_Tenis

David Ferrer: «Ya no tengo los privilegios de un top ten»

El español David Ferrer, número 23 del ranking mundial, aseguró después de jugar su partido de segunda ronda del Abierto de Australia en la cancha siete, lejos de los focos, que es lógico que el tenis ya no le trate como un «top ten». «Lo acepto, es que es lo que hay y es lo que toca. No puedo considerarme o querer tener los privilegios de un ‘top ten’ cuando no lo soy», indicó Ferrer, de 34 años y que llegó a ser número tres del mundo, tras ganar al estadounidense Ernesto Escobedo por 2-6, 6-4, 6-4 y 6-2.

«Recuerdo que a Juan Carlos Ferrero, que había sido número uno, le pusieron un año aquí en la pista 17 con Viktor Troicki. Luchó hasta morir y perdió en el quinto set. El otro día me acordé de eso, de cómo lo aceptó Juan Carlos y yo lo acepto», añadió. Ferrer, que lleva sin ganar un título desde octubre 2015, fue cayendo en el ranking en los últimos meses y llegó a Australia como el vigésimo tercer mejor jugador del mundo.

Leer más: La primera gran sorpresa del año

«Aún me encuentro bien, estoy en tercera ronda y lo valoro más, voy a cumplir 35 años dentro de poco. Me siento orgulloso de mí mismo», señaló. Acostumbrado a jugar en los principales estadios del mundo, Ferrer disputó hoy su partido en una de las canchas más pequeñas de Melbourne Park. En la primera ronda, sin embargo, había jugado en la Hisense, el tercer estadio más importante. «El otro día jugué en la Hisense y para mí es un regalo», explicó Ferrer. Aunque quizás la organización le programó en ese estadio porque su rival era un australiano, Omar Jasika.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

El español David Ferrer, número 23 del ranking mundial, aseguró después de jugar su partido de segunda ronda del Abierto de Australia en la cancha siete, lejos de los focos, que es lógico que el tenis ya no le trate como un «top ten». «Lo acepto, es que es lo que hay y es lo que toca. No puedo considerarme o querer tener los privilegios de un ‘top ten’ cuando no lo soy», indicó Ferrer, de 34 años y que llegó a ser número tres del mundo, tras ganar al estadounidense Ernesto Escobedo por 2-6, 6-4, 6-4 y 6-2.

«Recuerdo que a Juan Carlos Ferrero, que había sido número uno, le pusieron un año aquí en la pista 17 con Viktor Troicki. Luchó hasta morir y perdió en el quinto set. El otro día me acordé de eso, de cómo lo aceptó Juan Carlos y yo lo acepto», añadió. Ferrer, que lleva sin ganar un título desde octubre 2015, fue cayendo en el ranking en los últimos meses y llegó a Australia como el vigésimo tercer mejor jugador del mundo.

Leer más: La primera gran sorpresa del año

«Aún me encuentro bien, estoy en tercera ronda y lo valoro más, voy a cumplir 35 años dentro de poco. Me siento orgulloso de mí mismo», señaló. Acostumbrado a jugar en los principales estadios del mundo, Ferrer disputó hoy su partido en una de las canchas más pequeñas de Melbourne Park. En la primera ronda, sin embargo, había jugado en la Hisense, el tercer estadio más importante. «El otro día jugué en la Hisense y para mí es un regalo», explicó Ferrer. Aunque quizás la organización le programó en ese estadio porque su rival era un australiano, Omar Jasika.

_Tenis

Pasear por París en tiempos de Roland Garros

David Sánchez @dasanchez__
26-05-2022

_Tenis

Raducanu no levanta cabeza

Redacción @SpheraSports
25-05-2022