_Tenis

El espectáculo debe continuar

Alejandro Pérez @aperezgom 18-06-2020

etiquetas:

ATP Tenis

Vuelve el tenis de máximo nivel. El circuito femenino se reanudará la semana del lunes tres de agosto y el circuito masculino hará lo propio el 14 de agosto, 11 días después. El calendario de emergencia incluye 17 semanas WTA y siete ATP que se podrán alargar en un mes para incluir gira asiática o las Finales ATP. Habrá USOpen y Roland Garros.

Los últimos 10 días han sido un continuo de rumores, filtraciones y reuniones entre organizadores y jugadores para definir lo que se ha hecho este miércoles 17 de junio. Tanto los Grand Slam como ATP y WTA supeditan cumplir el calendario conocido a la evolución de la situación y el cumplimiento de todas las medidas sanitarias.

Vamos por partes. El tenis femenino, tal como se había conocido hace unos días, comenzará antes que el masculino. La WTA levantará su telón en la ciudad italiana de Palermo en tierra. La semana siguiente está por determinar qué torneo se dispute. El 21 de agosto se disputará el torneo de Cincinnati que, excepcionalmente, tendrá lugar en Nueva York para concentrar toda la gira americana de cemento en el mismo espacio, Flushing Meadows.

Coincidiendo con la segunda semana de actividad en Queens hay desdoble de tenis regresando a la tierra batida europea: Estambul, Madrid, Roma y Estrasburgo se encadenarán como antesala de Roland Garros para conformar la gira de tierra batida más extraña en mucho tiempo. Con el Abierto de Francia concluido, el tenis femenino se traslada a Asia en la que es probablemente la decisión que esté más en el aire. El continente asiático fue el origen de la pandemia y por ejemplo la ATP no ha confirmado que realice la gira asiática propia de los torneos post-USOpen.

Seúl, Pekín, Wuhan, Nanchang, Zhengzhou, Tokyo, Shenzhen, Zhuhai y Guangzhou conforman las siete semanas asiáticas, interrumpidas a mitad de camino por una parada en Moscú. De cumplirse el calendario publicado, serán 17 semanas de tenis. Una perspectiva que hace bien poco parecía imposible. Todo, supeditado a la evolución de la situación. Seis semanas europeas, tres americanas y ocho asiáticas. Así es el calendario excepcional femenino para 2020.

La WTA será la primera en levantar su telón en la ciudad italiana de Palermo.

Respecto a las clasificaciones, el ente organizador del tenis femenino ha emplazado a futuras informaciones para confirmar como se trabajará. El ranking quedó congelado el lunes 16 de marzo. Los torneos que no se han celebrado y que no se han reubicado, simplemente se suprimen en 2020 y volverán en 2021. Y para las Finales WTA se contarán los puntos obtenidos en todo lo que se juegue hasta llegar a dicha cita.

Para el tenis masculino habrá que esperar dos semanas más que el femenino. Ellos volverán a escena en Washington, D.C. para, una semana después, quedarse durante 21 días en Queens encadenando el Masters 1000 de Cincinnati (habitualmente celebrado en Ohio) y el USOpen.

Al igual que ocurre en la WTA, dada la excepcionalidad de la situación, la segunda semana de torneo en Queens se solapará con un torneo adicional. En el caso masculino, será en Kitbuzhel, para comenzar la gira de tierra que, pasando por Madrid y Roma, desemboca en París (28 de septiembre al cinco de octubre más fase previa).

El tenis masculino no ha desvelado programación más allá del Grand Slam francés. La gira asiática, la gira de pista cubierta europea y las Finales ATP se espera que tengan fechas para mediados de julio.

Los circuitos ATP Challenger e ITF también se reanudarán la semana del 17 de agosto. Las medidas de seguridad que la vuelta de la actividad obliga a tomar incluyen la ausencia de público (o presencia muy reducida, según admite la ATP) y la adopción de medidas de seguridad y salud. La intención es recolocar la mayor cantidad de torneos posibles.

La mejor noticia posible es la publicación oficial de fechas de regreso de actividad. Pensar que tendremos tenis profesional durante tres meses en lo que queda de año era prácticamente una quimera hace un mes.

Todo lo desvelado esta semana es circunstancial y siempre está ligado a cómo evolucione la situación. La paradoja del deporte de la raqueta es que su naturaleza implica separación social pero también viajes alrededor del mundo. El primero es el requisito ideal para mantenerse en esta situación. El segundo es el último precepto que volveremos a disfrutar. Vuelve el tenis, el espectáculo debe continuar.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Vuelve el tenis de máximo nivel. El circuito femenino se reanudará la semana del lunes tres de agosto y el circuito masculino hará lo propio el 14 de agosto, 11 días después. El calendario de emergencia incluye 17 semanas WTA y siete ATP que se podrán alargar en un mes para incluir gira asiática o las Finales ATP. Habrá USOpen y Roland Garros.

