diferentes varas de medir en función del protagonista. No debería ser así, el listón debería estar equilibrado.

Si Sergio Ramos ha sido expulsado en más ocasiones que Pablo Alfaro encontrándose aún lejos del ocaso de su carrera, algo ha ocurrido por el camino que ha debido endurecer la normativa en el sentido disciplinario. No cabe duda, como tampoco existe debate acerca de la importancia de Ramos en la historia del madridismo y del fútbol español. Orgullo. Eterno. Sergio Ramos, al máximo siempre.

 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Sergio Ramos, mito del madridismo reciente. Superhéroe dotado de capa invisible que le catapulta y sostiene en vuelos eternos de extraordinarias consecuencias. Exponente fiel de los éxitos merengues del siglo XXI, tradicional torero de capote ligero, artista contemporáneo, noble liderazgo. Jamás sobre figura tan determinante recayeron sombras tan extensas.

Y es que los superhéroes poseen capa aunque, como el central sevillano, también se protegen con máscara. Esa que el capitán madridista portaba en San Mamés, la noche en que superó a Alfaro y Aguado como futbolistas con más expulsiones en la historia de La Liga. Ya son 19 las que acumula el camero, colocando su nombre en las reseñas históricas, como ya lo había hecho por sus determinantes goles postreros o por un currículum inmaculado, un palmarés a la altura de pocos.

A Ramos, además, aún le queda cuerda para engrosar ambos registros, alargando su leyenda a base de títulos y oscureciendo su fama a través del régimen disciplinario.

(Getty)

El listón para aquellos que en el futuro puedan llegar a superar el dudoso honor de convertirse en el futbolista más expulsado en la historia de la competición doméstica quedará realmente alto. Opuestamente elevado es el listón que se ha colocado al central precisamente en nuestras fronteras a la hora de mostrarle prematuramente el camino de vestuarios, alcanzando hasta las 19 expulsiones, en cerca de 500 encuentros. Realmente curioso resulta el opuesto dato que arrojan sus actuaciones con la selección española, en las que no fue expulsado jamás, o en competiciones europeas, en las que el número de expulsiones se ve reducido a tres.

Tenaz, expeditivo, rudo, contundente y pasional. Adjetivos que definen el carácter futbolístico de un jugador como Sergio Ramos, visceral, impulsivo, decisivo, vital. Alguien que no escatima esfuerzos en defensa de los intereses de su equipo, líder natural, con dotes de mando inherentes y adquiridos en una plaza de enjundia como lo es el Real Madrid. Sin embargo, de su carácter se alejan calificativos como violento o antideportivo.

De ahí que el listón para Sergio Ramos en España se encuentre, quizá, situado a un nivel excesivamente bajo de acuerdo a sus características, en base a los hechos, en comparación con el listón que soportan el resto de jugadores. Límites establecidos que asemejan aplicarse con diferentes varas de medir en función del protagonista. No debería ser así, el listón debería estar equilibrado.

Si Sergio Ramos ha sido expulsado en más ocasiones que Pablo Alfaro encontrándose aún lejos del ocaso de su carrera, algo ha ocurrido por el camino que ha debido endurecer la normativa en el sentido disciplinario. No cabe duda, como tampoco existe debate acerca de la importancia de Ramos en la historia del madridismo y del fútbol español. Orgullo. Eterno. Sergio Ramos, al máximo siempre.

 

_LaLiga

Sentar a Casemiro

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
21-09-2020

_Real Madrid

Javier Aznar: “Mido mi vida por el fútbol”

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
19-06-2020