_Fórmula 1

El adiós de Sebastian Vettel

Marcos Pimentel @PimenMarcos77 20-11-2022

Las despedidas nunca son agradables, y menos cuando le tienes que decir adiós a un mito, a una leyenda que marcó la historia del deporte y que será recordado por siempre. Es el caso de Sebastian Vettel, un piloto como pocos han existido antes, cuatro veces campeón del mundo y con varios récords de precocidad con su firma. En resumen, un piloto generacional.

Se inició en esto de las cuatro ruedas en su país natal, Alemania, como piloto de karts allá por 1995. A los 16 años (2003) se mudó a los monoplazas y ganó el campeonato alemán de Fórmula BMW por lo que su futuro en el campeonato del mundo de Fórmula 1 se podía ver en el horizonte, todavía lejos, pero ahí estaba. En 2005 pasó a la F3 y, tan solo un año después, logró ser subcampeón de la categoría, en la que coincidió con Lewis Hamilton. Su debut en F1 llegaría solo un año después, en 2007, aunque no viviría su primera temporada completa hasta 2008. ¿La escudería? Toro Rosso, por supuesto. Pero no fue un ‘rookie’ cualquiera, era Sebastian Vettel. En ese primer año logró su primera pole y su primera victoria, ambas en el GP de Italia, dejando atrás a Kovalainen y a Kubica. A sus 21 años, terminó esa temporada 8º.

Evidentemente no solo se veía que era un piloto con mucho futuro, sino que se veía a una edad muy corta. De hecho, la pole en Monza que mencionaba anteriormente todavía es el récord de precocidad para esta marca (21 años y 73 días). También fue el más joven en ganar dos veces un mismo Gran Premio, el de Japón en 2009 y 2010, con 22 y 23 años. Sin ser por su edad, también tiene otro récord increíble: desde 2013 es el único piloto que ha sido capaz de ganar nueve carreras consecutivas en una misma temporada. Lo logró entre agosto (GP de Bélgica) y noviembre (GP de Brasil) de ese año.

Pero los récords quedan a un lado cuando hablamos de campeonatos del mundo, lo que de verdad importa y marca la diferencia. Pues en eso tampoco se queda corto. Cuatro veces campeón del mundo, todos de manera consecutiva (2010, 2011, 2012 y 2013) y con el escudo de Red Bull en el pecho. Es el 4º piloto que más veces lo ha logrado, solamente por detrás de los cinco de Juan Manuel Fangio, y los siete de Hamilton y Schumacher. Literalmente, historia viva del deporte.

Más allá de lo deportivo, ha sido una gran persona. Uno de los primeros pilotos en tener muestras de reivindicación cuando lo consideró oportuno, muy solidario con el colectivo LGTBI+ y otras causas sociales. Un líder en toda regla, un referente dentro y fuera de los circuitos. Los aficionados al deporte de las cuatro ruedas lo echaremos de menos, mucho.

Imagen de cabecera: Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Las despedidas nunca son agradables, y menos cuando le tienes que decir adiós a un mito, a una leyenda que marcó la historia del deporte y que será recordado por siempre. Es el caso de Sebastian Vettel, un piloto como pocos han existido antes, cuatro veces campeón del mundo y con varios récords de precocidad con su firma. En resumen, un piloto generacional.

Se inició en esto de las cuatro ruedas en su país natal, Alemania, como piloto de karts allá por 1995. A los 16 años (2003) se mudó a los monoplazas y ganó el campeonato alemán de Fórmula BMW por lo que su futuro en el campeonato del mundo de Fórmula 1 se podía ver en el horizonte, todavía lejos, pero ahí estaba. En 2005 pasó a la F3 y, tan solo un año después, logró ser subcampeón de la categoría, en la que coincidió con Lewis Hamilton. Su debut en F1 llegaría solo un año después, en 2007, aunque no viviría su primera temporada completa hasta 2008. ¿La escudería? Toro Rosso, por supuesto. Pero no fue un ‘rookie’ cualquiera, era Sebastian Vettel. En ese primer año logró su primera pole y su primera victoria, ambas en el GP de Italia, dejando atrás a Kovalainen y a Kubica. A sus 21 años, terminó esa temporada 8º.

Evidentemente no solo se veía que era un piloto con mucho futuro, sino que se veía a una edad muy corta. De hecho, la pole en Monza que mencionaba anteriormente todavía es el récord de precocidad para esta marca (21 años y 73 días). También fue el más joven en ganar dos veces un mismo Gran Premio, el de Japón en 2009 y 2010, con 22 y 23 años. Sin ser por su edad, también tiene otro récord increíble: desde 2013 es el único piloto que ha sido capaz de ganar nueve carreras consecutivas en una misma temporada. Lo logró entre agosto (GP de Bélgica) y noviembre (GP de Brasil) de ese año.

Pero los récords quedan a un lado cuando hablamos de campeonatos del mundo, lo que de verdad importa y marca la diferencia. Pues en eso tampoco se queda corto. Cuatro veces campeón del mundo, todos de manera consecutiva (2010, 2011, 2012 y 2013) y con el escudo de Red Bull en el pecho. Es el 4º piloto que más veces lo ha logrado, solamente por detrás de los cinco de Juan Manuel Fangio, y los siete de Hamilton y Schumacher. Literalmente, historia viva del deporte.

Más allá de lo deportivo, ha sido una gran persona. Uno de los primeros pilotos en tener muestras de reivindicación cuando lo consideró oportuno, muy solidario con el colectivo LGTBI+ y otras causas sociales. Un líder en toda regla, un referente dentro y fuera de los circuitos. Los aficionados al deporte de las cuatro ruedas lo echaremos de menos, mucho.

Imagen de cabecera: Getty Images

_Fórmula 1

Parc Fermé: Gran Premio de Abu Dhabi

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
22-11-2022

_Fórmula 1

El adiós de Sebastian Vettel

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
20-11-2022