_Fútbol femenino

Cuestión de coeficiente

España cuenta con el tercer mejor coeficiente para la UEFA gracias al buen hacer del FC Barcelona en estos últimos años (finalista en tres de cuatro ediciones y campeón en 2021) y también a las barreras superadas por clubes como Atlético y Real Madrid, alcanzando los cuartos de final. Solo Francia, con los poderosos Lyon y PSG, y Alemania (los éxitos del Wolfsburg y, en menor medida, del Bayern Múnich) están por delante en el ránking que elabora UEFA. Sin embargo, esta lista apenas se tiene en cuenta a la hora de acceder a la más importante competición a nivel de clubes que organiza la propia UEFA, la Women’s Champions League.

Y eso afecta de forma directa a una Real Sociedad que, pese a ser el subcampeón en el país con el tercer mejor coeficiente, tiene que disputar una ronda previa durísima ante el Bayern Múnich, subcampeón del país con segundo mejor coeficiente. Algo parecido le ha pasado al Real Madrid en los dos últimos años, teniendo que jugar ante el Manchester City. Las citizens han caído tanto en 2021 como en 2022, por lo que no jugarán la Champions League por segundo año consecutivo pese a acabar 2º y 3º respectivamente en el país con el 4º mejor coeficiente de Europa.

El sistema de la UEFA para la UWCL favorece a los campeones de ligas menores, que cuentan con otra ruta de clasificación. A partir del 5º coeficiente, los campeones se enfrentan entre sí, así que vemos al Kharkiv (campeón de Ucrania) frente al Vllaznia (campeón de Albania). El 15º país en coeficiente frente al 23º. O el Sarajevo (campeón de Bosnia) contra el Zúrich (campeón de Suiza). El 27º contra el 18º.

Así, la fase de grupos se llena de campeones de ligas menores, un premio que la UEFA otorga por la regularidad y que contribuye a la globalización y la diversidad de países en la fase de grupos. Sin embargo, la principal razón por la que no emplea el mismo sistema en la Liga de Campeones masculina es precisamente para no reducir el nivel de la competición (y menos ahora con la amenaza de la Superliga). Los campeones de ligas menores afrontan numerosas rondas previas antes de soñar con jugar la fase de grupos. Y los cuatro primeros de las ligas con mejor coeficiente acceden directamente. Hay quien pensará que es justo. Y los hay que piensan que no. Al fin y al cabo, cada liga se ha ganado su coeficiente por méritos propios, y hay casos en que las diferencias son abismales.

Top-20 de países con mejor coeficiente UEFA en fútbol femenino

En la fase de grupos de la temporada 2021-2022 vimos cómo el Servette suizo se despedía con ningún gol a favor y 23 en contra. El Breiðablik islandés, 0 goles anotados y 18 encajados. El Køge danés, dos goles a favor y 22 en contra. Y el Häcken sueco, tres goles a favor y 18 en contra (si bien consiguió la machada de vencer al Benfica en su estadio (0-1). Para jugar la fase de grupos, estos equipos tuvieron que vencer en la fase previa al Glasgow City escocés, el Osijek croata, el Sparta Praga checo y el Vålerenga noruego. Lyon y Wolfsburg, que fueron campeones de su grupo y después campeón y semifinalista respectivamente, tuvieron que vencer al Levante (3º en España, 4º país entonces) y al Girondins (3º en Francia, 1º país).

En España escuece este sistema porque la Real Sociedad de Natalia Arroyo es un equipazo que se ha ganado disfrutar de la UEFA Women’s Champions League en su esplendor tras acabar subcampeón por delante de grandes como Real Madrid o Atlético. Pero para estar ahí tiene que vencer a doble partido al Bayern, subcampeón alemán que cuenta además con varias figuras que fueron subcampeonas de la pasada Eurocopa con Alemania. En el Reale Arena sufrió y compitió ante uno de los mejores equipos del continente, pero viajará a Múnich con una desventaja (0-1) que deberá remontar. La UEFA deberá preguntarse si compensa que en una fase previa se queden fuera clubes de esta talla, como la Juventus, el Arsenal, el Ajax, el Benfica, la Roma, el PSG o el Real Madrid.

