_Fórmula 1

Debut con victoria

Hay pocos hitos en la Fórmula 1 más grandes que lograr la victoria un Gran Premio. Tan solo un título mundial y superar alguna marca histórica pueden dejar mejor sensación que subir a lo más alto del podio. 108 pilotos en la historia han podido tener este sentimiento, de los cuales solo 33 han conseguido ganar más de 10 Grandes Premios. Es algo al alcance de unos pocos privilegiados.

Si ganar un Gran Premio es difícil, más aún lo es hacerlo en la primera carrera que un piloto disputa en el campeonato. Es algo que solo tres pilotos han logrado a lo largo de la historia: Giusepe Farina (Gran Bretaña, 1950), Johnnie Parsons (Indianápolis, 1950) y Giancarlo Baghetti (Francia, 1961). Estos tres registros se lograron en los primeros años de la categoría.Con el paso de los años, el ver a pilotos debutando en equipos punteros ha sido cada vez más extraño.

A día de hoy, es impensable que Mercedes, Ferrari o Red Bull coloquen a un debutante en uno de sus monoplazas. Previamente les hacen pasar por algún equipo inferior de la parrilla para que vayan tomando experiencia, por lo que ganar en su debut es misión imposible. En el siglo XXI, solo dos pilotos han conseguido subir al podio en su Gran Premio de debut. Ambos lo hicieron con McLaren. Lewis Hamilton (2007) y Kevin Magnussen (2014) han sido los únicos que se han llevado un trofeo para casa de su carrera de debut.

A continuación, realizamos un breve resumen de las tres ocasiones en las que un piloto se hizo con la victoria en su primer Gran Premio de Fórmula 1.

Giuseppe Farina: Gran Premio de Gran Bretaña 1950

Esta fue la primera carrera de la historia de la Fórmula 1, por lo que alguno de los 19 pilotos que tomaron la salida iba a tener el privilegio de ganar en su primera carrera. La primera fila de salida, la cual estaba compuesta por cuatro monoplazas, la ocuparon los cuatro pilotos de Alfa Romeo. La pole fue para Farina, el cual se acabó alzando con la victoria. Lideró casi la totalidad del Gran Premio, pero no llegó a meta con mucha ventaja. Aventajó en 2,6 segundos a su compañero Luigi Fagioli al ver la primera bandera a cuadros de la historia. A final de año, Giuseppe se proclamó campeón del mundo.

Johnnie Parsons: 500 millas de Indianápolis

Las 500 millas de Indianápolis fue una carrera puntuable para el campeonato de Fórmula 1 desde 1950 hasta 1960. La mítica prueba estadounidense celebrada en un óvalo pertenecía al calendario, aunque casi ninguno de los equipos presentes en los otros Grandes Premios del año tomaba parte en esta carrera. En 1950, ninguno de los pilotos que había disputado los dos Grandes Premios previos a las 500 millas de Indianápolis participó en esta prueba. De este modo, de forma similar a lo que ocurrió con el primer Gran Premio de la historia, en la primera cita celebrada en Indianápolis que contó para Fórmula 1 un piloto se iba a convertir en ganador en su primera carrera en la competición. La victoria fue para Johnnie Parsons, el cual comenzó la carrera en quinta posición al volante de un Kurtis Kraft. El estadounidense solo participó en la Fórmula 1 para disputar las 500 millas, haciéndolo de forma ininterrumpida desde 1950 hasta 1958. Solo ganó en su primera participación.

Giancarlo Baghetti: Gran Premio de Francia 1961

FISA, Federazione Italiana de Scuderia Automobilistiche, para la cuarta carrera de 1961 hizo que Giancarlo debutará en Fórmula 1 tras unos inicios muy prometedores en el automovilismo. Tras conseguir la segunda plaza en las 12 horas de Sebring, participó en dos carreras de Fórmula 1 que no puntuaban para el campeonato del mundo: los Grandes Premios de Siracusa y Naples. Ganó ambas citas. Dado su buen papel, FISA consiguió subirle a un Ferrari para el Gran Premio de Francia. Comenzó la carrera en sexta posición, pero fue escalando posiciones y se colocó en las últimas vueltas de carrera con opciones de victoria. Tomó el liderato por primera vez en la vuelta 41. El primer puesto de la carrera se fue alternando vuelta a vuelta entre Giancarlo Baghetti y Dan Gurney. Finalmente, el piloto italiano consiguió ganar la carrera con una ventaja de 0,1 segundos frente a su rival, convirtiéndose en el tercer y último piloto que ganaba en su carrera de debut.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Hay pocos hitos en la Fórmula 1 más grandes que lograr la victoria un Gran Premio. Tan solo un título mundial y superar alguna marca histórica pueden dejar mejor sensación que subir a lo más alto del podio. 108 pilotos en la historia han podido tener este sentimiento, de los cuales solo 33 han conseguido ganar más de 10 Grandes Premios. Es algo al alcance de unos pocos privilegiados.

