_Levante

Días duros

Marcos Pimentel @PimenMarcos77 21-12-2021

etiquetas:

Levante UD

El Levante UD está viviendo un drama. Tras 18 partidos de liga y con solamente el partido en casa del Villarreal por delante para completar la primera vuelta, es el único equipo de las cinco grandes ligas europeas que no ha logrado ni una sola victoria en el campeonato liguero doméstico. Es más, el Levante solo ha logrado una victoria en lo que va de temporada, en primera ronda de la Copa del Rey ante el Huracán Melilla, equipo de la 1ª Regional (0-8). Ya en segunda ronda, cayeron sorpresivamente ante el Alcoyano y su héroe José Juan.

El equipo está necesitado de victorias, es más que urgente. En la clasificación de LaLiga se encuentran en última posición, marcando el farolillo rojo con 8 puntos. Entre las cinco grandes ligas solamente superan al Greuther Furth alemán, un recién ascendido que está camino a ser el peor equipo de la historia de la Bundesliga. En Italia, la Salernitana, otro recién ascendido, tiene también 8 puntos.

La desastrosa campaña del equipo valenciano choca con los logros de la pasada temporada. El 14º puesto logrado en liga se vio eclipsado por la actuación del equipo en Copa, donde lograron llegar hasta semifinales, hito histórico para el club.

Tan mal va el equipo que Alessio Lisci, quien ocupa a día de hoy el banquillo levantinista, es el tercer entrenador que pasa por él desde el pistoletazo de salida de la temporada 21/22. El mítico Paco López fue quien comenzó la temporada, como no podía ser de otra manera. Poco duró. Ya a principios de octubre fue destituido pues el equipo no lograba resultados. Javier Pereira fue su sustituto. Tras menos de dos meses, Pereira también fue destituido pues el equipo seguía haciendo de las suyas y logrando puntos más que residuales. Por supuesto, sin ninguna victoria. Desde entonces, Alessio Lisci, hasta entonces entrenador del filial, ha sido el encargado de intentar lograr el milagro, al menos de manera interina mientras se busca otra persona para el puesto.

Todo esto solamente causa más inestabilidad y confusión en los jugadores pues cada maestrillo tiene su librillo y, aunque los cambios no son radicales, los automatismos que un entrenador quiere pueden no ser útiles para otro.

Tras 11 de las ultimas 12 temporadas en 1ª división, esta podría ser la definitiva. Pese al duro momento que está pasando la parroquia levantinista, también quiero enviar un mensaje de esperanza. Sé que es lo típico que se dice, pero eso no le resta verdad: la temporada es muy larga. Tras el parón navideño comienzan las prisas, pero queda todavía media temporada. Media temporada es el camino que ha llevado al Levante hasta donde está ahora, ¿quién te asegura que no es tiempo suficiente para minimizar daños? Apoyen a su equipo más que nunca y si desciende, más todavía. Esto es fútbol, todo puede pasar.

Imagen de cabecera: Levante UD

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El Levante UD está viviendo un drama. Tras 18 partidos de liga y con solamente el partido en casa del Villarreal por delante para completar la primera vuelta, es el único equipo de las cinco grandes ligas europeas que no ha logrado ni una sola victoria en el campeonato liguero doméstico. Es más, el Levante solo ha logrado una victoria en lo que va de temporada, en primera ronda de la Copa del Rey ante el Huracán Melilla, equipo de la 1ª Regional (0-8). Ya en segunda ronda, cayeron sorpresivamente ante el Alcoyano y su héroe José Juan.

El equipo está necesitado de victorias, es más que urgente. En la clasificación de LaLiga se encuentran en última posición, marcando el farolillo rojo con 8 puntos. Entre las cinco grandes ligas solamente superan al Greuther Furth alemán, un recién ascendido que está camino a ser el peor equipo de la historia de la Bundesliga. En Italia, la Salernitana, otro recién ascendido, tiene también 8 puntos.

La desastrosa campaña del equipo valenciano choca con los logros de la pasada temporada. El 14º puesto logrado en liga se vio eclipsado por la actuación del equipo en Copa, donde lograron llegar hasta semifinales, hito histórico para el club.

Tan mal va el equipo que Alessio Lisci, quien ocupa a día de hoy el banquillo levantinista, es el tercer entrenador que pasa por él desde el pistoletazo de salida de la temporada 21/22. El mítico Paco López fue quien comenzó la temporada, como no podía ser de otra manera. Poco duró. Ya a principios de octubre fue destituido pues el equipo no lograba resultados. Javier Pereira fue su sustituto. Tras menos de dos meses, Pereira también fue destituido pues el equipo seguía haciendo de las suyas y logrando puntos más que residuales. Por supuesto, sin ninguna victoria. Desde entonces, Alessio Lisci, hasta entonces entrenador del filial, ha sido el encargado de intentar lograr el milagro, al menos de manera interina mientras se busca otra persona para el puesto.

Todo esto solamente causa más inestabilidad y confusión en los jugadores pues cada maestrillo tiene su librillo y, aunque los cambios no son radicales, los automatismos que un entrenador quiere pueden no ser útiles para otro.

Tras 11 de las ultimas 12 temporadas en 1ª división, esta podría ser la definitiva. Pese al duro momento que está pasando la parroquia levantinista, también quiero enviar un mensaje de esperanza. Sé que es lo típico que se dice, pero eso no le resta verdad: la temporada es muy larga. Tras el parón navideño comienzan las prisas, pero queda todavía media temporada. Media temporada es el camino que ha llevado al Levante hasta donde está ahora, ¿quién te asegura que no es tiempo suficiente para minimizar daños? Apoyen a su equipo más que nunca y si desciende, más todavía. Esto es fútbol, todo puede pasar.

Imagen de cabecera: Levante UD

etiquetas:

Levante UD

_Levante

El Levante UD desciende a Segunda División

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
13-05-2022

_Levante

Once metros

Cristina Caparrós @criscaparros
23-04-2022