_Otros

Del sueño de un Mundial, a una lesión inesperada

María Ruiz @Mery_1791 08-03-2019

etiquetas:

El sueño de una futbolista de raza se puede desvanecer con un simple ‘latigazo’. Un instante. Un momento. Un giro desgarrador. Un segundo descontrolado y un ‘impasse’ en el tiempo. Y vuelta a la normalidad. Una normalidad inesperada provocada por una acción fortuita. Caerse para después levantarse. Y todas estas sensaciones compactadas en tan solo un intervalo de tiempo le ocurrieron a la jugadora del Valencia, Marta Carro.

Ocurrió en la Copa Algarve en el partido que disputaba España frente a Polonia. Las nuestras se despidieron pronto de la competición. Exactamente en el segundo partido del campeonato, aunque desde que comenzaron la travesía en Portugal, siempre estaban con la mentalidad puesta en aquel 2017 cuando salieron campeonas para intentar volver a conseguirlo. Pero no fue así. No solo perdieron 3-0 contra la número 34 del ranking FIFA, sino que, además perdieron a una jugadora que era candidata clave para el Mundial de Francia en verano, a Marta Carro. Así lo anunció la Federación en primera instancia: “La internacional española hubo de retirarse, tras una acción fortuita, en el minuto 67 del duelo ante Polonia celebrado en el Estadio Municipal de Lagos”. 

Después de esa información se confirmó lo peor: la jugadora tenía que volver a Valencia para someterse a una operación tras sufrir una rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Entre lágrimas, Marta Carro se despidió de sus compañeras: “Muchísimas gracias por todo. Por todo lo que me habéis demostrado cuando pasó esto. Os voy a seguir muy de cerca”, palabras que ofreció la jugadora a toda la plantilla antes de volver a España. Y palabras que se cortaron en la última palabra antes de romper a llorar, donde recibió un abrazo cariñoso por parte de Irene Paredes y el aplauso de todas ellas. 

Ya en casa, la jugadora andaluza recibió multitud de ánimos para una pronta recuperación, a lo que la defensa del Valencia agradeció con creces por su cuenta de Instagram: “Quería agradeceros todos y cada uno de los mensajes que recibí ayer dándome ánimos y mandándome fuerza desde cada rincón. (…) No voy a negar que duela, duele y mucho, pero a veces la vida te pone a prueba, te manda pequeños obstáculos para superar. Que no os quepa la menor duda que este lo superaré… Prepárate fútbol porque esto es solo una tregua”. 

Ese instante ha truncado el sueño de una jugadora que, posiblemente, iba a jugar un Mundial. A sus 28 años, a Marta Carro le quedan seis meses duros. Seis meses en los que tendrá que luchar y poner lo mejor de sí misma para recuperarse lo antes posible. Ella y todo su entorno confía en que lo hará rápido y bien. Lo que está claro es que para Carro la palabra ‘rendirse’ no es una opción. Mucho ánimo Marta y una pronta recuperación.

La foto proviene del Twitter oficial de la selección española. 

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El sueño de una futbolista de raza se puede desvanecer con un simple ‘latigazo’. Un instante. Un momento. Un giro desgarrador. Un segundo descontrolado y un ‘impasse’ en el tiempo. Y vuelta a la normalidad. Una normalidad inesperada provocada por una acción fortuita. Caerse para después levantarse. Y todas estas sensaciones compactadas en tan solo un intervalo de tiempo le ocurrieron a la jugadora del Valencia, Marta Carro.

Ocurrió en la Copa Algarve en el partido que disputaba España frente a Polonia. Las nuestras se despidieron pronto de la competición. Exactamente en el segundo partido del campeonato, aunque desde que comenzaron la travesía en Portugal, siempre estaban con la mentalidad puesta en aquel 2017 cuando salieron campeonas para intentar volver a conseguirlo. Pero no fue así. No solo perdieron 3-0 contra la número 34 del ranking FIFA, sino que, además perdieron a una jugadora que era candidata clave para el Mundial de Francia en verano, a Marta Carro. Así lo anunció la Federación en primera instancia: “La internacional española hubo de retirarse, tras una acción fortuita, en el minuto 67 del duelo ante Polonia celebrado en el Estadio Municipal de Lagos”. 

Después de esa información se confirmó lo peor: la jugadora tenía que volver a Valencia para someterse a una operación tras sufrir una rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Entre lágrimas, Marta Carro se despidió de sus compañeras: “Muchísimas gracias por todo. Por todo lo que me habéis demostrado cuando pasó esto. Os voy a seguir muy de cerca”, palabras que ofreció la jugadora a toda la plantilla antes de volver a España. Y palabras que se cortaron en la última palabra antes de romper a llorar, donde recibió un abrazo cariñoso por parte de Irene Paredes y el aplauso de todas ellas. 

Ya en casa, la jugadora andaluza recibió multitud de ánimos para una pronta recuperación, a lo que la defensa del Valencia agradeció con creces por su cuenta de Instagram: “Quería agradeceros todos y cada uno de los mensajes que recibí ayer dándome ánimos y mandándome fuerza desde cada rincón. (…) No voy a negar que duela, duele y mucho, pero a veces la vida te pone a prueba, te manda pequeños obstáculos para superar. Que no os quepa la menor duda que este lo superaré… Prepárate fútbol porque esto es solo una tregua”. 

Ese instante ha truncado el sueño de una jugadora que, posiblemente, iba a jugar un Mundial. A sus 28 años, a Marta Carro le quedan seis meses duros. Seis meses en los que tendrá que luchar y poner lo mejor de sí misma para recuperarse lo antes posible. Ella y todo su entorno confía en que lo hará rápido y bien. Lo que está claro es que para Carro la palabra ‘rendirse’ no es una opción. Mucho ánimo Marta y una pronta recuperación.

La foto proviene del Twitter oficial de la selección española. 

etiquetas:

_Destacado

3 preguntas sobre LaLiga 22-23

Adrià Campmany @campmany_adria
12-08-2022

_Fórmula 1

La Misión

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
11-08-2022