_Fútbol Internacional

Diario de Catar: se viene un clásico

Marcos Pimentel @PimenMarcos77 04-12-2022

Ya comenzó la ronda del KO del Mundial de Catar 2022, el ‘mata-mata’. Los octavos de final dieron el pistoletazo de salida con un Países Bajos vs Estados Unidos y, más tarde, un Argentina vs Australia. Vamos a ver qué sucedió.

En el turno de las 16h, Países Bajos se enfrentó a Estados Unidos en un partido que ya se esperaba precioso y no decepcionó. La selección más joven del campeonato (EEUU) contra la eterna ‘naranja mecánica’, una selección histórica en el panorama internacional y con nombres también muy jóvenes como Frenkie de Jong, Denzel Dumfries, Cody Gakpo o Jurrien Timber en el once inicial. Irónicamente, su entrenador, Louis van Gaal, es el más longevo del campeonato, con 71 años. Como sabemos, esta será su última competición como seleccionador nacional.

Sin apenas tiempo para asimilar el escenario en el que estábamos, Memphis Depay anotó el primer tanto en el minuto 10 (asistencia de Dumfries) en su segunda titularidad en el Mundial. Es el goleador del equipo -2º máximo anotador de la historia de la selección (85), solo superado por Robin van Persie (102)- y se nota que es capital para Van Gaal. Llegó a Catar con problemas físicos y fue entrando en la competición paulatinamente pero ayer jugó 82 minutos, parece estar listo para lo que venga. Volviendo al partido, justo antes del descanso Daley Blind puso el 2-0, también asistido por Denzel Dumfries, un puñal por la banda derecha. La eliminatoria parecía encarrilada pero los estadounidenses no pensaban rendirse, en ningún momento fue una opción. Tras mucho intentarlo, Pulisic asistió a Wright y recortó distancias en el marcador en el minuto 76, era el 2-1. Todavía había tiempo para igualar el partido, más aun con la motivación de haberte visto fuera y tener todavía la oportunidad, o eso pensaban. Casi no tuvieron tiempo de empatar el partido antes de que, en el 81′, Denzel Dumfries pusiera el tercero y definitivo tanto en el marcador. Dos asistencias y un gol, vaya partido el suyo.

En el turno de las 20h se enfrentaron Argentina y Australia, un equipo que logró dar la sorpresa y avanzar de ronda dejando atrás a Dinamarca y Túnez. La ‘celeste y blanca’ parece haber dejado atrás el mal juego que la llevó a perder en la jornada inaugural ante Arabia Saudí, convirtiéndose en la primera gran sorpresa del campeonato. Completó un gran partido en el que dominó en todas las facetas del juego, eso sí, ante una Australia para nada acomplejada. Su partido también estuvo a la altura, nada que reprocharles. Esta generación de australianos ya son historia del deporte en su país.

En cuanto al partido, Leo Messi -cómo no- abrió el marcador en el 35′. En un partido como este en el que uno de los dos equipos se encierra mucho inaugurar el marcador a tu favor es clave: obliga al rival a tener que buscar el empate por lo que crea espacios en su zona defensiva lo que, a su vez, facilita la llegada de un segundo tanto, y así fue. En realidad el 2-0 para Argentina no llegó gracias a que el bloque australiano estuviese más adelantado, sino que fue el portero, Mathew Ryan -ex de Real Sociedad y Valencia, entre otros-, quien cometió un error grosero de los que cuestan partidos. Los australianos trataban de salir desde atrás con el balón jugado cuando Julián Álvarez y Lautaro ejercían la presión. Una vez el balón llegó a Ryan, fue demasiado lento en la toma de decisión y cuando se dio cuenta tenía a los dos jugadores encima, que le robaron el balón y marcaron a portería vacía. Gran movimiento de Álvarez, autor del gol.

Entonces el partido entró en un terreno que le interesaba más a los sudamericanos: controlaban la posesión del balón y el tempo del partido, lo que suele llamarse defender con balón. Pasaban los minutos y Australia parecía estar fuera del partido, hasta que llegó el 2-1. Más por fortuna que otra cosa, un disparo desde fuera del área que ni siquiera iba entre los tres palos fue desviado por Enzo Fernández y acabó en la portería del ‘Dibu’. Era el minuto 77. Entonces se creyeron con posibilidades de igualarlo y comenzaron a empujar, y lo hicieron hasta el final. El tanto del empate no llegó pero no anduvieron lejos. Es más, a falta de 20 segundos para el final, Emiliano Martínez tuvo que hacer una grandiosa parada haciéndose gigante y bloqueando el balón con el hombro, de las que se recuerdan una vez sales campeón.

De esta forma, Países Bajos conoció su rival para los cuartos de final. Se enfrentarán a Argentina en un clásico del fútbol de selecciones, un partido precioso de ver. Anoten en sus agendas: viernes, día 9 de diciembre, a las 20h (hora española). No hagan planes, y si los hacen que sean para ver el partido. Es un consejo.

