_Fútbol

De Johan a Erling

Alberto López Frau @alberlopezfrau 15-09-2022

Pep Guardiola hizo una referencia anoche tras el partido de Champions entre Manchester City y Borussia Dortmund al golazo de Erling Haaland. Le recordó al que firmó Johan Cruyff en diciembre de 1973, batiendo a Miguel Reina, en el Camp Nou.  

La capacidad de Erling Haaland para rematar en el aire está al alcance de muy pocos y es cierto que su gol al Dortmund recuerda al que firmó Cruyff hace ahora 49 años. 

El gol de Cruyff al Atlético terminó siendo icónico por muchos motivos. Fue durante la primera temporada de Johan en España, la 73-74, en eso también tiene cosas en común con Haaland, recién llegado al City para esta 2022-23. En otros aspectos el contexto sí es muy diferente. 

La llegada de Cruyff coincidió con la apertura de nuevo a los extranjeros en la Liga, tras muchos años de ausencia. El contexto político y social de la época en España estaba muy revuelto. Eran los últimos años de la dictadura y el partido se jugó tan solo dos días después del atentado que costó la vida al presidente del Gobierno, Luis Carrero Blanco. Este hecho conmocionó al país en la previa e incluso corrió peligro una jornada que finalmente sí se disputó.

El partido se jugó un 22 de diciembre y era el sexto de Cruyff en España. La expectación fue impresionante y el rival muy atractivo, porque además era un gran Atlético, con Luis Aragonés aún sobre la hierba, Adelardo, aunque ambos fueron suplentes de inicio ese día, y un Gárate que marcó el único tanto Atlético. El Barça terminó ganando 2-1 aquel partido igual que el City al Dortmund, 2-1. 

Ese Atlético de Madrid terminó aquel curso disputando la final de la Copa de Europa en Bruselas ante el Bayern Múnich. De infausto recuerdo para los atléticos por el gol Schwarzenbeck, también a Miguel Reina, cuando el partido agonizaba y los rojiblancos iban ganando 1-0 tras marcar de falta Luis Aragonés. En 1974 no se jugaban prórrogas ni tandas de penaltis en las finales. En el partido de desempate, dos días después, el Bayern arrasó al Atleti y le ganó por cuatro goles a cero.

Cruyff en 1973 y Haaland en 2022 hicieron buenos dos centros muy distintos. Uno abierto larguísimo de Charly Rexach, en el caso de Johan, y otro con el empeine exterior de Joao Cancelo, en el caso de Erling. Los dos goles son dignos de un cuadro y ya se recordarán siempre juntos.  

Eso ayudará a no olvidar nunca el de Johan que fue maravilloso y quizá más sorprendente y nunca visto en la época. 

Sin lugar a dudas son goles para elegidos. Por la plasticidad y la dificultad de ambos. Rematar con precisión en el aire y haciendo ese escorzo no está al alcance de cualquiera. Zlatan Ibrahimovic hizo uno con algún parecido a Italia en la Euro 2004 y recientemente Robert Lewandowski, también en el Camp Nou, al Real Valladolid, pero ambos muy lejos de los de Cruyff y Haaland. 

La ilusión que ha desatado Erling Haaland en la Manchester azul es similar a la que desató Cruyff en Barcelona a su llegada en 1973. El Barça no ganaba la Liga desde 1960 y tuvo que ser Johan el que lo consiguiera de nuevo 14 años después. El City anhela la Champions y quién sabe si será de la mano del noruego cuando llegará definitivamente ese título.  

Es magnífico que Haaland marcase un gol así, porque el fútbol está lleno de guiños al pasado y ofrece la posibilidad siempre de unir pasado y presente. Eso es un maravilloso conductor de historias. Ayer lo recordó precisamente Guardiola, que aún era un bebé de dos años y 11 meses cuando Cruyff marcó aquel tanto. 

Imagen de cabecera: @ManCity

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Pep Guardiola hizo una referencia anoche tras el partido de Champions entre Manchester City y Borussia Dortmund al golazo de Erling Haaland. Le recordó al que firmó Johan Cruyff en diciembre de 1973, batiendo a Miguel Reina, en el Camp Nou.  

La capacidad de Erling Haaland para rematar en el aire está al alcance de muy pocos y es cierto que su gol al Dortmund recuerda al que firmó Cruyff hace ahora 49 años. 

El gol de Cruyff al Atlético terminó siendo icónico por muchos motivos. Fue durante la primera temporada de Johan en España, la 73-74, en eso también tiene cosas en común con Haaland, recién llegado al City para esta 2022-23. En otros aspectos el contexto sí es muy diferente. 

La llegada de Cruyff coincidió con la apertura de nuevo a los extranjeros en la Liga, tras muchos años de ausencia. El contexto político y social de la época en España estaba muy revuelto. Eran los últimos años de la dictadura y el partido se jugó tan solo dos días después del atentado que costó la vida al presidente del Gobierno, Luis Carrero Blanco. Este hecho conmocionó al país en la previa e incluso corrió peligro una jornada que finalmente sí se disputó.

El partido se jugó un 22 de diciembre y era el sexto de Cruyff en España. La expectación fue impresionante y el rival muy atractivo, porque además era un gran Atlético, con Luis Aragonés aún sobre la hierba, Adelardo, aunque ambos fueron suplentes de inicio ese día, y un Gárate que marcó el único tanto Atlético. El Barça terminó ganando 2-1 aquel partido igual que el City al Dortmund, 2-1. 

Ese Atlético de Madrid terminó aquel curso disputando la final de la Copa de Europa en Bruselas ante el Bayern Múnich. De infausto recuerdo para los atléticos por el gol Schwarzenbeck, también a Miguel Reina, cuando el partido agonizaba y los rojiblancos iban ganando 1-0 tras marcar de falta Luis Aragonés. En 1974 no se jugaban prórrogas ni tandas de penaltis en las finales. En el partido de desempate, dos días después, el Bayern arrasó al Atleti y le ganó por cuatro goles a cero.

Cruyff en 1973 y Haaland en 2022 hicieron buenos dos centros muy distintos. Uno abierto larguísimo de Charly Rexach, en el caso de Johan, y otro con el empeine exterior de Joao Cancelo, en el caso de Erling. Los dos goles son dignos de un cuadro y ya se recordarán siempre juntos.  

Eso ayudará a no olvidar nunca el de Johan que fue maravilloso y quizá más sorprendente y nunca visto en la época. 

Sin lugar a dudas son goles para elegidos. Por la plasticidad y la dificultad de ambos. Rematar con precisión en el aire y haciendo ese escorzo no está al alcance de cualquiera. Zlatan Ibrahimovic hizo uno con algún parecido a Italia en la Euro 2004 y recientemente Robert Lewandowski, también en el Camp Nou, al Real Valladolid, pero ambos muy lejos de los de Cruyff y Haaland. 

La ilusión que ha desatado Erling Haaland en la Manchester azul es similar a la que desató Cruyff en Barcelona a su llegada en 1973. El Barça no ganaba la Liga desde 1960 y tuvo que ser Johan el que lo consiguiera de nuevo 14 años después. El City anhela la Champions y quién sabe si será de la mano del noruego cuando llegará definitivamente ese título.  

Es magnífico que Haaland marcase un gol así, porque el fútbol está lleno de guiños al pasado y ofrece la posibilidad siempre de unir pasado y presente. Eso es un maravilloso conductor de historias. Ayer lo recordó precisamente Guardiola, que aún era un bebé de dos años y 11 meses cuando Cruyff marcó aquel tanto. 

Imagen de cabecera: @ManCity