Sp_

siguenos en:

©2019 Copyright Sphera Sports | Derechos reservados

España cuenta con el tercer mejor coeficiente para la UEFA gracias al buen hacer del FC Barcelona en estos últimos años (finalista en tres de cuatro ediciones y campeón en 2021) y también a las barreras superadas por clubes como Atlético y Real Madrid, alcanzando los cuartos de final. Solo Francia, con los poderosos Lyon y PSG, y Alemania (los éxitos del Wolfsburg y, en menor medida, del Bayern Múnich) están por delante en el ránking que elabora UEFA. Sin embargo, esta lista apenas se tiene en cuenta a la hora de acceder a la más importante competición a nivel de clubes que organiza la propia UEFA, la Women’s Champions League.

Y eso afecta de forma directa a una Real Sociedad que, pese a ser el subcampeón en el país con el tercer mejor coeficiente, tiene que disputar una ronda previa durísima ante el Bayern Múnich, subcampeón del país con segundo mejor coeficiente. Algo parecido le ha pasado al Real Madrid en los dos últimos años, teniendo que jugar ante el Manchester City. Las citizens han caído tanto en 2021 como en 2022, por lo que no jugarán la Champions League por segundo año consecutivo pese a acabar 2º y 3º respectivamente en el país con el 4º mejor coeficiente de Europa.

El sistema de la UEFA para la UWCL favorece a los campeones de ligas menores, que cuentan con otra ruta de clasificación. A partir del 5º coeficiente, los campeones se enfrentan entre sí, así que vemos al Kharkiv (campeón de Ucrania) frente al Vllaznia (campeón de Albania). El 15º país en coeficiente frente al 23º. O el Sarajevo (campeón de Bosnia) contra el Zúrich (campeón de Suiza). El 27º contra el 18º.

Así, la fase de grupos se llena de campeones de ligas menores, un premio que la UEFA otorga por la regularidad y que contribuye a la globalización y la diversidad de países en la fase de grupos. Sin embargo, la principal razón por la que no emplea el mismo sistema en la Liga de Campeones masculina es precisamente para no reducir el nivel de la competición (y menos ahora con la amenaza de la Superliga). Los campeones de ligas menores afrontan numerosas rondas previas antes de soñar con jugar la fase de grupos. Y los cuatro primeros de las ligas con mejor coeficiente acceden directamente. Hay quien pensará que es justo. Y los hay que piensan que no. Al fin y al cabo, cada liga se ha ganado su coeficiente por méritos propios, y hay casos en que las diferencias son abismales.

Top-20 de países con mejor coeficiente UEFA en fútbol femenino

En la fase de grupos de la temporada 2021-2022 vimos cómo el Servette suizo se despedía con ningún gol a favor y 23 en contra. El Breiðablik islandés, 0 goles anotados y 18 encajados. El Køge danés, dos goles a favor y 22 en contra. Y el Häcken sueco, tres goles a favor y 18 en contra (si bien consiguió la machada de vencer al Benfica en su estadio (0-1). Para jugar la fase de grupos, estos equipos tuvieron que vencer en la fase previa al Glasgow City escocés, el Osijek croata, el Sparta Praga checo y el Vålerenga noruego. Lyon y Wolfsburg, que fueron campeones de su grupo y después campeón y semifinalista respectivamente, tuvieron que vencer al Levante (3º en España, 4º país entonces) y al Girondins (3º en Francia, 1º país).

En España escuece este sistema porque la Real Sociedad de Natalia Arroyo es un equipazo que se ha ganado disfrutar de la UEFA Women’s Champions League en su esplendor tras acabar subcampeón por delante de grandes como Real Madrid o Atlético. Pero para estar ahí tiene que vencer a doble partido al Bayern, subcampeón alemán que cuenta además con varias figuras que fueron subcampeonas de la pasada Eurocopa con Alemania. En el Reale Arena sufrió y compitió ante uno de los mejores equipos del continente, pero viajará a Múnich con una desventaja (0-1) que deberá remontar. La UEFA deberá preguntarse si compensa que en una fase previa se queden fuera clubes de esta talla, como la Juventus, el Arsenal, el Ajax, el Benfica, la Roma, el PSG o el Real Madrid.