Imagen de cabecera: Getty Images

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Ya comenzó la ronda del KO del Mundial de Catar 2022, el ‘mata-mata’. Los octavos de final dieron el pistoletazo de salida con un Países Bajos vs Estados Unidos y, más tarde, un Argentina vs Australia. Vamos a ver qué sucedió.

En el turno de las 16h, Países Bajos se enfrentó a Estados Unidos en un partido que ya se esperaba precioso y no decepcionó. La selección más joven del campeonato (EEUU) contra la eterna ‘naranja mecánica’, una selección histórica en el panorama internacional y con nombres también muy jóvenes como Frenkie de Jong, Denzel Dumfries, Cody Gakpo o Jurrien Timber en el once inicial. Irónicamente, su entrenador, Louis van Gaal, es el más longevo del campeonato, con 71 años. Como sabemos, esta será su última competición como seleccionador nacional.

Sin apenas tiempo para asimilar el escenario en el que estábamos, Memphis Depay anotó el primer tanto en el minuto 10 (asistencia de Dumfries) en su segunda titularidad en el Mundial. Es el goleador del equipo -2º máximo anotador de la historia de la selección (85), solo superado por Robin van Persie (102)- y se nota que es capital para Van Gaal. Llegó a Catar con problemas físicos y fue entrando en la competición paulatinamente pero ayer jugó 82 minutos, parece estar listo para lo que venga. Volviendo al partido, justo antes del descanso Daley Blind puso el 2-0, también asistido por Denzel Dumfries, un puñal por la banda derecha. La eliminatoria parecía encarrilada pero los estadounidenses no pensaban rendirse, en ningún momento fue una opción. Tras mucho intentarlo, Pulisic asistió a Wright y recortó distancias en el marcador en el minuto 76, era el 2-1. Todavía había tiempo para igualar el partido, más aun con la motivación de haberte visto fuera y tener todavía la oportunidad, o eso pensaban. Casi no tuvieron tiempo de empatar el partido antes de que, en el 81′, Denzel Dumfries pusiera el tercero y definitivo tanto en el marcador. Dos asistencias y un gol, vaya partido el suyo.

En el turno de las 20h se enfrentaron Argentina y Australia, un equipo que logró dar la sorpresa y avanzar de ronda dejando atrás a Dinamarca y Túnez. La ‘celeste y blanca’ parece haber dejado atrás el mal juego que la llevó a perder en la jornada inaugural ante Arabia Saudí, convirtiéndose en la primera gran sorpresa del campeonato. Completó un gran partido en el que dominó en todas las facetas del juego, eso sí, ante una Australia para nada acomplejada. Su partido también estuvo a la altura, nada que reprocharles. Esta generación de australianos ya son historia del deporte en su país.

En cuanto al partido, Leo Messi -cómo no- abrió el marcador en el 35′. En un partido como este en el que uno de los dos equipos se encierra mucho inaugurar el marcador a tu favor es clave: obliga al rival a tener que buscar el empate por lo que crea espacios en su zona defensiva lo que, a su vez, facilita la llegada de un segundo tanto, y así fue. En realidad el 2-0 para Argentina no llegó gracias a que el bloque australiano estuviese más adelantado, sino que fue el portero, Mathew Ryan -ex de Real Sociedad y Valencia, entre otros-, quien cometió un error grosero de los que cuestan partidos. Los australianos trataban de salir desde atrás con el balón jugado cuando Julián Álvarez y Lautaro ejercían la presión. Una vez el balón llegó a Ryan, fue demasiado lento en la toma de decisión y cuando se dio cuenta tenía a los dos jugadores encima, que le robaron el balón y marcaron a portería vacía. Gran movimiento de Álvarez, autor del gol.

Entonces el partido entró en un terreno que le interesaba más a los sudamericanos: controlaban la posesión del balón y el tempo del partido, lo que suele llamarse defender con balón. Pasaban los minutos y Australia parecía estar fuera del partido, hasta que llegó el 2-1. Más por fortuna que otra cosa, un disparo desde fuera del área que ni siquiera iba entre los tres palos fue desviado por Enzo Fernández y acabó en la portería del ‘Dibu’. Era el minuto 77. Entonces se creyeron con posibilidades de igualarlo y comenzaron a empujar, y lo hicieron hasta el final. El tanto del empate no llegó pero no anduvieron lejos. Es más, a falta de 20 segundos para el final, Emiliano Martínez tuvo que hacer una grandiosa parada haciéndose gigante y bloqueando el balón con el hombro, de las que se recuerdan una vez sales campeón.

De esta forma, Países Bajos conoció su rival para los cuartos de final. Se enfrentarán a Argentina en un clásico del fútbol de selecciones, un partido precioso de ver. Anoten en sus agendas: viernes, día 9 de diciembre, a las 20h (hora española). No hagan planes, y si los hacen que sean para ver el partido. Es un consejo.

Imagen de cabecera: Getty Images

_Inglaterra

Todo va sobre ruedas

Daniel Fernández-Pacheco @DFPV96
26-01-2023

_Italia

Evitar la ‘vendetta’

Marcos Pimentel @PimenMarcos77
25-01-2023