Los últimos 10 días han sido un continuo de rumores, filtraciones y reuniones entre organizadores y jugadores para definir lo que se ha hecho este miércoles 17 de junio. Tanto los Grand Slam como ATP y WTA supeditan cumplir el calendario conocido a la evolución de la situación y el cumplimiento de todas las medidas sanitarias.

Vamos por partes. El tenis femenino, tal como se había conocido hace unos días, comenzará antes que el masculino. La WTA levantará su telón en la ciudad italiana de Palermo en tierra. La semana siguiente está por determinar qué torneo se dispute. El 21 de agosto se disputará el torneo de Cincinnati que, excepcionalmente, tendrá lugar en Nueva York para concentrar toda la gira americana de cemento en el mismo espacio, Flushing Meadows.

Coincidiendo con la segunda semana de actividad en Queens hay desdoble de tenis regresando a la tierra batida europea: Estambul, Madrid, Roma y Estrasburgo se encadenarán como antesala de Roland Garros para conformar la gira de tierra batida más extraña en mucho tiempo. Con el Abierto de Francia concluido, el tenis femenino se traslada a Asia en la que es probablemente la decisión que esté más en el aire. El continente asiático fue el origen de la pandemia y por ejemplo la ATP no ha confirmado que realice la gira asiática propia de los torneos post-USOpen.

Seúl, Pekín, Wuhan, Nanchang, Zhengzhou, Tokyo, Shenzhen, Zhuhai y Guangzhou conforman las siete semanas asiáticas, interrumpidas a mitad de camino por una parada en Moscú. De cumplirse el calendario publicado, serán 17 semanas de tenis. Una perspectiva que hace bien poco parecía imposible. Todo, supeditado a la evolución de la situación. Seis semanas europeas, tres americanas y ocho asiáticas. Así es el calendario excepcional femenino para 2020.

La WTA será la primera en levantar su telón en la ciudad italiana de Palermo.

Respecto a las clasificaciones, el ente organizador del tenis femenino ha emplazado a futuras informaciones para confirmar como se trabajará. El ranking quedó congelado el lunes 16 de marzo. Los torneos que no se han celebrado y que no se han reubicado, simplemente se suprimen en 2020 y volverán en 2021. Y para las Finales WTA se contarán los puntos obtenidos en todo lo que se juegue hasta llegar a dicha cita.

Para el tenis masculino habrá que esperar dos semanas más que el femenino. Ellos volverán a escena en Washington, D.C. para, una semana después, quedarse durante 21 días en Queens encadenando el Masters 1000 de Cincinnati (habitualmente celebrado en Ohio) y el USOpen.

Al igual que ocurre en la WTA, dada la excepcionalidad de la situación, la segunda semana de torneo en Queens se solapará con un torneo adicional. En el caso masculino, será en Kitbuzhel, para comenzar la gira de tierra que, pasando por Madrid y Roma, desemboca en París (28 de septiembre al cinco de octubre más fase previa).

El tenis masculino no ha desvelado programación más allá del Grand Slam francés. La gira asiática, la gira de pista cubierta europea y las Finales ATP se espera que tengan fechas para mediados de julio.

Los circuitos ATP Challenger e ITF también se reanudarán la semana del 17 de agosto. Las medidas de seguridad que la vuelta de la actividad obliga a tomar incluyen la ausencia de público (o presencia muy reducida, según admite la ATP) y la adopción de medidas de seguridad y salud. La intención es recolocar la mayor cantidad de torneos posibles.

La mejor noticia posible es la publicación oficial de fechas de regreso de actividad. Pensar que tendremos tenis profesional durante tres meses en lo que queda de año era prácticamente una quimera hace un mes.

Todo lo desvelado esta semana es circunstancial y siempre está ligado a cómo evolucione la situación. La paradoja del deporte de la raqueta es que su naturaleza implica separación social pero también viajes alrededor del mundo. El primero es el requisito ideal para mantenerse en esta situación. El segundo es el último precepto que volveremos a disfrutar. Vuelve el tenis, el espectáculo debe continuar.

etiquetas:

ATP Tenis

_Tenis

La mejor temporada de Alexander Zverev

Alejandro Pérez @aperezgom
25-11-2021