Si ganar un Gran Premio es difícil, más aún lo es hacerlo en la primera carrera que un piloto disputa en el campeonato. Es algo que solo tres pilotos han logrado a lo largo de la historia: Giusepe Farina (Gran Bretaña, 1950), Johnnie Parsons (Indianápolis, 1950) y Giancarlo Baghetti (Francia, 1961). Estos tres registros se lograron en los primeros años de la categoría.Con el paso de los años, el ver a pilotos debutando en equipos punteros ha sido cada vez más extraño.

A día de hoy, es impensable que Mercedes, Ferrari o Red Bull coloquen a un debutante en uno de sus monoplazas. Previamente les hacen pasar por algún equipo inferior de la parrilla para que vayan tomando experiencia, por lo que ganar en su debut es misión imposible. En el siglo XXI, solo dos pilotos han conseguido subir al podio en su Gran Premio de debut. Ambos lo hicieron con McLaren. Lewis Hamilton (2007) y Kevin Magnussen (2014) han sido los únicos que se han llevado un trofeo para casa de su carrera de debut.

A continuación, realizamos un breve resumen de las tres ocasiones en las que un piloto se hizo con la victoria en su primer Gran Premio de Fórmula 1.

Giuseppe Farina: Gran Premio de Gran Bretaña 1950

Esta fue la primera carrera de la historia de la Fórmula 1, por lo que alguno de los 19 pilotos que tomaron la salida iba a tener el privilegio de ganar en su primera carrera. La primera fila de salida, la cual estaba compuesta por cuatro monoplazas, la ocuparon los cuatro pilotos de Alfa Romeo. La pole fue para Farina, el cual se acabó alzando con la victoria. Lideró casi la totalidad del Gran Premio, pero no llegó a meta con mucha ventaja. Aventajó en 2,6 segundos a su compañero Luigi Fagioli al ver la primera bandera a cuadros de la historia. A final de año, Giuseppe se proclamó campeón del mundo.

Johnnie Parsons: 500 millas de Indianápolis

Las 500 millas de Indianápolis fue una carrera puntuable para el campeonato de Fórmula 1 desde 1950 hasta 1960. La mítica prueba estadounidense celebrada en un óvalo pertenecía al calendario, aunque casi ninguno de los equipos presentes en los otros Grandes Premios del año tomaba parte en esta carrera. En 1950, ninguno de los pilotos que había disputado los dos Grandes Premios previos a las 500 millas de Indianápolis participó en esta prueba. De este modo, de forma similar a lo que ocurrió con el primer Gran Premio de la historia, en la primera cita celebrada en Indianápolis que contó para Fórmula 1 un piloto se iba a convertir en ganador en su primera carrera en la competición. La victoria fue para Johnnie Parsons, el cual comenzó la carrera en quinta posición al volante de un Kurtis Kraft. El estadounidense solo participó en la Fórmula 1 para disputar las 500 millas, haciéndolo de forma ininterrumpida desde 1950 hasta 1958. Solo ganó en su primera participación.

Giancarlo Baghetti: Gran Premio de Francia 1961

FISA, Federazione Italiana de Scuderia Automobilistiche, para la cuarta carrera de 1961 hizo que Giancarlo debutará en Fórmula 1 tras unos inicios muy prometedores en el automovilismo. Tras conseguir la segunda plaza en las 12 horas de Sebring, participó en dos carreras de Fórmula 1 que no puntuaban para el campeonato del mundo: los Grandes Premios de Siracusa y Naples. Ganó ambas citas. Dado su buen papel, FISA consiguió subirle a un Ferrari para el Gran Premio de Francia. Comenzó la carrera en sexta posición, pero fue escalando posiciones y se colocó en las últimas vueltas de carrera con opciones de victoria. Tomó el liderato por primera vez en la vuelta 41. El primer puesto de la carrera se fue alternando vuelta a vuelta entre Giancarlo Baghetti y Dan Gurney. Finalmente, el piloto italiano consiguió ganar la carrera con una ventaja de 0,1 segundos frente a su rival, convirtiéndose en el tercer y último piloto que ganaba en su carrera de debut.

_Fórmula 1

Las opciones de Fernando Alonso

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
25-05-2020

_Fórmula 1

Carlos Sainz, una nueva esperanza

Abraham Marqués @AbrahamMarques_
18-05-2020