_NBA

Curry, en el Olimpo del triple

Juan Díaz @JuandiRgz 15-12-2021

Si existiese un dios del baloncesto lanzaría sus triples como Stephen Curry. Los tiros de Steph forman parte del patrimonio de la nobleza baloncestística. Atrás quedan para los “puretas” los Bird, Miller y Allen. Lo que sucede con Curry es que hace olvidar el sentido estético del triple, que en su caso también roza la perfección, para imponer una estricta ley de la eficacia. Nadie en la historia, tiro por tiro, ha lanzado mejor que él.

Hace tan solo unos días, cuando todavía estaba a 16 triples de superar el récord de Ray Allen, existía cierto run run en la liga por comprobar si sería capaz de anotar todos en un partido. Evidentemente esto no sucedió, hubo que esperar tres partidos más, pero simplemente el hecho de que se considerase posible habla de lo realmente bueno que es.

“Si hay un jugador en la historia de la NBA que puede hacer 16 triples, ese es Steph Curry Estoy literalmente sentado en casa, haciendo los cálculos en mi cabeza. Estoy como… «16». Bien, sé que ha hecho 12 varias veces. Bueno, si hay alguien que puede conseguirlos será él‘, confesaba LeBron James.

Podríamos etiquetar a Steph como el jugador más importante de los últimos 20 años sin miedo a equivocarnos y con varios argumentos diferentes. Podría hacerse directamente por currículum: tres veces campeón, dos veces MVP, dos veces líder en anotaciones y el único MVP unánime en la historia de la NBA. Sin embargo, hay quien reprocharía, lleno de razón y con los datos en la mano, que es LeBron quien ha cosechado más éxitos en este período de tiempo.

No obstante, el impacto que Curry tuvo en el baloncesto está a la altura de Bill Russell, “Magic y Bird” -como fenómeno deportivo-, o el propio Jordan. Su forma de lanzar a canasta transformó la NBA tal como la conocemos. Ha desvirtuado su deporte hasta convertirlo en algo completamente diferente a lo que se había visto antes.

La pasada noche los aficionados del Madison Square Garden han podido asistir a lo que se puede considerar la crónica de un récord anunciado. Curry ya capitaneaba el Olimpo del tiro de larga distancia, tan solo faltaba que la tabla de máximos anotadores históricos lo reflejase. En una carrera en la que solo compite contra sí mismo todavía no está próximo al final del camino, pero todos sabemos que ya ha ganado.

Imagen de cabecera: @warriors

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

Si existiese un dios del baloncesto lanzaría sus triples como Stephen Curry. Los tiros de Steph forman parte del patrimonio de la nobleza baloncestística. Atrás quedan para los “puretas” los Bird, Miller y Allen. Lo que sucede con Curry es que hace olvidar el sentido estético del triple, que en su caso también roza la perfección, para imponer una estricta ley de la eficacia. Nadie en la historia, tiro por tiro, ha lanzado mejor que él.

Hace tan solo unos días, cuando todavía estaba a 16 triples de superar el récord de Ray Allen, existía cierto run run en la liga por comprobar si sería capaz de anotar todos en un partido. Evidentemente esto no sucedió, hubo que esperar tres partidos más, pero simplemente el hecho de que se considerase posible habla de lo realmente bueno que es.

“Si hay un jugador en la historia de la NBA que puede hacer 16 triples, ese es Steph Curry Estoy literalmente sentado en casa, haciendo los cálculos en mi cabeza. Estoy como… «16». Bien, sé que ha hecho 12 varias veces. Bueno, si hay alguien que puede conseguirlos será él‘, confesaba LeBron James.

Podríamos etiquetar a Steph como el jugador más importante de los últimos 20 años sin miedo a equivocarnos y con varios argumentos diferentes. Podría hacerse directamente por currículum: tres veces campeón, dos veces MVP, dos veces líder en anotaciones y el único MVP unánime en la historia de la NBA. Sin embargo, hay quien reprocharía, lleno de razón y con los datos en la mano, que es LeBron quien ha cosechado más éxitos en este período de tiempo.

No obstante, el impacto que Curry tuvo en el baloncesto está a la altura de Bill Russell, “Magic y Bird” -como fenómeno deportivo-, o el propio Jordan. Su forma de lanzar a canasta transformó la NBA tal como la conocemos. Ha desvirtuado su deporte hasta convertirlo en algo completamente diferente a lo que se había visto antes.

La pasada noche los aficionados del Madison Square Garden han podido asistir a lo que se puede considerar la crónica de un récord anunciado. Curry ya capitaneaba el Olimpo del tiro de larga distancia, tan solo faltaba que la tabla de máximos anotadores históricos lo reflejase. En una carrera en la que solo compite contra sí mismo todavía no está próximo al final del camino, pero todos sabemos que ya ha ganado.

Imagen de cabecera: @warriors